/ lunes 22 de agosto de 2016

Cuentas Claras

  • Carolina Navarrete
  • Apoyo a Pemex

Una vez que Pemex modificó las condiciones laborales con sus trabajadores, y que un experto independiente revisó las obligaciones en pensiones y jubilaciones, el Gobierno federal asumió una parte del pasivo laboral de Pemex: 184 mil 230 millones de pesos.

Y para fortalecer la posición financiera de la empresa, la Secretaría de Hacienda intercambió con Pemex Bondes D por un monto de 47 mil millones de pesos, que la empresa vendió a la Banca de Desarrollo, a precios de mercado, para hacer frente a sus obligaciones de pago por pensiones y jubilaciones de 2016.

El objetivo es elevar la competitividad y productividad de Pemex, pero este apoyo estuvo condicionado. El compromiso del Gobierno era asumir una parte del pago de pensiones y jubilaciones, pero antes la empresa tenía que modificar el contrato colectivo de trabajo con su sindicato.

Antes, un trabajador activo -sindicalizado o de confianza- tenía derecho a la pensión por retiro a los 55 años de edad y 25 de antigüedad o 35 de antigüedad sin restricción de edad. Con la reforma se generó un grupo de transición que conserva esas condiciones de retiro, pero se modificaron para el resto de los trabajadores.

En el grupo de transición están los sindicalizados que al 31 de diciembre de 2015 contaban con al menos 15 años de antigüedad y trabajadores de confianza que tenían 55 años de edad y 25 de antigüedad o 35 años de antigüedad sin restricción de edad.

Ahora, quienes no están en el grupo de transición, deben cumplir 60 años de edad y al menos 30 de antigüedad o al menos 40 años de antigüedad sin restricción de edad. Adicionalmente, la edad de retiro cambiará en 2021, para alinearla con los 65 años establecidos por el IMSS.

Por otro lado, antes las pensiones se actualizaban igual que las alzas de sueldos negociadas con el sindicato, pero con la reforma ahora están indexados al Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Asimismo, las ayudas en canasta básica, lubricantes, gas y gasolina se actualizaban durante toda la vida del pensionado y de sus beneficiarios. Ahora, las ayudas solo se actualizan durante la vida del titular y se congelarán cuando fallezca.

Los montos de lubricantes, gas y gasolina tendrán aumentos en función del INPC; mientras que la canasta básica se actualizará con los precios de mercado durante la vida activa de los trabajadores y con el INPC a partir de la jubilación.

Todo esto propicia una reducción en el pago de pensiones y jubilaciones. Aunque Pemex estimó un ahorro de 186 mil 482 millones de pesos, la Secretaría de Hacienda contrató a un experto independiente, el cual ajustó la cifra a 184 mil 230 millones 586 mil 411.61 pesos.

Con este apoyo del Gobierno federal, Pemex podrá no solo hacer frente a sus compromisos de pensiones y jubilaciones, sino que también podrá incrementar su productividad y competitividad.

****

El fideicomiso inmobiliario Fibra Plus será un nuevo jugador en la Bolsa de Valores. Será el primero en su tipo y permitirá a los inversionistas participar de forma directa en el desarrollo de bienes raíces.

El inversionista de Fibra Plus se convertirá en participante del mercado inmobiliario, de la mano de uno de los desarrolladores más conocidos de México, Gustavo Tomé, quien buscará generar atractivos rendimientos para los inversionistas, a través  de plusvalías y generación de rentas.

Fibra Plus tiene más de 100 mil m2 de espacio rentable en 9 proyectos de uso comercial y oficinas localizados en zonas de alto desarrollo en la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Colima, Oaxaca, Campeche y Tabasco. caro.navarrete@yahoo.com.mx

  • Carolina Navarrete
  • Apoyo a Pemex

Una vez que Pemex modificó las condiciones laborales con sus trabajadores, y que un experto independiente revisó las obligaciones en pensiones y jubilaciones, el Gobierno federal asumió una parte del pasivo laboral de Pemex: 184 mil 230 millones de pesos.

Y para fortalecer la posición financiera de la empresa, la Secretaría de Hacienda intercambió con Pemex Bondes D por un monto de 47 mil millones de pesos, que la empresa vendió a la Banca de Desarrollo, a precios de mercado, para hacer frente a sus obligaciones de pago por pensiones y jubilaciones de 2016.

El objetivo es elevar la competitividad y productividad de Pemex, pero este apoyo estuvo condicionado. El compromiso del Gobierno era asumir una parte del pago de pensiones y jubilaciones, pero antes la empresa tenía que modificar el contrato colectivo de trabajo con su sindicato.

Antes, un trabajador activo -sindicalizado o de confianza- tenía derecho a la pensión por retiro a los 55 años de edad y 25 de antigüedad o 35 de antigüedad sin restricción de edad. Con la reforma se generó un grupo de transición que conserva esas condiciones de retiro, pero se modificaron para el resto de los trabajadores.

En el grupo de transición están los sindicalizados que al 31 de diciembre de 2015 contaban con al menos 15 años de antigüedad y trabajadores de confianza que tenían 55 años de edad y 25 de antigüedad o 35 años de antigüedad sin restricción de edad.

Ahora, quienes no están en el grupo de transición, deben cumplir 60 años de edad y al menos 30 de antigüedad o al menos 40 años de antigüedad sin restricción de edad. Adicionalmente, la edad de retiro cambiará en 2021, para alinearla con los 65 años establecidos por el IMSS.

Por otro lado, antes las pensiones se actualizaban igual que las alzas de sueldos negociadas con el sindicato, pero con la reforma ahora están indexados al Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Asimismo, las ayudas en canasta básica, lubricantes, gas y gasolina se actualizaban durante toda la vida del pensionado y de sus beneficiarios. Ahora, las ayudas solo se actualizan durante la vida del titular y se congelarán cuando fallezca.

Los montos de lubricantes, gas y gasolina tendrán aumentos en función del INPC; mientras que la canasta básica se actualizará con los precios de mercado durante la vida activa de los trabajadores y con el INPC a partir de la jubilación.

Todo esto propicia una reducción en el pago de pensiones y jubilaciones. Aunque Pemex estimó un ahorro de 186 mil 482 millones de pesos, la Secretaría de Hacienda contrató a un experto independiente, el cual ajustó la cifra a 184 mil 230 millones 586 mil 411.61 pesos.

Con este apoyo del Gobierno federal, Pemex podrá no solo hacer frente a sus compromisos de pensiones y jubilaciones, sino que también podrá incrementar su productividad y competitividad.

****

El fideicomiso inmobiliario Fibra Plus será un nuevo jugador en la Bolsa de Valores. Será el primero en su tipo y permitirá a los inversionistas participar de forma directa en el desarrollo de bienes raíces.

El inversionista de Fibra Plus se convertirá en participante del mercado inmobiliario, de la mano de uno de los desarrolladores más conocidos de México, Gustavo Tomé, quien buscará generar atractivos rendimientos para los inversionistas, a través  de plusvalías y generación de rentas.

Fibra Plus tiene más de 100 mil m2 de espacio rentable en 9 proyectos de uso comercial y oficinas localizados en zonas de alto desarrollo en la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Colima, Oaxaca, Campeche y Tabasco. caro.navarrete@yahoo.com.mx

lunes 20 de noviembre de 2017

Cuentas claras | La quinta Ronda del TLCAN

lunes 13 de noviembre de 2017

Cuentas claras | Libre comercio a modo

lunes 06 de noviembre de 2017

Cuentas claras | Gran hallazgo petrolero

lunes 23 de octubre de 2017

Cuentas claras | Mensajes que calman

lunes 16 de octubre de 2017

Cuentas claras | Respuesta firme

lunes 02 de octubre de 2017

Cuentas claras | Finanzas públicas

lunes 25 de septiembre de 2017

Cuentas claras | La reconstrucción

lunes 18 de septiembre de 2017

Cuentas claras | La economía en 2017

Cargar Más