/ domingo 11 de octubre de 2015

El PRI que dirige Beltrones / Acontecer Político / José Luis Camacho Vargas

A 191 años de que el duranguense Guadalupe Victoria rindiera protesta como primer Presidente de México.

Como todo ente vivo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es el resultado de una organización muy precisa, pues a su interior se realizan diversas actividades al mismo tiempo, las cuales, están relacionadas unas con otras, dotándolo de una presencia nacional y local a la vez, que requiere de un liderazgo nato que conserve su unidad y la cohesión no solo para garantizar su existencia, sino sobre todo para cumplir con su elemental objetivo, como lo es servir a México. Y ese liderazgo es el de Manlio Fabio Beltrones Rivera.

Priísta distinguido y destacable, formado en el trabajo político desde diversas trincheras, Manlio Fabio Beltrones regresa a su casa, la sede nacional priísta, para ser el responsable de encabezar los esfuerzos partidistas durante la segunda mitad de la administración del presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Labor nada sencilla, pues siendo el presidente del partido en el Gobierno, Manlio Fabio Beltrones ha asumido como una de sus prioridades colaborar desde las diversas áreas partidistas en la implementación de las reformas de hondo calado que él mismo ayudó a alcanzar a través de su coordinación en el Congreso mexicano.

Pero en esa misión no está solo.

No hay priísta que no reconozca a Manlio Fabio Beltrones como uno de los suyos, pues ya fuere como gobernador, subsecretario de Gobernación, líder del Sector Popular, diputado federal o senador, el sonorense ha construido una carrera política a ras de suelo, picando piedra, no siempre en las mejores circunstancias y mucho menos en el mejor de los ánimos políticos, haciéndolo portador de una insignia de liderazgo, de constancia y de visión.

Su elección como presidente nacional del tricolor no es casualidad, pues si bien la coyuntura ocupa un papel destacado en el destino de los hombres, el trabajo que se realiza de manera permanente y los resultados que se alcanzan constituyen la mejor herramienta para construir un futuro de oportunidades.

México enfrenta múltiples retos en el orden interno y externo, marcado este último por un entorno de incertidumbre y desaceleración económica del subcontinente latinoamericano, pero no así de México, puesto que siendo parte del grupo conocido como MIKTA (junto con Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia), será el único de América Latina que no se desacelere gracias a las reformas aprobadas y a las altas inversiones extranjeras que está recibiendo para diversas áreas productivas.

Para enfrentar los múltiples retos nacionales y locales, México cuenta con un partido en el Gobierno más vivo que nunca; que respira las necesidades sociales y exhala propuestas de solución; que camina hombro con hombro con las amas de casa que piden no suban los precios de los alimentos; que se une a las proclamas de jóvenes que exigen más educación y más oportunidades; que lucha junto con las mujeres y los hombres por mayores y mejores empleos, con seguridad social y oportunidades de desarrollo; que escucha y atiende a las personas adultas mayores en la cruzada por una mayor toma de conciencia sobre el respeto a sus derechos y plena inclusión en la sociedad. En resumen, se trata del partido nacional mejor organizado y el único que está presente en cada rincón de la accidentada geografía nacional.

El PRI es un partido de retos. Habituado a la renovación sin perder la ideología y principios que le dieron vida hace 86 años, hoy bajo la presidencia de Manlio Fabio Beltrones Rivera se encuentra listo para consolidarse no solo como la primera fuerza política de México, sino sobre todo como el gran frente aglutinador de la diversidad que caracteriza a la sociedad mexicana, para caminar juntos por la ruta de la transformación que dio inicio en 2012 y que durante los siguientes años potenciará su impacto en el mejoramiento del bienestar familiar.

El PRI está comprometido con la democracia y ha demostrado que en pluralidad es posible alcanzar la unidad necesaria para mejorar las condiciones de vida de la sociedad.

Manlio Fabio Beltrones le apuesta a una sana cercanía con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y con cada uno de los priístas en la labor gubernamental, pues ese círculo virtuoso permitirá la sinergia en beneficio de las políticas públicas y la comunicación de sus resultados.

Contando con el mayor número de afiliados, Manlio Fabio Beltrones ha convocado a toda la militancia priísta para colaborar en la plena implementación, cuanto antes, de todas y cada una de las reformas que hasta hace cuatro años parecían inalcanzables. Pero el presidente priísta ha señalado que el reto hoy día es lograr que la Nación perciba plenamente los beneficios de la modernización de su andamiaje jurídico.

Para ello, Beltrones Rivera seguramente echará mano de todos los medios a su alcance para lograr una efectiva comunicación con la ciudadanía, sin dejar de accionar los diversos mecanismos que el PRI ha creado y perfeccionado para mantenerse en estrecho contacto con la población.

No hay duda, México cuenta con un partido político atento a sus necesidades y comprometido con sus causas, y ese partido es el PRI y su líder es Manlio Fabio Beltrones.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov

A 191 años de que el duranguense Guadalupe Victoria rindiera protesta como primer Presidente de México.

Como todo ente vivo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es el resultado de una organización muy precisa, pues a su interior se realizan diversas actividades al mismo tiempo, las cuales, están relacionadas unas con otras, dotándolo de una presencia nacional y local a la vez, que requiere de un liderazgo nato que conserve su unidad y la cohesión no solo para garantizar su existencia, sino sobre todo para cumplir con su elemental objetivo, como lo es servir a México. Y ese liderazgo es el de Manlio Fabio Beltrones Rivera.

Priísta distinguido y destacable, formado en el trabajo político desde diversas trincheras, Manlio Fabio Beltrones regresa a su casa, la sede nacional priísta, para ser el responsable de encabezar los esfuerzos partidistas durante la segunda mitad de la administración del presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Labor nada sencilla, pues siendo el presidente del partido en el Gobierno, Manlio Fabio Beltrones ha asumido como una de sus prioridades colaborar desde las diversas áreas partidistas en la implementación de las reformas de hondo calado que él mismo ayudó a alcanzar a través de su coordinación en el Congreso mexicano.

Pero en esa misión no está solo.

No hay priísta que no reconozca a Manlio Fabio Beltrones como uno de los suyos, pues ya fuere como gobernador, subsecretario de Gobernación, líder del Sector Popular, diputado federal o senador, el sonorense ha construido una carrera política a ras de suelo, picando piedra, no siempre en las mejores circunstancias y mucho menos en el mejor de los ánimos políticos, haciéndolo portador de una insignia de liderazgo, de constancia y de visión.

Su elección como presidente nacional del tricolor no es casualidad, pues si bien la coyuntura ocupa un papel destacado en el destino de los hombres, el trabajo que se realiza de manera permanente y los resultados que se alcanzan constituyen la mejor herramienta para construir un futuro de oportunidades.

México enfrenta múltiples retos en el orden interno y externo, marcado este último por un entorno de incertidumbre y desaceleración económica del subcontinente latinoamericano, pero no así de México, puesto que siendo parte del grupo conocido como MIKTA (junto con Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia), será el único de América Latina que no se desacelere gracias a las reformas aprobadas y a las altas inversiones extranjeras que está recibiendo para diversas áreas productivas.

Para enfrentar los múltiples retos nacionales y locales, México cuenta con un partido en el Gobierno más vivo que nunca; que respira las necesidades sociales y exhala propuestas de solución; que camina hombro con hombro con las amas de casa que piden no suban los precios de los alimentos; que se une a las proclamas de jóvenes que exigen más educación y más oportunidades; que lucha junto con las mujeres y los hombres por mayores y mejores empleos, con seguridad social y oportunidades de desarrollo; que escucha y atiende a las personas adultas mayores en la cruzada por una mayor toma de conciencia sobre el respeto a sus derechos y plena inclusión en la sociedad. En resumen, se trata del partido nacional mejor organizado y el único que está presente en cada rincón de la accidentada geografía nacional.

El PRI es un partido de retos. Habituado a la renovación sin perder la ideología y principios que le dieron vida hace 86 años, hoy bajo la presidencia de Manlio Fabio Beltrones Rivera se encuentra listo para consolidarse no solo como la primera fuerza política de México, sino sobre todo como el gran frente aglutinador de la diversidad que caracteriza a la sociedad mexicana, para caminar juntos por la ruta de la transformación que dio inicio en 2012 y que durante los siguientes años potenciará su impacto en el mejoramiento del bienestar familiar.

El PRI está comprometido con la democracia y ha demostrado que en pluralidad es posible alcanzar la unidad necesaria para mejorar las condiciones de vida de la sociedad.

Manlio Fabio Beltrones le apuesta a una sana cercanía con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y con cada uno de los priístas en la labor gubernamental, pues ese círculo virtuoso permitirá la sinergia en beneficio de las políticas públicas y la comunicación de sus resultados.

Contando con el mayor número de afiliados, Manlio Fabio Beltrones ha convocado a toda la militancia priísta para colaborar en la plena implementación, cuanto antes, de todas y cada una de las reformas que hasta hace cuatro años parecían inalcanzables. Pero el presidente priísta ha señalado que el reto hoy día es lograr que la Nación perciba plenamente los beneficios de la modernización de su andamiaje jurídico.

Para ello, Beltrones Rivera seguramente echará mano de todos los medios a su alcance para lograr una efectiva comunicación con la ciudadanía, sin dejar de accionar los diversos mecanismos que el PRI ha creado y perfeccionado para mantenerse en estrecho contacto con la población.

No hay duda, México cuenta con un partido político atento a sus necesidades y comprometido con sus causas, y ese partido es el PRI y su líder es Manlio Fabio Beltrones.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov

sábado 23 de septiembre de 2017

¡Otra vez el Ejército!

domingo 17 de septiembre de 2017

El Presidente y el Paquete Económico

sábado 09 de septiembre de 2017

Osorio Chong y el proceso electoral

sábado 02 de septiembre de 2017

¿Qué hace Hutchison en los puertos mexicanos?

sábado 19 de agosto de 2017

Pepe Calzada a Millenials

sábado 29 de julio de 2017

César Camacho y la Asamblea del PRI

Cargar Más