/ miércoles 13 de septiembre de 2017

Ellos siempre ganan

Unidos o separados los políticos de siempre ganan y han ganado. Ya sea saltando de Congreso en Congreso, o en el gabinete presidencial. Si hay suerte, los postulan para robar frente a un gobierno estatal… pero siempre ganan.

Esta clase política está siempre preparada para enfrentar las próximas elecciones del 2018.

Sabemos que 25 senadores dejarán su escaño para buscar un nuevo hueso que les mantenga en el poder, ya sea seis años probando en alguno de los Gobiernos locales que estarán en disputa o tres más, para buscar saltar a la Cámara de Diputados.

Hay casos realmente indignantes como el de Jaime Rodríguez “el Bronco” que con menos de dos años en el Gobierno de Nuevo León yaadelanta que buscará la candidatura a la Presidencia de la República. Miguel Ángel Mancera es otro de los políticos que dejará la Ciudad de México sin resolver casos como las afectaciones por inundaciones y una ola de inseguridad creciente.

La clase política sabe sobrevivir y mantenerse en el poder. No importa si durante sus administraciones los envolvió el escándalo de la corrupción. Saben adaptarse.

Ya “amenaza” el regreso de Marcelo Ebrard para apoyar la candidatura eterna de Andrés Manuel López Obrador. Esperemos que antes de cualquier acto proselitista, el exjefe de Gobierno capitalino informe entorno a la recursos utilizados en la Línea 12 del metro y lo que pensamos son costosas irregularidades.

Durante los próximos días veremos también un movimiento muy característico entre los políticos, que se repite cada tres años. En el gabinete de Enrique Peña Nieto se soltarán rumores de que José Antonio Meade se irá de la Secretaría de Hacienda o que Miguel Ángel Osorio Chong dejará la Secretaría de Gobernación.

Lo cierto es que la Constitución, en su artículo 82, indica que para aspirar a la Presidencia de la República deben separarse de sus cargos como Secretarios de Estado o Gobernadores, seis meses antes del día de la elección. A este lapso se le debe sumar los requisitos internos de los partidos, que en algunos casos inician tres meses antes de la limitante constitucional.

Pero no importa la organización interna en los partidos políticos, los de siempre seguirán aferrados en el poder y como en la democracia, el que tenga aunque sea un voto más que el contrincante, gana. Apuestan a su corporativismo y al cobro de favores que le hicieron a líderes cuando ostentaban el poder.

Nada cambia en México. Ellos ya saben el camino. Para los políticos las elecciones son sólo un momento de reacomodo.

Mientras tanto, México sigue mostrando las mismas carencias de pobreza, injusticia, falta de desarrollo y una desesperanza asfixiante.

Esto no lo ven los partidos ni sus candidatos de siempre. Ellos ven el poder sin compartir. Eso no puede seguir así... a menos que qué tu lo quieras.

Es fundamental pasar a una ciudadanía que demande resultados a los gobernantes. Antes de pensar en saltar a otro puesto hay que rendir informes reales, no promocionales engañosos. Y si los resultados son negativos, castigarlos en las urnas y no volver a verlos… ¡jamás!

La democracia sirve para elegir a nuestros gobernantes. En 10 meses los mexicanos iremos a las urnas para eso. Para elegir al Presidente de la República, quien será el que encabece el camino del país durante los próximo seis años. Pensemos bien nuestro voto. Recordemos a los que han dañado a México. No tropecemos con la misma piedra. La Revolución del Intelecto ha iniciado.

Es tiempo de recuperar a México.

#JuntosporMéxico

#PoderparaHacer

@PedroFerriz

Unidos o separados los políticos de siempre ganan y han ganado. Ya sea saltando de Congreso en Congreso, o en el gabinete presidencial. Si hay suerte, los postulan para robar frente a un gobierno estatal… pero siempre ganan.

Esta clase política está siempre preparada para enfrentar las próximas elecciones del 2018.

Sabemos que 25 senadores dejarán su escaño para buscar un nuevo hueso que les mantenga en el poder, ya sea seis años probando en alguno de los Gobiernos locales que estarán en disputa o tres más, para buscar saltar a la Cámara de Diputados.

Hay casos realmente indignantes como el de Jaime Rodríguez “el Bronco” que con menos de dos años en el Gobierno de Nuevo León yaadelanta que buscará la candidatura a la Presidencia de la República. Miguel Ángel Mancera es otro de los políticos que dejará la Ciudad de México sin resolver casos como las afectaciones por inundaciones y una ola de inseguridad creciente.

La clase política sabe sobrevivir y mantenerse en el poder. No importa si durante sus administraciones los envolvió el escándalo de la corrupción. Saben adaptarse.

Ya “amenaza” el regreso de Marcelo Ebrard para apoyar la candidatura eterna de Andrés Manuel López Obrador. Esperemos que antes de cualquier acto proselitista, el exjefe de Gobierno capitalino informe entorno a la recursos utilizados en la Línea 12 del metro y lo que pensamos son costosas irregularidades.

Durante los próximos días veremos también un movimiento muy característico entre los políticos, que se repite cada tres años. En el gabinete de Enrique Peña Nieto se soltarán rumores de que José Antonio Meade se irá de la Secretaría de Hacienda o que Miguel Ángel Osorio Chong dejará la Secretaría de Gobernación.

Lo cierto es que la Constitución, en su artículo 82, indica que para aspirar a la Presidencia de la República deben separarse de sus cargos como Secretarios de Estado o Gobernadores, seis meses antes del día de la elección. A este lapso se le debe sumar los requisitos internos de los partidos, que en algunos casos inician tres meses antes de la limitante constitucional.

Pero no importa la organización interna en los partidos políticos, los de siempre seguirán aferrados en el poder y como en la democracia, el que tenga aunque sea un voto más que el contrincante, gana. Apuestan a su corporativismo y al cobro de favores que le hicieron a líderes cuando ostentaban el poder.

Nada cambia en México. Ellos ya saben el camino. Para los políticos las elecciones son sólo un momento de reacomodo.

Mientras tanto, México sigue mostrando las mismas carencias de pobreza, injusticia, falta de desarrollo y una desesperanza asfixiante.

Esto no lo ven los partidos ni sus candidatos de siempre. Ellos ven el poder sin compartir. Eso no puede seguir así... a menos que qué tu lo quieras.

Es fundamental pasar a una ciudadanía que demande resultados a los gobernantes. Antes de pensar en saltar a otro puesto hay que rendir informes reales, no promocionales engañosos. Y si los resultados son negativos, castigarlos en las urnas y no volver a verlos… ¡jamás!

La democracia sirve para elegir a nuestros gobernantes. En 10 meses los mexicanos iremos a las urnas para eso. Para elegir al Presidente de la República, quien será el que encabece el camino del país durante los próximo seis años. Pensemos bien nuestro voto. Recordemos a los que han dañado a México. No tropecemos con la misma piedra. La Revolución del Intelecto ha iniciado.

Es tiempo de recuperar a México.

#JuntosporMéxico

#PoderparaHacer

@PedroFerriz

miércoles 13 de septiembre de 2017

Ellos siempre ganan

miércoles 30 de agosto de 2017

Por un fiscal general sin compromisos

martes 01 de agosto de 2017

Los silencios de la izquierda

martes 18 de julio de 2017

#JuntosporMéxico

martes 04 de julio de 2017

365