/ viernes 2 de octubre de 2015

Reequilibrios y recomposición de fuerzas en la Cámara de Diputados / Mireille Roccatti

«quimultumhabet, plus cupit» **

Los resultados del recién concluido proceso electoral, en el cual se renovó la totalidad de la Cámara de Diputados se vieron reflejados en el reparto de las 56 comisiones, y los miembros que las integran para desarrollar el trabajo de este cuerpo legislativo.

Si bien es cierto que los trabajos de esta LXIII legislatura iniciaron hace poco más de un mes, el 1 de septiembre pasado, con la instalación formal del Congreso de la Unión y que recibió en esa fecha el Informe del Ejecutivo sobre el estado que guarda la Administración Pública y, posteriormente, recibió también los proyectos de Ley de Ingresos y de Presupuesto de Egresos 2016; los trabajos formales en comisiones solo iniciaran ahora, hasta que se conformaron éstas.

En este nuevo equilibrio, correspondieron al PRI, 23 comisiones, al PAN, 12; al PRD, 7; al PVE, 5; a Morena 4; tres a MC y una a cada quien de las restantes formaciones políticas: Nueva Alianza y Encuentro Humanista.

La lógica seguida fue mantener o retener las comisiones que cada partido tenía en la legislatura anterior y en su caso buscar aquellas en las que tenían interés por dirigir. En principio puede percibirse como las tres principales fuerzas PRI; PAN y PRD, mantuvieron el control de las más importantes; Presupuesto y Cuenta Pública, Hacienda y Puntos Constitucionales, respectivamente.

Así, en el PAN con la Comisión de Hacienda, iniciaran la revisión del proyecto de Ley de Ingresos y buscara incidir en la introducción de modificaciones para revertir en algunos puntos la reforma fiscal, con los que no estuvo de acuerdo en su momento e inclusive fue usado como bandera de campaña en las elecciones de este año. A su vez, el PRI, se aseguró el control de la discusión en torno al Presupuesto de Egresos de la Federación. Y hay que recordar que en ambos casos las comisiones tienen plazos constitucionales perentorios para elaborar los dictámenes,elevarlos al Pleno, para remitirlas a la colegisladora.

La fuerza mayoritaria, es decir, el PRI, dirigirá entre las más importantes. Defensa nacional; Derechos Humanos; Energía; Economía; Gobernación; Agricultura; Justicia y Relaciones Exteriores.

El PAN, adicionalmente encabezara entre las destacadas: Seguridad Pública; Transportes; Desarrollo Rural; Turismo y Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias.

En el caso del PRD; aunado a Puntos Constitucionales, que resulta relevante por ser la puerta de entrada del procesamiento de posibles reformas constitucionales, tendrá, además las no menos importantes: Educación y Vigilancia de la Auditoria Superior de la Federación.

Y no es que las demás comisiones no sean importantes o que sus trabajos no sean relevantes, como: la de Transparencia y Anticorrupción que peleo denodadamente Morena, lo que alargó y tensó las negociaciones parlamentarias de asignación de las comisiones o algunas otras, que en ocasiones resultan claves como la de Radio y TV, que retuvo el PVEM.

Lo que sí es claro, es que el reparto creó nuevos equilibrios y que, sin duda, será necesario negociar, dialogar, construir puentes de entendimiento para la construcción de acuerdos y estar en condiciones de procesar reformas legislativas. Es también de reconocerse que el hecho de ponerse de acuerdo en el reparto de las comisiones de trabajo, es un buen punto de inicio de los trabajos de la Cámara y que los jaloneos y negociaciones tensas son parte del trabajo parlamentario. **«El que mucho tiene, quiere más». Sénecav

«quimultumhabet, plus cupit» **

Los resultados del recién concluido proceso electoral, en el cual se renovó la totalidad de la Cámara de Diputados se vieron reflejados en el reparto de las 56 comisiones, y los miembros que las integran para desarrollar el trabajo de este cuerpo legislativo.

Si bien es cierto que los trabajos de esta LXIII legislatura iniciaron hace poco más de un mes, el 1 de septiembre pasado, con la instalación formal del Congreso de la Unión y que recibió en esa fecha el Informe del Ejecutivo sobre el estado que guarda la Administración Pública y, posteriormente, recibió también los proyectos de Ley de Ingresos y de Presupuesto de Egresos 2016; los trabajos formales en comisiones solo iniciaran ahora, hasta que se conformaron éstas.

En este nuevo equilibrio, correspondieron al PRI, 23 comisiones, al PAN, 12; al PRD, 7; al PVE, 5; a Morena 4; tres a MC y una a cada quien de las restantes formaciones políticas: Nueva Alianza y Encuentro Humanista.

La lógica seguida fue mantener o retener las comisiones que cada partido tenía en la legislatura anterior y en su caso buscar aquellas en las que tenían interés por dirigir. En principio puede percibirse como las tres principales fuerzas PRI; PAN y PRD, mantuvieron el control de las más importantes; Presupuesto y Cuenta Pública, Hacienda y Puntos Constitucionales, respectivamente.

Así, en el PAN con la Comisión de Hacienda, iniciaran la revisión del proyecto de Ley de Ingresos y buscara incidir en la introducción de modificaciones para revertir en algunos puntos la reforma fiscal, con los que no estuvo de acuerdo en su momento e inclusive fue usado como bandera de campaña en las elecciones de este año. A su vez, el PRI, se aseguró el control de la discusión en torno al Presupuesto de Egresos de la Federación. Y hay que recordar que en ambos casos las comisiones tienen plazos constitucionales perentorios para elaborar los dictámenes,elevarlos al Pleno, para remitirlas a la colegisladora.

La fuerza mayoritaria, es decir, el PRI, dirigirá entre las más importantes. Defensa nacional; Derechos Humanos; Energía; Economía; Gobernación; Agricultura; Justicia y Relaciones Exteriores.

El PAN, adicionalmente encabezara entre las destacadas: Seguridad Pública; Transportes; Desarrollo Rural; Turismo y Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias.

En el caso del PRD; aunado a Puntos Constitucionales, que resulta relevante por ser la puerta de entrada del procesamiento de posibles reformas constitucionales, tendrá, además las no menos importantes: Educación y Vigilancia de la Auditoria Superior de la Federación.

Y no es que las demás comisiones no sean importantes o que sus trabajos no sean relevantes, como: la de Transparencia y Anticorrupción que peleo denodadamente Morena, lo que alargó y tensó las negociaciones parlamentarias de asignación de las comisiones o algunas otras, que en ocasiones resultan claves como la de Radio y TV, que retuvo el PVEM.

Lo que sí es claro, es que el reparto creó nuevos equilibrios y que, sin duda, será necesario negociar, dialogar, construir puentes de entendimiento para la construcción de acuerdos y estar en condiciones de procesar reformas legislativas. Es también de reconocerse que el hecho de ponerse de acuerdo en el reparto de las comisiones de trabajo, es un buen punto de inicio de los trabajos de la Cámara y que los jaloneos y negociaciones tensas son parte del trabajo parlamentario. **«El que mucho tiene, quiere más». Sénecav

viernes 15 de septiembre de 2017

El Zócalo es el corazón de México

viernes 01 de septiembre de 2017

El Informe que viene

viernes 25 de agosto de 2017

Libre comercio y la relación con EU

jueves 10 de agosto de 2017

El mundo en vilo

jueves 03 de agosto de 2017

El ocaso del sexenio

jueves 13 de julio de 2017

Estancamiento democrático

Cargar Más