/ lunes 21 de noviembre de 2016

Sin Gafete

  • Isabel Arvide
  • ¿Quién es el abogado de Javier Duarte?
  • Seguimos documentando el asombro

Cada día aparece una “hazaña” más increíble de Javier Duarte. Lecciones sin fin de gansterismo, porque eso es lo que es, un delincuente de primera. En todos los ámbitos, incluido el electoral.

¿Qué pensaba el exgobernador de Veracruz? Si es que pensaba. ¿En qué basaba su seguridad de impunidad, de qué no le harían nada, de que no merecería ningún castigo?

En palabras coloquiales no tuvo llenadero.

O, tal vez, habría que decir que su esposa Karime no lo tuvo. Porque si alguien tenía fuerza, control, opinión en el Gobierno de Duarte fue ella. Lo que vemos hasta, incluso, en el tema de la huida. Fue un primo de la señora, piloto aviador, quien llevaba los pasaportes “falsos” a Chiapas. ¿O los traía de Chiapas a la Ciudad de México?

Pasaportes que, en realidad, no eran falsos ¿o sí?

Todo, como ha sucedido con Duarte, son preguntas. La primera, cómo descubrieron a un tipo con pasaportes ¿Viajaba de Tapachula a la Ciudad de México? ¿Los pasaportes son originales pero con nombre distinto? ¿Eran siete pasaportes, incluidos los hijos y los suegros?

Lo más asombroso es que al “portador” de los pasaportes se le dejó en libertad.

Y obviamente no hay detenidos.

El pariente, presunto, de la señora Karime Macías, que llevaba los pasaportes dijo trabajar en un despacho de abogados y que su participación fue recibir los “documentos” para llevarlos a la Ciudad de México ¿por qué no sabemos quién es éste abogado que le encargó el “trabajito”?

¿Así de fácil se pueden conseguir siete o dos pasaportes falsos? Y uno haciendo citas con semanas de anticipación en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Oportunidad exacta para preguntarnos cuál es el estatus legal de la señora Karime Macías de Duarte ¿Está acusada, por lo menos, de complicidad criminal? ¿A ella también se le va a juzgar? O tiene garantizada su impunidad “femenina”.

Como la mata sigue dando… detuvieron a tres presuntos “delincuentes” electorales, relacionados con el Acuario y el Carnaval de Veracruz, por utilizar recursos oficiales para temas, justamente, electorales. Con lo que la preocupación no es a quién van a detener, sino a quiénes no van a detener por complicidad con Duarte.

Excepción de su socio, compadre, chompiritas del alma de Alberto Silva que tiene fuero como diputado federal.

Lo cierto es que las maniobras de distracción son de excelencia. Por su parte el padre Solalinde dijo que Duarte estaba en Chiapas, lo que resultó falso… o tuvo tiempo para huir. Guatemala o cualquier otro país centroamericano son destinos muy fáciles de manejar para un prófugo. ¿Está huyendo solo? ¿Quién, además de Karime, lo aconseja? ¿Cómo se pueden conseguir pasaportes falsos?

¿Hasta dónde va a parar el drama criminal que protagoniza Javier Duarte?

¿Cuánto de esto, la magnificación mediática de una abominable realidad, está relacionado con la baja de popularidad del Primer Mandatario?

¿Por qué no pararon a Duarte a tiempo? ¿Dónde estaban las agencias de inteligencia que no avisaron al Gobierno federal qué hacía, qué compraba, qué presuntamente se robaba Javier Duarte?

¿Por qué no le interesó a ninguno detenerlo? ¿Qué le dijo Javier Duarte al titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en esa reunión previa a las elecciones en Veracruz, cuando todos esperaban que del encuentro saliese su “renuncia”?

Entre tantos interrogantes, a mí me da mucha curiosidad saber quién es su abogado. Quién o quiénes están detrás de su huida, de sus maniobras de distracción, de su presunto paso por Chiapas, de los pasaportes Quién o quiénes conocen tanto el sistema de aplicación de justicia de nuestro país. Por último, hay que preguntarnos hasta cuándo vamos a dejar de hablar, escribir, indignarnos, vomitar la información sobre Javier Duarte

En Twitter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx

Blog: CambioQRR.com

  • Isabel Arvide
  • ¿Quién es el abogado de Javier Duarte?
  • Seguimos documentando el asombro

Cada día aparece una “hazaña” más increíble de Javier Duarte. Lecciones sin fin de gansterismo, porque eso es lo que es, un delincuente de primera. En todos los ámbitos, incluido el electoral.

¿Qué pensaba el exgobernador de Veracruz? Si es que pensaba. ¿En qué basaba su seguridad de impunidad, de qué no le harían nada, de que no merecería ningún castigo?

En palabras coloquiales no tuvo llenadero.

O, tal vez, habría que decir que su esposa Karime no lo tuvo. Porque si alguien tenía fuerza, control, opinión en el Gobierno de Duarte fue ella. Lo que vemos hasta, incluso, en el tema de la huida. Fue un primo de la señora, piloto aviador, quien llevaba los pasaportes “falsos” a Chiapas. ¿O los traía de Chiapas a la Ciudad de México?

Pasaportes que, en realidad, no eran falsos ¿o sí?

Todo, como ha sucedido con Duarte, son preguntas. La primera, cómo descubrieron a un tipo con pasaportes ¿Viajaba de Tapachula a la Ciudad de México? ¿Los pasaportes son originales pero con nombre distinto? ¿Eran siete pasaportes, incluidos los hijos y los suegros?

Lo más asombroso es que al “portador” de los pasaportes se le dejó en libertad.

Y obviamente no hay detenidos.

El pariente, presunto, de la señora Karime Macías, que llevaba los pasaportes dijo trabajar en un despacho de abogados y que su participación fue recibir los “documentos” para llevarlos a la Ciudad de México ¿por qué no sabemos quién es éste abogado que le encargó el “trabajito”?

¿Así de fácil se pueden conseguir siete o dos pasaportes falsos? Y uno haciendo citas con semanas de anticipación en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Oportunidad exacta para preguntarnos cuál es el estatus legal de la señora Karime Macías de Duarte ¿Está acusada, por lo menos, de complicidad criminal? ¿A ella también se le va a juzgar? O tiene garantizada su impunidad “femenina”.

Como la mata sigue dando… detuvieron a tres presuntos “delincuentes” electorales, relacionados con el Acuario y el Carnaval de Veracruz, por utilizar recursos oficiales para temas, justamente, electorales. Con lo que la preocupación no es a quién van a detener, sino a quiénes no van a detener por complicidad con Duarte.

Excepción de su socio, compadre, chompiritas del alma de Alberto Silva que tiene fuero como diputado federal.

Lo cierto es que las maniobras de distracción son de excelencia. Por su parte el padre Solalinde dijo que Duarte estaba en Chiapas, lo que resultó falso… o tuvo tiempo para huir. Guatemala o cualquier otro país centroamericano son destinos muy fáciles de manejar para un prófugo. ¿Está huyendo solo? ¿Quién, además de Karime, lo aconseja? ¿Cómo se pueden conseguir pasaportes falsos?

¿Hasta dónde va a parar el drama criminal que protagoniza Javier Duarte?

¿Cuánto de esto, la magnificación mediática de una abominable realidad, está relacionado con la baja de popularidad del Primer Mandatario?

¿Por qué no pararon a Duarte a tiempo? ¿Dónde estaban las agencias de inteligencia que no avisaron al Gobierno federal qué hacía, qué compraba, qué presuntamente se robaba Javier Duarte?

¿Por qué no le interesó a ninguno detenerlo? ¿Qué le dijo Javier Duarte al titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en esa reunión previa a las elecciones en Veracruz, cuando todos esperaban que del encuentro saliese su “renuncia”?

Entre tantos interrogantes, a mí me da mucha curiosidad saber quién es su abogado. Quién o quiénes están detrás de su huida, de sus maniobras de distracción, de su presunto paso por Chiapas, de los pasaportes Quién o quiénes conocen tanto el sistema de aplicación de justicia de nuestro país. Por último, hay que preguntarnos hasta cuándo vamos a dejar de hablar, escribir, indignarnos, vomitar la información sobre Javier Duarte

En Twitter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx

Blog: CambioQRR.com

lunes 16 de octubre de 2017

Sin gafete | La casita en las Lomas...

viernes 13 de octubre de 2017

Sin Gafete | Perder la honra en Campeche

martes 03 de octubre de 2017

Sin Gafete

jueves 28 de septiembre de 2017

Sin Gafete

jueves 21 de septiembre de 2017

Sin Gafete / ¿Quién tiene el mando?

Cargar Más