/ jueves 16 de mayo de 2019

A jitomatazos, la ratificación del T-MEC

Preámbulo.-La semana pasada nos sorprendió la noticia de la cancelación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate –vigente desde 1996- a través de la imposición inmediata de un arancel del 17.5%. Dicho acuerdo permitía que México siguiera exportando este producto agrícola a los Estados Unidos (EU) libre de arancel.

Historia.- El tema arancelario jitomatero no es un nuevo, tiene sus inicios desde el TLCAN. Debido a que los productores estadounidenses consideraban que el jitomate mexicano se vendía a precios por debajo del precio del mercado mexicano, es que el Departamento de Comercio de EU – a través de su Comisión de Comercio Internacional (CCI)- solicitó una investigación comercial para: i) Demostrar que efectivamente había dumping y ii) Comprobar que realmente había daño a la industria nacional de Estados Unidos. A través de largas negociaciones, se estableció en 1996 un acuerdo para que dicha investigación no continuara su curso y por ende, permitir el acceso del jitomate mexicano a territorio de EU.

Sin embargo, el pasado 7 de mayo al eliminarse dicho acuerdo, el Departamento de Comercio unilateralmente decidió: I) Imponer inmediatamente un impuesto del 17.5% como derecho compensatorio por el supuesto dumping que se hace en su mercado. Lo cual tendrá una afectación estimada de 350 mdd.

Esta medida es obviamente contraria a las normas de la Organización Mundial del Comercio y también, va en contra del buen espíritu y sentido común hacia un socio comercial con quien se tiene un tratado comercial (TLCAN) y se pretende la ratificación del sustituto (T-MEC) aunado a los aranceles del acero y el aluminio. ii)

Continuar con la investigación antidumping la cual –por tiempos de su leydeberá emitir una determinación final el 19 de septiembre de este año. Posteriormente, tendrá 45 días para establecer el daño a su industria, lo cual se estima sea el 1 de noviembre. Con lo anterior, estarían listos para determinar la aplicación de impuestos antidumping (que pudiera ser hasta más del 85%) o bien, se eliminarían por completo. Y recordemos que en noviembre son las preelectorales en EU.

DATOS IMPORTANTES

El jitomate es el tercer producto agrícola de exportación de México, por lo que nuestro país debería de buscar otros mercados internacionales para reubicarlo.

Este sector ocupa a un millón de empleos directos e indirectos.

La producción y la exportación del jitomate proveen más de 400 mil empleos directos. México produce 2 millones de toneladas anuales, lo cual lo ubica como el décimo productor mundial.

ESCENARIOS POSIBLES DE RATIFICACIÓN DEL T-MEC

De acuerdo al Dr. Jesús Seade Kuri, Subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en conferencia magistral impartida en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México el pasado 8 de mayo, nuestro país está listo con un Plan B en cuanto a los tiempos para el proceso de ratificación. También mencionó que el tema del jitomate se resolverá aparte de la ratificación. Es decir, no es vinculatorio un tema con el otro debido a que el jitomate es un caso ventilado dentro de la CCI y la ratificación del T-MEC es un tema más político que legislativo aunque se destrabará en la Cámara de Representantes (CdR) y se espera que sea antes del 31 de julio para que ya luego en el Senado avance. Cabe destacar que analistas, tanto en México como en EU, consideran que la decisión del jitomate responde más a cuestiones políticas que comerciales. Es decir, podemos pensar que este producto pudiera ser utilizado como “moneda de cambio” para la ratificación del T-MEC al interior de la CdR de los EU.

JITOMATAZOS

La gran afectación estará centrada en dos vías. Por un lado, en los productores mexicanos que podrían verse obligados a vender más producto en marcado nacional y por ende, al haber más oferta nacional, el precio bajaría según estimaciones hasta en un 50%. Por otro lado, los consumidores en EU ya que finalmente ellos terminan pagando el arancel dentro del precio final y recordemos que la producción de EU no cubre el cien por ciento de su demanda, razón por la cual deben importarlo. Así que entre jitomatazos estará la oferta y la demanda tanto en EU como en México.

REFLEXIÓN FINAL

Es muy posible que el T-MEC se ratifique pero con temas pendientes como el del jitomate, así como se firmó dejando en espera los aranceles del acero y el aluminio. Seguirá politizándose en tiempos preelectorales por ambos partidos para no darle el triunfo abierto a los Republicanos pero tampoco los Demócratas cargarían con el peso de que por “culpa” de ellos, habría afectación comercial por no darse la ratificación. A jitomatazos, pero sí se lograráratificar.

Coordinadora de Administración de Negocios Internacionales UIA aribel.contreras@ibero.mx

@Aribel007

Preámbulo.-La semana pasada nos sorprendió la noticia de la cancelación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate –vigente desde 1996- a través de la imposición inmediata de un arancel del 17.5%. Dicho acuerdo permitía que México siguiera exportando este producto agrícola a los Estados Unidos (EU) libre de arancel.

Historia.- El tema arancelario jitomatero no es un nuevo, tiene sus inicios desde el TLCAN. Debido a que los productores estadounidenses consideraban que el jitomate mexicano se vendía a precios por debajo del precio del mercado mexicano, es que el Departamento de Comercio de EU – a través de su Comisión de Comercio Internacional (CCI)- solicitó una investigación comercial para: i) Demostrar que efectivamente había dumping y ii) Comprobar que realmente había daño a la industria nacional de Estados Unidos. A través de largas negociaciones, se estableció en 1996 un acuerdo para que dicha investigación no continuara su curso y por ende, permitir el acceso del jitomate mexicano a territorio de EU.

Sin embargo, el pasado 7 de mayo al eliminarse dicho acuerdo, el Departamento de Comercio unilateralmente decidió: I) Imponer inmediatamente un impuesto del 17.5% como derecho compensatorio por el supuesto dumping que se hace en su mercado. Lo cual tendrá una afectación estimada de 350 mdd.

Esta medida es obviamente contraria a las normas de la Organización Mundial del Comercio y también, va en contra del buen espíritu y sentido común hacia un socio comercial con quien se tiene un tratado comercial (TLCAN) y se pretende la ratificación del sustituto (T-MEC) aunado a los aranceles del acero y el aluminio. ii)

Continuar con la investigación antidumping la cual –por tiempos de su leydeberá emitir una determinación final el 19 de septiembre de este año. Posteriormente, tendrá 45 días para establecer el daño a su industria, lo cual se estima sea el 1 de noviembre. Con lo anterior, estarían listos para determinar la aplicación de impuestos antidumping (que pudiera ser hasta más del 85%) o bien, se eliminarían por completo. Y recordemos que en noviembre son las preelectorales en EU.

DATOS IMPORTANTES

El jitomate es el tercer producto agrícola de exportación de México, por lo que nuestro país debería de buscar otros mercados internacionales para reubicarlo.

Este sector ocupa a un millón de empleos directos e indirectos.

La producción y la exportación del jitomate proveen más de 400 mil empleos directos. México produce 2 millones de toneladas anuales, lo cual lo ubica como el décimo productor mundial.

ESCENARIOS POSIBLES DE RATIFICACIÓN DEL T-MEC

De acuerdo al Dr. Jesús Seade Kuri, Subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en conferencia magistral impartida en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México el pasado 8 de mayo, nuestro país está listo con un Plan B en cuanto a los tiempos para el proceso de ratificación. También mencionó que el tema del jitomate se resolverá aparte de la ratificación. Es decir, no es vinculatorio un tema con el otro debido a que el jitomate es un caso ventilado dentro de la CCI y la ratificación del T-MEC es un tema más político que legislativo aunque se destrabará en la Cámara de Representantes (CdR) y se espera que sea antes del 31 de julio para que ya luego en el Senado avance. Cabe destacar que analistas, tanto en México como en EU, consideran que la decisión del jitomate responde más a cuestiones políticas que comerciales. Es decir, podemos pensar que este producto pudiera ser utilizado como “moneda de cambio” para la ratificación del T-MEC al interior de la CdR de los EU.

JITOMATAZOS

La gran afectación estará centrada en dos vías. Por un lado, en los productores mexicanos que podrían verse obligados a vender más producto en marcado nacional y por ende, al haber más oferta nacional, el precio bajaría según estimaciones hasta en un 50%. Por otro lado, los consumidores en EU ya que finalmente ellos terminan pagando el arancel dentro del precio final y recordemos que la producción de EU no cubre el cien por ciento de su demanda, razón por la cual deben importarlo. Así que entre jitomatazos estará la oferta y la demanda tanto en EU como en México.

REFLEXIÓN FINAL

Es muy posible que el T-MEC se ratifique pero con temas pendientes como el del jitomate, así como se firmó dejando en espera los aranceles del acero y el aluminio. Seguirá politizándose en tiempos preelectorales por ambos partidos para no darle el triunfo abierto a los Republicanos pero tampoco los Demócratas cargarían con el peso de que por “culpa” de ellos, habría afectación comercial por no darse la ratificación. A jitomatazos, pero sí se lograráratificar.

Coordinadora de Administración de Negocios Internacionales UIA aribel.contreras@ibero.mx

@Aribel007

jueves 18 de abril de 2019

Notre Dame: lecciones y reflexiones

jueves 04 de abril de 2019

México y su imagen internacional

jueves 21 de marzo de 2019

Nuevo embajador de EU en México

jueves 07 de marzo de 2019

Los tres escenarios actuales del TLCAN

jueves 07 de febrero de 2019

La corrupción a nivel internacional

jueves 24 de enero de 2019

La nueva agenda global

Cargar Más