/ viernes 18 de septiembre de 2020

A la sombra | Claudia Sheinbaum

Foto: Alejandro Oyervides

Nos cuentan que a los gobernadores del Movimiento de Regeneración Nacional les llegó ya un comentario desde Palacio Nacional sobre retomar algunas actividades en donde interactúen con ciudadanos, aunque sea con el distanciamiento social. Por ejemplo, dicen que a la jefa de Gobierno, CLAUDIA SHEINBAUM, le propusieron reactivar los sábados de Tequio, a otros las audiencias públicas y a otros más hasta los recorridos con baño de pueblo, esto, a pesar de que la pandemia por Covid-19 no ha cedido en la mayoría de las entidades.

***

Tras el fallecimiento del diputado del PES Miguel Acundo a causa del Covid-19, nos dicen que varios legisladores exigieron que todos los grupos parlamentarios respeten las medidas de salubridad y distanciamiento social dentro del Congreso. En específico, cuentan que hubo ya varios reclamos a los morenistas que suelen utilizar la tribuna sin guardar la sana distancia y realizar conferencias con un amplio número de personas.

***

De no cumplirse con las obligaciones sanitarias, algunos partidos amagaron con dejar de participar en las sesiones e interponer quejas contra sus compañeros para que sean sancionados, esto por no respetar el espacio de trabajo como establece el código de ética.

***

Que el exdelegado federal de Programas para el Desarrollo, Carlos Lomelí, continúa sus guiños para contender por Guadalajara en 2021, prueba de ello es el documento que entregó al ayuntamiento que comanda, Ismael del Toro, para llamarlo a recorrer la ciudad, pues al parecer los resultados entregados en su Segundo Informe no coinciden con lo que se vive día a día en la perla tapatía, principalmente en materia de infraestructura y seguridad.

***

Pero eso no es todo ya que aprovechó para recordarle que su plantilla laboral se habría ensanchado 10 por ciento, en plena austeridad, por lo que se gastan millones de pesos en sueldos “sin que se aprecie mejoría o atención siquiera a los problemas reales”. Además, recordó el caso de Alejandro Hermosillo, quien dejó su cargo como gerente de la ciudad luego de que se dio a conocer que sus familiares comenzaron a laborar en el servicio público, sin investigación alguna de parte de las autoridades.

***

Al interior de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que fundó Porfirio Díaz en 1891 y que hoy encabeza Jorge Arganis Díaz Leal, mucho se comenta que dejaron de pagarle sus servicios a Cisco Systems, de Chuck Robbins, y eso no significa otra cosa que la red de comunicaciones que tenían ya se cayó. Ahora tienen que usar sus celulares para comunicarse y hablar de asuntos hasta confidenciales, con el riesgo que eso implica.

***

Es más, la austeridad es tal al interior de Comunicaciones y Transportes que se movieron al mínimo los contratos de limpieza y los baños son un lugar en donde solamente las moscas se paran. Además, les pidieron regresar computadoras y si quieren usar una, pues lleven su equipo. Si tienen una que quieren conservar por los datos que contienen, tendrán que pagar algo así como cuatro mil pesos por un equipo viejo y en pagos se las dejan. Bueno, eso es lo que cuentan con rostro de agobio los amigos que siguen sobreviviendo en esas oficinas. ¿Será?

Foto: Alejandro Oyervides

Nos cuentan que a los gobernadores del Movimiento de Regeneración Nacional les llegó ya un comentario desde Palacio Nacional sobre retomar algunas actividades en donde interactúen con ciudadanos, aunque sea con el distanciamiento social. Por ejemplo, dicen que a la jefa de Gobierno, CLAUDIA SHEINBAUM, le propusieron reactivar los sábados de Tequio, a otros las audiencias públicas y a otros más hasta los recorridos con baño de pueblo, esto, a pesar de que la pandemia por Covid-19 no ha cedido en la mayoría de las entidades.

***

Tras el fallecimiento del diputado del PES Miguel Acundo a causa del Covid-19, nos dicen que varios legisladores exigieron que todos los grupos parlamentarios respeten las medidas de salubridad y distanciamiento social dentro del Congreso. En específico, cuentan que hubo ya varios reclamos a los morenistas que suelen utilizar la tribuna sin guardar la sana distancia y realizar conferencias con un amplio número de personas.

***

De no cumplirse con las obligaciones sanitarias, algunos partidos amagaron con dejar de participar en las sesiones e interponer quejas contra sus compañeros para que sean sancionados, esto por no respetar el espacio de trabajo como establece el código de ética.

***

Que el exdelegado federal de Programas para el Desarrollo, Carlos Lomelí, continúa sus guiños para contender por Guadalajara en 2021, prueba de ello es el documento que entregó al ayuntamiento que comanda, Ismael del Toro, para llamarlo a recorrer la ciudad, pues al parecer los resultados entregados en su Segundo Informe no coinciden con lo que se vive día a día en la perla tapatía, principalmente en materia de infraestructura y seguridad.

***

Pero eso no es todo ya que aprovechó para recordarle que su plantilla laboral se habría ensanchado 10 por ciento, en plena austeridad, por lo que se gastan millones de pesos en sueldos “sin que se aprecie mejoría o atención siquiera a los problemas reales”. Además, recordó el caso de Alejandro Hermosillo, quien dejó su cargo como gerente de la ciudad luego de que se dio a conocer que sus familiares comenzaron a laborar en el servicio público, sin investigación alguna de parte de las autoridades.

***

Al interior de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que fundó Porfirio Díaz en 1891 y que hoy encabeza Jorge Arganis Díaz Leal, mucho se comenta que dejaron de pagarle sus servicios a Cisco Systems, de Chuck Robbins, y eso no significa otra cosa que la red de comunicaciones que tenían ya se cayó. Ahora tienen que usar sus celulares para comunicarse y hablar de asuntos hasta confidenciales, con el riesgo que eso implica.

***

Es más, la austeridad es tal al interior de Comunicaciones y Transportes que se movieron al mínimo los contratos de limpieza y los baños son un lugar en donde solamente las moscas se paran. Además, les pidieron regresar computadoras y si quieren usar una, pues lleven su equipo. Si tienen una que quieren conservar por los datos que contienen, tendrán que pagar algo así como cuatro mil pesos por un equipo viejo y en pagos se las dejan. Bueno, eso es lo que cuentan con rostro de agobio los amigos que siguen sobreviviendo en esas oficinas. ¿Será?