/ martes 12 de octubre de 2021

A la sombra | Claudia Sheinbaum

Llegamos al 12 de octubre sin estatua de Cristóbal Colón en Paseo de la Reforma, para no enfurecer a los grupos indigenistas y contrarios al tema de la colonización, pero tampoco con un proyecto claro de monumento a la mujer indígena, tras ser cancelado el trabajo “Tlali”, del escultor Pedro Reyes.


Esto, que pareciera ser un hueco en el memorial cívico de la nación, es en realidad aire puro para la jefatura de gobierno de la CdMx que encabeza Claudia Sheinbaum, porque el cálculo político es que no hay pretexto para manifestaciones violentas con motivo de la efeméride.


**


Los que sí van a conmemorar esta fecha son los indígenas otomíes, que exactamente hace un año tomaron las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (Inpi), ubicadas en la colonia Xoco, con demandas para que se garantice su derecho a la vivienda, al trabajo, educación y servicios de salud.


En aquella fecha demandaron una mesa de diálogo con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y el titular del INPI, Adelfo Regino, misma que no ha arrojado resultados. “Nos quedaremos a vivir aquí si no nos resuelven nuestras peticiones”, amagaron, al tiempo que exigieron respeto a su “derecho a existir en esta ciudad, en este país y en este mundo”. Y lo han cumplido 12 meses, sin que se le vea fin al conflicto.


**


Las fuercitas que están jugando los repartidores de gas en el Valle de México, que mediante un paro pretenden doblar a la Secretaría de Energía, de Rocío Nahle, para que les aumente la comisión –el precio, pues—en el kilo de gas, refleja lo que está por vivirse en otros ámbitos del mismo sector energético cuando se pretenda regresar al esquema de precios controlados, sin reparar en los costos de operación y producción de las empresas.


Vaya, hasta el mismo Gas Bienestar ha subido sus precios, contra la palabra presidencial empeñada, porque el entorno internacional no permite ponerse a regalar la molécula, ni tampoco el presupuesto da para subsidiar todo lo deseable.


**


Y hablando de fechas especiales, hoy se cumplen 600 días de huelga en Notimex, de Sanjuana Martínez, sin que las partes hayan llegado a ningún tipo de acuerdo. Todas las demandas laborales y penales interpuestas por la empresa del estado contra el sindicato que encabeza Adriana Urrea, se encuentran empantanadas. No ha habido mesa de diálogo que valga.


Ni siquiera sirvió el ultimátum que el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, lanzó el 9 de julio pasado a los trabajadores en paro: o regresan a trabajar bajo la actual directora o se cierra la agencia.


**


Alguien debe aclarar el peloteo que se traen el Instituto Nacional de Migración (INM), cuyo titular es Francisco Garduño, y algunos municipios, como el de Suchiate, Chiapas, que encabeza Sonia Eloina Hernández Aguilar. Resulta que por una reciente reforma federal la atención a niños migrantes en municipios fronterizos es un desafío que los ayuntamientos tienen que enfrentar con sus propios recursos a través del sistema municipal del Desarrollo Integral de la Familia.


El caso es que en muchas ocasiones el INM lleva a menores para que sean atendidos, sin embargo, no van solos y quienes los acompañan también requieren cuidados. La queja es que tener un refugio para menores migrantes y sus acompañantes implica tener no solo un local sino sostenerlo y atenderlos para darles el mejor trato, lo cual en este momento es difícil porque los recursos no alcanzan…

Llegamos al 12 de octubre sin estatua de Cristóbal Colón en Paseo de la Reforma, para no enfurecer a los grupos indigenistas y contrarios al tema de la colonización, pero tampoco con un proyecto claro de monumento a la mujer indígena, tras ser cancelado el trabajo “Tlali”, del escultor Pedro Reyes.


Esto, que pareciera ser un hueco en el memorial cívico de la nación, es en realidad aire puro para la jefatura de gobierno de la CdMx que encabeza Claudia Sheinbaum, porque el cálculo político es que no hay pretexto para manifestaciones violentas con motivo de la efeméride.


**


Los que sí van a conmemorar esta fecha son los indígenas otomíes, que exactamente hace un año tomaron las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (Inpi), ubicadas en la colonia Xoco, con demandas para que se garantice su derecho a la vivienda, al trabajo, educación y servicios de salud.


En aquella fecha demandaron una mesa de diálogo con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y el titular del INPI, Adelfo Regino, misma que no ha arrojado resultados. “Nos quedaremos a vivir aquí si no nos resuelven nuestras peticiones”, amagaron, al tiempo que exigieron respeto a su “derecho a existir en esta ciudad, en este país y en este mundo”. Y lo han cumplido 12 meses, sin que se le vea fin al conflicto.


**


Las fuercitas que están jugando los repartidores de gas en el Valle de México, que mediante un paro pretenden doblar a la Secretaría de Energía, de Rocío Nahle, para que les aumente la comisión –el precio, pues—en el kilo de gas, refleja lo que está por vivirse en otros ámbitos del mismo sector energético cuando se pretenda regresar al esquema de precios controlados, sin reparar en los costos de operación y producción de las empresas.


Vaya, hasta el mismo Gas Bienestar ha subido sus precios, contra la palabra presidencial empeñada, porque el entorno internacional no permite ponerse a regalar la molécula, ni tampoco el presupuesto da para subsidiar todo lo deseable.


**


Y hablando de fechas especiales, hoy se cumplen 600 días de huelga en Notimex, de Sanjuana Martínez, sin que las partes hayan llegado a ningún tipo de acuerdo. Todas las demandas laborales y penales interpuestas por la empresa del estado contra el sindicato que encabeza Adriana Urrea, se encuentran empantanadas. No ha habido mesa de diálogo que valga.


Ni siquiera sirvió el ultimátum que el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, lanzó el 9 de julio pasado a los trabajadores en paro: o regresan a trabajar bajo la actual directora o se cierra la agencia.


**


Alguien debe aclarar el peloteo que se traen el Instituto Nacional de Migración (INM), cuyo titular es Francisco Garduño, y algunos municipios, como el de Suchiate, Chiapas, que encabeza Sonia Eloina Hernández Aguilar. Resulta que por una reciente reforma federal la atención a niños migrantes en municipios fronterizos es un desafío que los ayuntamientos tienen que enfrentar con sus propios recursos a través del sistema municipal del Desarrollo Integral de la Familia.


El caso es que en muchas ocasiones el INM lleva a menores para que sean atendidos, sin embargo, no van solos y quienes los acompañan también requieren cuidados. La queja es que tener un refugio para menores migrantes y sus acompañantes implica tener no solo un local sino sostenerlo y atenderlos para darles el mejor trato, lo cual en este momento es difícil porque los recursos no alcanzan…