/ jueves 14 de septiembre de 2017

Acordanza

por Tere Ponce

  •  Boda de Pilar Maceiras y Eduardo Rodríguez Isoard

¡Qué hermosa es la Parroquia de la Santa Cruz de la Herradura! El vitral del fondo, un jardín, una cortina verde de enredaderas y flores del campo que enmarca al gran Cristo del altar. Al interior, el maderamen del techo da un rico calorcito a la nave que acoge a quienes en su interior elevan sus plegarias al santísimo. Acudí a esta hermosa iglesia porque fue donde mi sobrina Pilar Maceiras Polanco y Eduardo Rodríguez Isoard la escogieron para consagrar su amor ante Dios y los hombres… Los ahora esposos, ya que la boda se efectuó el 2 de septiembre, son hijos del licenciado Pedro Maceiras Campero, de grata memoria; de Pilar Polanco Ponce, de Fausto Eduardo Rodríguez Manzo y de María de Lourdes Isoard Viesca, quienes firmaron las invitaciones para este enlace que unió a dos distinguidas familias capitalinas. Los acompañaron en la ceremonia, siendo padrinos de velación y de manos en compañía del hermano de la novia, Pedro Maceiras Polanco, quien la entregó a su prometido… Un chico muy guapo de seis años acompañó también a Pilar hasta el altar: su hijo Emilio Hernández Maceiras, en tanto los primos de éste, Jorge y Regina Hernández Polanco fungían como pajes de honor… La música de Mozart interpretada por un extraordinario coro elevó nuestros espíritus a las regiones celestiales y rogamos por el amor eterno de Pili y Eduardo… Al final de la ceremonia, todo el mundo se trasladó a un salón de Santa Fe, donde los nuevos esposos recibieron las felicitaciones de doscientos cincuenta invitados, entre quienes saludamos a filósofa y maestra Pilar Ponce, la abuelita de la novia, quién vino de McAllen donde reside expresamente a la boda, al igual que su hija la escultora Olga Polanco de González y el esposo de ésta, el financiero Mario González. Con ellos el ingeniero Mario González Polanco, su unigénito… Todas las hermanas Polanco-Ponce estaban muy guapas y elegantes: la doctora en Ciencias Biomédicas, Ana Cecilia de Cervantes -directora médica de uno de los grandes laboratorios transnacionales-, en compañía de su esposo, el gastroenterólogo Guillermo Cervantes y sus dos guapos hijos: Guillermo y Alex… La abogada Ramona Polanco y su esposo el penalista Jorge Hernández, enfrascados en alegre charla con su hermano Francisco Polanco Ponce, su esposa Lorenza y sus tres retoños: Francisco, Sarita y Santiago… Las tías abuelas de la novia Margarita Ponce de Robles y Menda, con sus hijos: Tere Hurtado Ponce, Salvador Hurtado y su esposa la doctora en sicología Pati Castañeda; Lupita Robles y Álvaro Altuzarra… Ana Margarita Robles, cuya alegría contagia, se daba el quién vive en elegancia y salero con Lupita Zuckermann Ponce, quien portaba los zapatos más chic de la boda… Con ellas, el ingeniero José Antonio Artigas y Ramos Cárdenas… En la recepción me enteré que ya viene la Carrera Panamericana en su trigésima edición… Y que en 1987 Eduardo León y un grupo de pilotos revivieron esta justa por los caminos de México, la cual en los años cincuenta del siglo pasado eran la locura… Cuando se instituyeron en 1950, dominaban el escenario mundial automovilístico el argentino Juan Manuel Fangio y en nuestro país el famoso José el “Che” Estrada Menocal… Por cierto, allí se comentó un detalle en la vida de Juan Manuel Fangio: en febrero de 1958 cuando el gran corredor de automóviles argentino se encontraba en La Habana para correr el Gran Prix de Cuba, fue secuestrado por la guerrilla de Fidel Castro y del Che Guevara (argentino como él)… Su secuestro duró 29 horas, más de un día… También se recordó cómo la segunda carrera panamericana, la de 1951, cobró la vida del famoso Che mexicano, el Estrada Menocal, tío abuelo de Ramón, Lolita, Paloma y Mauricio Torres Estrada…

Concluyo con la boda de Pili y Edu: la nota distintiva fue el amor que brillaba por todo lo alto …Felicidades para ellos y las dos familias..

por Tere Ponce

  •  Boda de Pilar Maceiras y Eduardo Rodríguez Isoard

¡Qué hermosa es la Parroquia de la Santa Cruz de la Herradura! El vitral del fondo, un jardín, una cortina verde de enredaderas y flores del campo que enmarca al gran Cristo del altar. Al interior, el maderamen del techo da un rico calorcito a la nave que acoge a quienes en su interior elevan sus plegarias al santísimo. Acudí a esta hermosa iglesia porque fue donde mi sobrina Pilar Maceiras Polanco y Eduardo Rodríguez Isoard la escogieron para consagrar su amor ante Dios y los hombres… Los ahora esposos, ya que la boda se efectuó el 2 de septiembre, son hijos del licenciado Pedro Maceiras Campero, de grata memoria; de Pilar Polanco Ponce, de Fausto Eduardo Rodríguez Manzo y de María de Lourdes Isoard Viesca, quienes firmaron las invitaciones para este enlace que unió a dos distinguidas familias capitalinas. Los acompañaron en la ceremonia, siendo padrinos de velación y de manos en compañía del hermano de la novia, Pedro Maceiras Polanco, quien la entregó a su prometido… Un chico muy guapo de seis años acompañó también a Pilar hasta el altar: su hijo Emilio Hernández Maceiras, en tanto los primos de éste, Jorge y Regina Hernández Polanco fungían como pajes de honor… La música de Mozart interpretada por un extraordinario coro elevó nuestros espíritus a las regiones celestiales y rogamos por el amor eterno de Pili y Eduardo… Al final de la ceremonia, todo el mundo se trasladó a un salón de Santa Fe, donde los nuevos esposos recibieron las felicitaciones de doscientos cincuenta invitados, entre quienes saludamos a filósofa y maestra Pilar Ponce, la abuelita de la novia, quién vino de McAllen donde reside expresamente a la boda, al igual que su hija la escultora Olga Polanco de González y el esposo de ésta, el financiero Mario González. Con ellos el ingeniero Mario González Polanco, su unigénito… Todas las hermanas Polanco-Ponce estaban muy guapas y elegantes: la doctora en Ciencias Biomédicas, Ana Cecilia de Cervantes -directora médica de uno de los grandes laboratorios transnacionales-, en compañía de su esposo, el gastroenterólogo Guillermo Cervantes y sus dos guapos hijos: Guillermo y Alex… La abogada Ramona Polanco y su esposo el penalista Jorge Hernández, enfrascados en alegre charla con su hermano Francisco Polanco Ponce, su esposa Lorenza y sus tres retoños: Francisco, Sarita y Santiago… Las tías abuelas de la novia Margarita Ponce de Robles y Menda, con sus hijos: Tere Hurtado Ponce, Salvador Hurtado y su esposa la doctora en sicología Pati Castañeda; Lupita Robles y Álvaro Altuzarra… Ana Margarita Robles, cuya alegría contagia, se daba el quién vive en elegancia y salero con Lupita Zuckermann Ponce, quien portaba los zapatos más chic de la boda… Con ellas, el ingeniero José Antonio Artigas y Ramos Cárdenas… En la recepción me enteré que ya viene la Carrera Panamericana en su trigésima edición… Y que en 1987 Eduardo León y un grupo de pilotos revivieron esta justa por los caminos de México, la cual en los años cincuenta del siglo pasado eran la locura… Cuando se instituyeron en 1950, dominaban el escenario mundial automovilístico el argentino Juan Manuel Fangio y en nuestro país el famoso José el “Che” Estrada Menocal… Por cierto, allí se comentó un detalle en la vida de Juan Manuel Fangio: en febrero de 1958 cuando el gran corredor de automóviles argentino se encontraba en La Habana para correr el Gran Prix de Cuba, fue secuestrado por la guerrilla de Fidel Castro y del Che Guevara (argentino como él)… Su secuestro duró 29 horas, más de un día… También se recordó cómo la segunda carrera panamericana, la de 1951, cobró la vida del famoso Che mexicano, el Estrada Menocal, tío abuelo de Ramón, Lolita, Paloma y Mauricio Torres Estrada…

Concluyo con la boda de Pili y Edu: la nota distintiva fue el amor que brillaba por todo lo alto …Felicidades para ellos y las dos familias..