•      
  •      
  •      
     

  / sábado 8 de diciembre de 2018

Acordanza

Recomendaciones prehispánicas a los tlatoanis aztecas


La ceremonia indígena de unción del nuevo presidente de México Andrés Manuel López Obrador por los representantes de los 68 pueblos originarios tiene una gran trascendencia, porque, desde el último emperador azteca, Cuauhtemoctzin, no se había llevado el ceremonial indígena exactamente en el centro del mundo prehispánico, en la plataforma del antiguo islote donde los mexicas erigieron su ciudad y su imperio.

\u0009Al observar la transmisión por la tele de este evento inusitado en la cultura política de nuestro país, recordé mis lecturas sobre las ceremonias de investidura de los tlatoanis mexicas. Sus obligaciones abarcaban la responsabilidad de la dirección de los negocios públicos, del mando de los ejércitos y de la religión, de la prosperidad y de la vida de los pueblos y de la abundancia de las cosechas para su alimentación… Los discursos de investidura del cargo que nos han llegado, dicen queson “los dioses” los que lo designan como soberano, pero que “su puesto es gravoso, su carga terriblemente pesada”. La parte esencial de su tarea, después de servir a los dioses, es la protección del pueblo.Transcribo parte de lo que se les decía a los antiguos Tlatoanis cuando les daban el Bastón de mando y el Copilli real: “Vos señor, habéis de poner vuestras espaldas debajo de esta carga grande, que es el regimiento de este reino; en vuestras espaldas y en vuestro regazo, y en vuestros brazos, pone nuestro señor dios este oficio y dignidad, de regir y gobernar a la gente popular, que son muy antojadizas y muy enojadizas. Vos señor, por algunos años, los habéis de sustentar y regalar”. “Sed templado en el rigor, en el ejercitar vuestra potencia… Nunca mostréis los dientes del todo, ni saquéis las uñas cuanto podáis… Regocijad y alegrar a la gente popular con juegos y pasatiempos convenibles, porque con esto cobraréis fama y seréis amado”… Para ejercer este poder es necesario que el tlatoani modere sus pasiones, por ello se le dice: “No debéis de decir ni de hacer cosa alguna arrebatadamente: oíd con sosiego y muy por entero las quejas e informaciones que delante de vos vinieren…; no seáis aceptador de personas, ni castiguéis a nadie sin razón… Mirad, señor, que en los estrados y en los tronos de los señores y jueces no ha de haber arrebatamiento, o precipitación de obras, o de palabras, ni se ha de hacer alguna cosa con enojo…y no habléis a nadie con ira, ni espantéis a ninguno con ferocidad. Conviene también, oh señor nuestro, que tengáis mucho aviso en no decir palabras de burlas, o de donaires, porque esto causa menosprecio de vuestra persona…Ahora os conviene tomar corazón de viejo y de hombre grave y sereno…no os deis a las mujeres…No penséis señor que el estado real y el trono y dignidad que es deleitoso y placentero, que no es sino de grande trabajo, y de grande aflicción y de gran penitencia”. …Ante las sabias recomendaciones de los antiguos mexicanos originarios, solo nos queda desear que nuestro flamante presidente-tlatoani las aplique en su mandato.


















Recomendaciones prehispánicas a los tlatoanis aztecas


La ceremonia indígena de unción del nuevo presidente de México Andrés Manuel López Obrador por los representantes de los 68 pueblos originarios tiene una gran trascendencia, porque, desde el último emperador azteca, Cuauhtemoctzin, no se había llevado el ceremonial indígena exactamente en el centro del mundo prehispánico, en la plataforma del antiguo islote donde los mexicas erigieron su ciudad y su imperio.

\u0009Al observar la transmisión por la tele de este evento inusitado en la cultura política de nuestro país, recordé mis lecturas sobre las ceremonias de investidura de los tlatoanis mexicas. Sus obligaciones abarcaban la responsabilidad de la dirección de los negocios públicos, del mando de los ejércitos y de la religión, de la prosperidad y de la vida de los pueblos y de la abundancia de las cosechas para su alimentación… Los discursos de investidura del cargo que nos han llegado, dicen queson “los dioses” los que lo designan como soberano, pero que “su puesto es gravoso, su carga terriblemente pesada”. La parte esencial de su tarea, después de servir a los dioses, es la protección del pueblo.Transcribo parte de lo que se les decía a los antiguos Tlatoanis cuando les daban el Bastón de mando y el Copilli real: “Vos señor, habéis de poner vuestras espaldas debajo de esta carga grande, que es el regimiento de este reino; en vuestras espaldas y en vuestro regazo, y en vuestros brazos, pone nuestro señor dios este oficio y dignidad, de regir y gobernar a la gente popular, que son muy antojadizas y muy enojadizas. Vos señor, por algunos años, los habéis de sustentar y regalar”. “Sed templado en el rigor, en el ejercitar vuestra potencia… Nunca mostréis los dientes del todo, ni saquéis las uñas cuanto podáis… Regocijad y alegrar a la gente popular con juegos y pasatiempos convenibles, porque con esto cobraréis fama y seréis amado”… Para ejercer este poder es necesario que el tlatoani modere sus pasiones, por ello se le dice: “No debéis de decir ni de hacer cosa alguna arrebatadamente: oíd con sosiego y muy por entero las quejas e informaciones que delante de vos vinieren…; no seáis aceptador de personas, ni castiguéis a nadie sin razón… Mirad, señor, que en los estrados y en los tronos de los señores y jueces no ha de haber arrebatamiento, o precipitación de obras, o de palabras, ni se ha de hacer alguna cosa con enojo…y no habléis a nadie con ira, ni espantéis a ninguno con ferocidad. Conviene también, oh señor nuestro, que tengáis mucho aviso en no decir palabras de burlas, o de donaires, porque esto causa menosprecio de vuestra persona…Ahora os conviene tomar corazón de viejo y de hombre grave y sereno…no os deis a las mujeres…No penséis señor que el estado real y el trono y dignidad que es deleitoso y placentero, que no es sino de grande trabajo, y de grande aflicción y de gran penitencia”. …Ante las sabias recomendaciones de los antiguos mexicanos originarios, solo nos queda desear que nuestro flamante presidente-tlatoani las aplique en su mandato.


















sábado 15 de diciembre de 2018

Acordanza

sábado 08 de diciembre de 2018

Acordanza

domingo 02 de diciembre de 2018

Acordanza

sábado 24 de noviembre de 2018

Acordanza

sábado 17 de noviembre de 2018

Acordanza

sábado 10 de noviembre de 2018

Acordanza

domingo 04 de noviembre de 2018

Acordanza

sábado 27 de octubre de 2018

Acordanza

Cargar Más