/ lunes 2 de diciembre de 2019

Agenda pendiente en la frontera norte

En el mosaico de peculiaridades de las

distintas regiones de nuestro país se encuentra la frontera mexicana del norte, definida en si cómo una economía de enclave, la cual se convierte en un complejo entramado de relaciones diplomáticas, migración laboral, intercambio de mercancías en economías asimétricas, altamente complementarias y funcionales entre sí . Sin embargo las relaciones no solo se dan a la luz de la formalidad , sino que muchas de ellas son el origen de los grandes problemas de decadencia social, uno incrementando el consumo de drogas haciendo del trasiego una actividad sumamente violenta que se enquista en una región que en ocasiones parece haber perdido la batalla por mantener el control y en contraprestación nos han inundado de armamento que amenaza en una suerte de guerrillas a superar en número y fuerza a las fuerzas castrenses y de orden público.

Común es escuchar a los habitantes de las zonas fronterizas decir que lo que es legal acá es ilegal allá, lo que existe acá no existe allá o lo que tiene precio mayor acá es menor que allá y viceversa en todos los enunciados anteriores . Así que la riqueza de la frontera radica en su mestizaje cultural que ha construido sociedades eclécticas integradas en ambos países dando como fruto comida de fusión binacional , música tex-mex , un idioma conocido como Spanglish y una cultura identificada por alguna como Cholos style.

La frontera fue construida a base de la inmigración regional en nuestro país que viajó buscando una mejor oportunidad y esperanza de vida , incluso muchos de los que no pudieron cumplir el sueño americano se quedaron varados temporalmente y al final echaron raíces para dar paso a nuevas generaciones. Que magia existe en la frontera en donde existe una atracción poblacional que minimiza el alto riesgo para la vida gracias al crecimiento económico.

La vida fronteriza y su desarrollo económico no se podrían explicar también sin algunas decisiones politicas consecuencia de hechos históricos como el decreto de perímetros libres o zonas de libre comercio en 1933 por el presidente Abelardo Rodríguez con lo cual Tijuana y Ensenada se convirtieron en distritos con derecho a importar productos sin el pago de tarifas, eran los tiempos de la gran depresión y esto ayudo a mitigar un poco sus efectos.

Después el presidente Adolfo López Mateos le pidió a Antonio J. Bermúdez, el empresario más destacado de Ciudad Juárez y líder de Canacintra (quien además tuve la fortuna de conocerlo y abrevar de su parte fragmentos de la historia de la industria maquiladora ) que encabezara una organización encargada de transformar la región. Éste recomendó como la mejor opción el establecimiento de industrias o plantas manufactureras como una forma de darle empleo a muchos connacionales a partir de la extinción del programa Bracero donde muchos mexicanos estaban siendo devueltos a nuestro país y había que aprovechar la coyuntura para detonar la inversión y la misma producción para insumos nacionales.

A este proyecto, Don Antonio Bermúdez denomino Programa Nacional Fronterizo (Pronaf) y comenzó en enero de 1961.

Así fue evolucionando una sociedad acostumbrada a explotar procesos primarios como el algodón , la producción de frutos, hortalizas, pesca, turismo y bares nocturnos a una comunidad más integrada a los requerimientos de producción de la Industria eléctrica , Electronica, médica , comercio , bienes de capital, recientemente la industria aeroespacial y la industria del conocimiento.

Curiosamente no fue aquí donde se integró el Clúster automotriz que tiene otra historia pero si es cierto que existe un buen sector de proveedores del nivel Tier 1,2,3.

Hoy la frontera vive enormes retos y asimismo oportunidades que no solo tienen que ver con la relación bilateral sino que hoy COMO NUNCA ANTES se ve influenciada por las guerras comerciales globales en un mundo marcado por la híper-competencia y conflictos geopolíticos .

La frontera encuentra como amenaza el poderío, organización y sobre todo la terrible metástasis en los tejidos del gobierno y sociedad que ha logrado no solo el tráfico de drogas , sino el tráfico de migrantes , trasiego de drogas, contrabando de órganos , armas, etc. Esta crisis abre una polémica discusión sobre la militarización de la frontera y especialmente la posibilidad de denominar a los cárteles como grupos terroristas por el gobierno del presidente Trump y eventualmente de cara a una difícil reelección convertirnos en un blanco militar con fines electorales, veremos a partir de marzo si volvemos a ser el villano favorito del presidente de Estados Unidos.

El debate será en que tan soberanos somos cuando uno o varios cárteles pueden doblegarnos y el silencio pone en duda el verdadero control del estado de derecho. Será que si podemos solos ejercer la patente exclusiva de la fuerza y vencer a la delincuencia o más bien nos incomoda que nos vengan a decir que no estamos garantizando la libertad y seguridad de los ciudadanos binacionales?

Sin embargo la ratificación del TMEC puede reencauzar la viabilidad de desarrollo de estas regiones con el incremento del grado de contenido regional, así como la guerra de aranceles contra China , MÉXICO nuevamente habrá de vivir en la frontera sendas delegaciones de empresas asiáticas que ante la disminucion de su capacidad de permear el mercado norteamericano buscaran establecerse en mercado nacional , así como automotrices europeas y japonesas que al tener que incrementar su grado de integración buscarán procesos de valor agregado en el país con costo de mano de obra más competitiva .

Así mismo queda en la agenda de la industria fronteriza implementar un programa de integración de proveeduria local, especialmente las que tienen que ver con industrias altamente productivas, donde aún no logramos incorporar más allá del 20% de insumos.

Las exportaciones agrícolas de alta calidad como son las de agricultura protegida o aquella altamente tecnificadas seguirán creciendo en un mercado americano que exige cada vez más especificaciones y certificados que incrementan su valor como Global GAP , Prymus, USFDA, etc.

La riqueza de la frontera dependerá más de la capacidad de seguir identificando a través de nuestros 52 puertos terrestres de ingreso aquellos intercambios comerciales , industriales , de servicios como el médico , hospitalidad geriátrica y de manera muy importante también mantener el desarrollo turístico solo de eso dependerá nuestra capacidad para seguir generando divisas , remesas y encadenamientos globales que logren consolidar al bloque fronterizo Estados Unidos- MÉXICO como unas de las regiones económicas más grandes del mundo.

En el mosaico de peculiaridades de las

distintas regiones de nuestro país se encuentra la frontera mexicana del norte, definida en si cómo una economía de enclave, la cual se convierte en un complejo entramado de relaciones diplomáticas, migración laboral, intercambio de mercancías en economías asimétricas, altamente complementarias y funcionales entre sí . Sin embargo las relaciones no solo se dan a la luz de la formalidad , sino que muchas de ellas son el origen de los grandes problemas de decadencia social, uno incrementando el consumo de drogas haciendo del trasiego una actividad sumamente violenta que se enquista en una región que en ocasiones parece haber perdido la batalla por mantener el control y en contraprestación nos han inundado de armamento que amenaza en una suerte de guerrillas a superar en número y fuerza a las fuerzas castrenses y de orden público.

Común es escuchar a los habitantes de las zonas fronterizas decir que lo que es legal acá es ilegal allá, lo que existe acá no existe allá o lo que tiene precio mayor acá es menor que allá y viceversa en todos los enunciados anteriores . Así que la riqueza de la frontera radica en su mestizaje cultural que ha construido sociedades eclécticas integradas en ambos países dando como fruto comida de fusión binacional , música tex-mex , un idioma conocido como Spanglish y una cultura identificada por alguna como Cholos style.

La frontera fue construida a base de la inmigración regional en nuestro país que viajó buscando una mejor oportunidad y esperanza de vida , incluso muchos de los que no pudieron cumplir el sueño americano se quedaron varados temporalmente y al final echaron raíces para dar paso a nuevas generaciones. Que magia existe en la frontera en donde existe una atracción poblacional que minimiza el alto riesgo para la vida gracias al crecimiento económico.

La vida fronteriza y su desarrollo económico no se podrían explicar también sin algunas decisiones politicas consecuencia de hechos históricos como el decreto de perímetros libres o zonas de libre comercio en 1933 por el presidente Abelardo Rodríguez con lo cual Tijuana y Ensenada se convirtieron en distritos con derecho a importar productos sin el pago de tarifas, eran los tiempos de la gran depresión y esto ayudo a mitigar un poco sus efectos.

Después el presidente Adolfo López Mateos le pidió a Antonio J. Bermúdez, el empresario más destacado de Ciudad Juárez y líder de Canacintra (quien además tuve la fortuna de conocerlo y abrevar de su parte fragmentos de la historia de la industria maquiladora ) que encabezara una organización encargada de transformar la región. Éste recomendó como la mejor opción el establecimiento de industrias o plantas manufactureras como una forma de darle empleo a muchos connacionales a partir de la extinción del programa Bracero donde muchos mexicanos estaban siendo devueltos a nuestro país y había que aprovechar la coyuntura para detonar la inversión y la misma producción para insumos nacionales.

A este proyecto, Don Antonio Bermúdez denomino Programa Nacional Fronterizo (Pronaf) y comenzó en enero de 1961.

Así fue evolucionando una sociedad acostumbrada a explotar procesos primarios como el algodón , la producción de frutos, hortalizas, pesca, turismo y bares nocturnos a una comunidad más integrada a los requerimientos de producción de la Industria eléctrica , Electronica, médica , comercio , bienes de capital, recientemente la industria aeroespacial y la industria del conocimiento.

Curiosamente no fue aquí donde se integró el Clúster automotriz que tiene otra historia pero si es cierto que existe un buen sector de proveedores del nivel Tier 1,2,3.

Hoy la frontera vive enormes retos y asimismo oportunidades que no solo tienen que ver con la relación bilateral sino que hoy COMO NUNCA ANTES se ve influenciada por las guerras comerciales globales en un mundo marcado por la híper-competencia y conflictos geopolíticos .

La frontera encuentra como amenaza el poderío, organización y sobre todo la terrible metástasis en los tejidos del gobierno y sociedad que ha logrado no solo el tráfico de drogas , sino el tráfico de migrantes , trasiego de drogas, contrabando de órganos , armas, etc. Esta crisis abre una polémica discusión sobre la militarización de la frontera y especialmente la posibilidad de denominar a los cárteles como grupos terroristas por el gobierno del presidente Trump y eventualmente de cara a una difícil reelección convertirnos en un blanco militar con fines electorales, veremos a partir de marzo si volvemos a ser el villano favorito del presidente de Estados Unidos.

El debate será en que tan soberanos somos cuando uno o varios cárteles pueden doblegarnos y el silencio pone en duda el verdadero control del estado de derecho. Será que si podemos solos ejercer la patente exclusiva de la fuerza y vencer a la delincuencia o más bien nos incomoda que nos vengan a decir que no estamos garantizando la libertad y seguridad de los ciudadanos binacionales?

Sin embargo la ratificación del TMEC puede reencauzar la viabilidad de desarrollo de estas regiones con el incremento del grado de contenido regional, así como la guerra de aranceles contra China , MÉXICO nuevamente habrá de vivir en la frontera sendas delegaciones de empresas asiáticas que ante la disminucion de su capacidad de permear el mercado norteamericano buscaran establecerse en mercado nacional , así como automotrices europeas y japonesas que al tener que incrementar su grado de integración buscarán procesos de valor agregado en el país con costo de mano de obra más competitiva .

Así mismo queda en la agenda de la industria fronteriza implementar un programa de integración de proveeduria local, especialmente las que tienen que ver con industrias altamente productivas, donde aún no logramos incorporar más allá del 20% de insumos.

Las exportaciones agrícolas de alta calidad como son las de agricultura protegida o aquella altamente tecnificadas seguirán creciendo en un mercado americano que exige cada vez más especificaciones y certificados que incrementan su valor como Global GAP , Prymus, USFDA, etc.

La riqueza de la frontera dependerá más de la capacidad de seguir identificando a través de nuestros 52 puertos terrestres de ingreso aquellos intercambios comerciales , industriales , de servicios como el médico , hospitalidad geriátrica y de manera muy importante también mantener el desarrollo turístico solo de eso dependerá nuestra capacidad para seguir generando divisas , remesas y encadenamientos globales que logren consolidar al bloque fronterizo Estados Unidos- MÉXICO como unas de las regiones económicas más grandes del mundo.

lunes 20 de enero de 2020

No hay años fáciles

lunes 02 de diciembre de 2019

Agenda pendiente en la frontera norte

lunes 04 de noviembre de 2019

Competitividad en México, una debilidad

lunes 21 de octubre de 2019

Transformación industrial e innovación

lunes 07 de octubre de 2019

Ejes de la 4T industrial

lunes 23 de septiembre de 2019

Autodeterminación y nacionalismo productivo

miércoles 11 de septiembre de 2019

Presupuesto 2020, democratizar el crecimiento

miércoles 04 de septiembre de 2019

Meses de cambios y política industrial

Cargar Más