/ miércoles 14 de agosto de 2019

Aguas Profundas | Dos Bocas, con TIR de 13.5%

Que el presidente Andrés Manuel López Obrador retome el proyecto de la refinería Bicentenario de Felipe Calderón no tiene precio; que reactive una industria que Emilio Lozoya como director de Pemex defendió en un primer momento, pero que sus compañeritos de banca decidieran dar marcha atrás, parece un acto de justicia poética.

La justificación del proyecto que hace hoy el equipo del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, tiene varias vertientes: retoma la ingeniería de la Bicentenario y ahorra 18 meses de trabajo, eleva los coeficientes de producción y se logra una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 13 o hasta de 13.5 por ciento. Ojo, la Bicentenario apostaba por una TIR de 17 por ciento en función de que iba a trabajar conjuntamente con los residuales de la Miguel Hidalgo, en Tula.

En Pemex, los ingenieros a cargo de Dos Bocas recibieron, vía la oficina de transparencia, todo el estudio que hizo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) sobre el proyecto y emitieron su respuesta. Hay equivocaciones muy importantes en el planteamiento hecho por el Think Tank del sector privado. Entre otras, la TIR resulta muy baja porque la capacidad calculada es 50 mil barriles menor, los riesgos están sobreestimados y calcularon mal el daño ambiental, así como las remediaciones a realizar. De hecho, no están consideradas por el Imco, lo que genera un grave error de percepción.

Donde va a haber problemas, y es un asunto al que se debe de enfocar muy pronto la secretaria de Energía, Rocío Nahle, tiene que ver las relaciones públicas de la refinería con su enfoque ambiental. Sobre todo el peso que tienen las organizaciones internacionales —una especie de mafia mundial capaz de revertir proyectos en cualquier parte del mundo— y los trabajos a realizar.

De entrada, la refinería estará construida sobre una plataforma de tres metros de altura, lo que anula la posibilidad de una inundación; los pronósticos del clima señalan que ahí no va a pegar un huracán en 500 años y si hubiera alguno, primero pegaría en tierra antes de llegar a las instalaciones de Pemex.

Por cierto, todo el producto se moverá en barco a Tuxpan para llegar al centro del país, lo que implica, prácticamente, tener almacenamientos muy pequeños.

BUZOS:

1. Este jueves hay una reunión de primer nivel en Palacio Nacional. Ahí estarán reunidos Carlos M. Hernández, CEO de Fluor Corporation; Jae Jun Yoo, CEO de Samsung Engineering; y Dante Caravaggio, de KBR. El motivo es simple, les van a leer la cartilla. No se aceptan retrasos, sobrecostos, errores y se cumplen todos y cada uno de los parámetros de la licitación. Los directivos escucharán directamente del Presidente las advertencias que tiene este gobierno para los contratistas de Dos Bocas

2. Vicente González, fundador de Geoestratos y del Centro de Investigación de Crudo Extrapesado y Recuperación Mejorada (CICERM), rechaza recibir fondos de PEP para operar o tener contratos. De hecho, próximamente el CICERM se convertirá en una Unidad Académica de la UNAM con quien han trabajado en el desarrollo de tecnología desde hace más de 20 años, todas sus investigaciones son realizadas por estudiantes con equipos de la UNAM y jóvenes que están sacando su doctorado y son patrocinados por fondos sectoriales.

Que el presidente Andrés Manuel López Obrador retome el proyecto de la refinería Bicentenario de Felipe Calderón no tiene precio; que reactive una industria que Emilio Lozoya como director de Pemex defendió en un primer momento, pero que sus compañeritos de banca decidieran dar marcha atrás, parece un acto de justicia poética.

La justificación del proyecto que hace hoy el equipo del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, tiene varias vertientes: retoma la ingeniería de la Bicentenario y ahorra 18 meses de trabajo, eleva los coeficientes de producción y se logra una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 13 o hasta de 13.5 por ciento. Ojo, la Bicentenario apostaba por una TIR de 17 por ciento en función de que iba a trabajar conjuntamente con los residuales de la Miguel Hidalgo, en Tula.

En Pemex, los ingenieros a cargo de Dos Bocas recibieron, vía la oficina de transparencia, todo el estudio que hizo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) sobre el proyecto y emitieron su respuesta. Hay equivocaciones muy importantes en el planteamiento hecho por el Think Tank del sector privado. Entre otras, la TIR resulta muy baja porque la capacidad calculada es 50 mil barriles menor, los riesgos están sobreestimados y calcularon mal el daño ambiental, así como las remediaciones a realizar. De hecho, no están consideradas por el Imco, lo que genera un grave error de percepción.

Donde va a haber problemas, y es un asunto al que se debe de enfocar muy pronto la secretaria de Energía, Rocío Nahle, tiene que ver las relaciones públicas de la refinería con su enfoque ambiental. Sobre todo el peso que tienen las organizaciones internacionales —una especie de mafia mundial capaz de revertir proyectos en cualquier parte del mundo— y los trabajos a realizar.

De entrada, la refinería estará construida sobre una plataforma de tres metros de altura, lo que anula la posibilidad de una inundación; los pronósticos del clima señalan que ahí no va a pegar un huracán en 500 años y si hubiera alguno, primero pegaría en tierra antes de llegar a las instalaciones de Pemex.

Por cierto, todo el producto se moverá en barco a Tuxpan para llegar al centro del país, lo que implica, prácticamente, tener almacenamientos muy pequeños.

BUZOS:

1. Este jueves hay una reunión de primer nivel en Palacio Nacional. Ahí estarán reunidos Carlos M. Hernández, CEO de Fluor Corporation; Jae Jun Yoo, CEO de Samsung Engineering; y Dante Caravaggio, de KBR. El motivo es simple, les van a leer la cartilla. No se aceptan retrasos, sobrecostos, errores y se cumplen todos y cada uno de los parámetros de la licitación. Los directivos escucharán directamente del Presidente las advertencias que tiene este gobierno para los contratistas de Dos Bocas

2. Vicente González, fundador de Geoestratos y del Centro de Investigación de Crudo Extrapesado y Recuperación Mejorada (CICERM), rechaza recibir fondos de PEP para operar o tener contratos. De hecho, próximamente el CICERM se convertirá en una Unidad Académica de la UNAM con quien han trabajado en el desarrollo de tecnología desde hace más de 20 años, todas sus investigaciones son realizadas por estudiantes con equipos de la UNAM y jóvenes que están sacando su doctorado y son patrocinados por fondos sectoriales.

miércoles 15 de julio de 2020

Aguas Profundas | El show de Lozoya

miércoles 08 de julio de 2020

Aguas Profundas | Lozoya, testigo protegido

miércoles 01 de julio de 2020

Aguas Profundas | Recrean monopolios

miércoles 24 de junio de 2020

Aguas Profundas | Pemex, la masacre

miércoles 10 de junio de 2020

El berrinche de Celestinos

miércoles 03 de junio de 2020

Aguas Profundas | Dos Bocas está de cabeza

miércoles 27 de mayo de 2020

Aguas Profundas | Nahle, La Indomable

miércoles 20 de mayo de 2020

Aguas Profundas | El Virrey Bartlett

Cargar Más