/ martes 2 de abril de 2019

Ajo y Agua | Malas costumbres

Lamentablemente en el futbol mexicano se está dando como una cosa normal la caída de los directores técnico, y cada vez es mayor el porcentaje de entrenadores cesados, temporada tras temporada. En el actual torneo, cuando apenas se han disputado 12 fechas, estamos a punto de romper los registros de muchos años, desde que se estableció el sistema de torneos cortos. Y parece que ya nadie se asusta de las destituciones que cada vez son más. Es algo en verdad preocupante.

Espero que no sea contagioso, por lo que acontece en la sociedad mexicana de todo el país en lo que se refiere a la violencia, ya que es un parámetro que no me gustaría volver a mencionar. Y es que hay tantos muertos diariamente en todo el territorio nacional, que pareciera que nos estamos acostumbrando a ello; ya no nos parece espeluznante. No se puede seguir viviendo así.

En el tema que hoy tocamos, con los directores técnicos habrá que buscar un respaldo para que no queden tan desprotegidos ante las decisiones de los directivos. No sería descabellado regresar en el tiempo a las épocas en que propuse a Diego Mercado para que asumiera el cargo de presidente de la Asociación de Entrenadores de México. Creo que hace falta una figura así para tener un respaldo y proteger los intereses profesionales que todos los directores técnicos debemos tener. Recuerden que también he insistido sobre el tema de que la Asociación de Futbolistas Mexicanos tenga autonomía y la fuerza suficiente para darse el lugar y que sean respetados laboralmente como profesionales, no solamente en sus equipos, sino hasta con la Selección Nacional, ya que no existen los acuerdos necesarios para que no abusen los federativos en la explotación de la imagen de los futbolistas cuando están convocados a la Selección Mexicana.

Son temas muy importantes que deberían negociar los futbolistas, o en este caso quienes los representan, para llegar a acuerdos donde se establezcan derechos y obligaciones cuando se está en la disciplina dentro de la Selección.

En cuando a los árbitros, otro sector vulnerable en nuestro futbol, presumen de tener autonomía y valerse por sí mismos, pero ahora, con la llegada del VAR, que va a ser de mucha ayuda, ojalá se capaciten y se acoplen lo más rápido posible en cuanto a los criterios que se deben tomar utilizando esta herramienta que tienen en su poder y que les va a ayudar a corregir muchos errores humanos. Sería muy interesante conocer a profundidad cómo está constituida la Comisión de Árbitros en México y en qué condiciones se encuentra en cuanto a los acuerdos que hayan obtenido en sus negociaciones con los federativos del futbol mexicano.

Sería muy importante que los acuerdos que tienen los árbitros, así como la Asociación de Futbolistas Mexicanos, fueran dados a conocer públicamente. Y ya que estamos metidos en inquietudes de acuerdos, sería también fantástico investigar cuáles son los premios (primas) que se otorgan a los integrantes de la Selección Mayor y qué acuerdos hay en cuanto a pagos por partidos, por campeonatos, y también la participación en los anuncios promocionales que tiene contratados la Federación con los sponsors y darlos a conocer para así saber cómo reparten -según la información que he recibido, de manera poco equitativa- todos esos que son grandes beneficios y que durante muchos años han sido para unos cuantos.

Regresando al tema principal, que es el despido de directores técnicos, habrá que contemplar que existan contratos que protejan los intereses profesionales y laborales de los entrenadores, ya que en muchas ocasiones les dan una indemnización inferior a la que corresponde de acuerdo al total de su contrato.

En lo que va del Torneo Clausura 2019, ya van ocho técnicos cesados: Francisco Ayestarán (Pachuca), Enrique Meza (Puebla), David Patiño (Pumas), Roberto Hernández (Morelia), Rafael Puente (Querétaro), Hernán Cristante (Toluca), Guillermo Hoyos (Atlas) y José Saturnino Cardozo (Guadalajara), y todo indica que habrá más para imponer marca de despidos.

Así que, preocupado por esto, creo que habrá que establecer un blindaje, como lo hacen muchos entrenadores en el mundo, para no verse afectados por los caprichos de algunos directivos.

¡Que te lo digo yo!

Lamentablemente en el futbol mexicano se está dando como una cosa normal la caída de los directores técnico, y cada vez es mayor el porcentaje de entrenadores cesados, temporada tras temporada. En el actual torneo, cuando apenas se han disputado 12 fechas, estamos a punto de romper los registros de muchos años, desde que se estableció el sistema de torneos cortos. Y parece que ya nadie se asusta de las destituciones que cada vez son más. Es algo en verdad preocupante.

Espero que no sea contagioso, por lo que acontece en la sociedad mexicana de todo el país en lo que se refiere a la violencia, ya que es un parámetro que no me gustaría volver a mencionar. Y es que hay tantos muertos diariamente en todo el territorio nacional, que pareciera que nos estamos acostumbrando a ello; ya no nos parece espeluznante. No se puede seguir viviendo así.

En el tema que hoy tocamos, con los directores técnicos habrá que buscar un respaldo para que no queden tan desprotegidos ante las decisiones de los directivos. No sería descabellado regresar en el tiempo a las épocas en que propuse a Diego Mercado para que asumiera el cargo de presidente de la Asociación de Entrenadores de México. Creo que hace falta una figura así para tener un respaldo y proteger los intereses profesionales que todos los directores técnicos debemos tener. Recuerden que también he insistido sobre el tema de que la Asociación de Futbolistas Mexicanos tenga autonomía y la fuerza suficiente para darse el lugar y que sean respetados laboralmente como profesionales, no solamente en sus equipos, sino hasta con la Selección Nacional, ya que no existen los acuerdos necesarios para que no abusen los federativos en la explotación de la imagen de los futbolistas cuando están convocados a la Selección Mexicana.

Son temas muy importantes que deberían negociar los futbolistas, o en este caso quienes los representan, para llegar a acuerdos donde se establezcan derechos y obligaciones cuando se está en la disciplina dentro de la Selección.

En cuando a los árbitros, otro sector vulnerable en nuestro futbol, presumen de tener autonomía y valerse por sí mismos, pero ahora, con la llegada del VAR, que va a ser de mucha ayuda, ojalá se capaciten y se acoplen lo más rápido posible en cuanto a los criterios que se deben tomar utilizando esta herramienta que tienen en su poder y que les va a ayudar a corregir muchos errores humanos. Sería muy interesante conocer a profundidad cómo está constituida la Comisión de Árbitros en México y en qué condiciones se encuentra en cuanto a los acuerdos que hayan obtenido en sus negociaciones con los federativos del futbol mexicano.

Sería muy importante que los acuerdos que tienen los árbitros, así como la Asociación de Futbolistas Mexicanos, fueran dados a conocer públicamente. Y ya que estamos metidos en inquietudes de acuerdos, sería también fantástico investigar cuáles son los premios (primas) que se otorgan a los integrantes de la Selección Mayor y qué acuerdos hay en cuanto a pagos por partidos, por campeonatos, y también la participación en los anuncios promocionales que tiene contratados la Federación con los sponsors y darlos a conocer para así saber cómo reparten -según la información que he recibido, de manera poco equitativa- todos esos que son grandes beneficios y que durante muchos años han sido para unos cuantos.

Regresando al tema principal, que es el despido de directores técnicos, habrá que contemplar que existan contratos que protejan los intereses profesionales y laborales de los entrenadores, ya que en muchas ocasiones les dan una indemnización inferior a la que corresponde de acuerdo al total de su contrato.

En lo que va del Torneo Clausura 2019, ya van ocho técnicos cesados: Francisco Ayestarán (Pachuca), Enrique Meza (Puebla), David Patiño (Pumas), Roberto Hernández (Morelia), Rafael Puente (Querétaro), Hernán Cristante (Toluca), Guillermo Hoyos (Atlas) y José Saturnino Cardozo (Guadalajara), y todo indica que habrá más para imponer marca de despidos.

Así que, preocupado por esto, creo que habrá que establecer un blindaje, como lo hacen muchos entrenadores en el mundo, para no verse afectados por los caprichos de algunos directivos.

¡Que te lo digo yo!

martes 23 de julio de 2019

Ajo y Agua | Cuidado con el América

martes 25 de junio de 2019

Ajo y Agua | Las odiosas comparaciones

martes 11 de junio de 2019

Ajo y Agua | Con letras doradas

martes 04 de junio de 2019

Ajo y Agua | La tercera, la vencida

martes 21 de mayo de 2019

Ajo y Agua | Justicia Deportiva

Cargar Más