/ martes 18 de junio de 2019

Ajo y Agua | Me hizo recordar mi llegada

Eden Hazard, al ser presentado en el Santiago Bernabéu, aceptó la responsabilidad de representar el escudo del Real Madrid y aseguró que si no aprovecha será culpa suya; eso me llevó a rememorar mi arribo a la Casa Blanca: mi mentalidad ganadora me permitió conquistarla.

***

Como lo dije hace unos meses, era cuestión de tiempo para ver resurgir la grandeza del Real Madrid, y es que no se puede juzgar tan irracionalmente al mejor equipo del mundo, sólo por una temporada en la que los resultados no estuvieron a la altura.

Quizá, para cualquier otro club, ser eliminado en los cuartos de final de la Champions League, después de tres títulos consecutivos, no sería tan malo, pero recordemos que estamos hablando del Club Blanco, en el que la exigencia siempre es máxima.

A ello se debe el regreso de Zinedine Zidane a la dirección técnica, con todo el respaldo del presidente Florentino Pérez para armar la plantilla del equipo que, no tengo duda, la próxima temporada nos llenará de alegrías.

De entrada, el viernes pasado, el estadio Santiago Bernabéu volvió a vibrar con más de 50 mil aficionados que se dieron cita para darle la bienvenida al delantero Eden Hazard, proveniente del Chelsea y fichado a cambio de más de 100 millones de euros.

El belga demostró que sabe lo que representa vestir la playera merengue, pues si bien aceptó que no es jugador galáctico, también advirtió que hará hasta lo imposible por ganarse esa etiqueta, así como un lugar en la historia del Real Madrid, distinción que muy pocos tenemos.

Sin duda, Hazard es el principal refuerzo del Real Madrid de cara a la próxima temporada, pero es también uno de los más mediáticos en este mercado de verano, en el que se espera que Zidane siga teniendo nuevas incorporaciones.

Hasta ahora son más de 300 millones de euros los que el conjunto merengue ha invertido en el último mes, cifra que nunca antes había alcanzado, y que supera los 254 millones de euros que gastó en el verano de 2009, cuando fichó al mismísimo Cristiano Ronaldo, por poco menos de 100 millones de euros.

Por si fuera poco, un par de días atrás, el Real Madrid presentó al también delantero Luka Jovic, proveniente del Eintracht Frankfurt, quien con sus apenas 21 años de edad maravilló con su gran capacidad goleadora.

Es cierto, el joven serbio no tiene asegurado su lugar, al menos no como lo tiene Hazard, pero me agradó al escucharlo en su presentación, sobre todo al aceptar, pese a su corta edad, la enorme responsabilidad que conlleva jugar con el escudo del madridismo en el pecho. Refirió ser el chico más feliz del mundo y que si no aprovechaba esta oportunidad, sería sólo su culpa.

Me hizo recordad mi llegada al Bernabéu, que, como todos sabemos, no fue tan fácil en un principio. Afortunadamente, mi mentalidad ganadora me llevó a conquistar la llamada Casa Blanca de Madrid, con grandes goles, firmados con espectaculares remates de chilena que se volvieron mi distintivo, tanto, que el propio Cristiano Ronaldo no descansó hasta que logró anotar de esta forma.

También quiero destacar la importancia de dar continuidad a algunos jugadores de la plantilla, como es el caso del capitán Sergio Ramos, quien categóricamente demostró por qué fue elegido como el líder del equipo, al ofrecer una conferencia de prensa en la que desmintió que se haya planteado la posibilidad de dejar al Real Madrid para aceptar una millonaria oferta en China.

Dijo ser madridista y que su deseo es retirarse en el Bernabéu. Sin duda, el defensor demostró tener el ADN del equipo, y quién mejor que él para ayudar a Hazard y Jovic a entender la responsabilidad y compromiso que implica vestirse de blanco.

A pesar de estas grandes incorporaciones, siento que el Real Madrid necesita reforzarse todavía con dos o tres jugadores más, ya que el desgaste que algunos elementos han sufrido con Zidane y hasta los que se han visto afectados con el mismo ambiente triunfalista que tiene el Real Madrid, hace notar que algunos ya no tienen la misma hambre de éxito para conseguir más título, y ahora el Real Madrid no solamente tiene que pensar y conformarse con ganar la Champions, sino que la Liga de España debe ser el objetivo más importante e inmediato… Después vendrá la Champions y por último la Copa del Rey, pero está claro que el Real Madrid debe alimentar su ambición en ganar las tres competiciones esta temporada, ya que la mentalidad de todos los que hemos estado en el mejor club del mundo, sabemos que es la de ganar todos los títulos en disputa cada año.

¡Que te lo digo yo!

Eden Hazard, al ser presentado en el Santiago Bernabéu, aceptó la responsabilidad de representar el escudo del Real Madrid y aseguró que si no aprovecha será culpa suya; eso me llevó a rememorar mi arribo a la Casa Blanca: mi mentalidad ganadora me permitió conquistarla.

***

Como lo dije hace unos meses, era cuestión de tiempo para ver resurgir la grandeza del Real Madrid, y es que no se puede juzgar tan irracionalmente al mejor equipo del mundo, sólo por una temporada en la que los resultados no estuvieron a la altura.

Quizá, para cualquier otro club, ser eliminado en los cuartos de final de la Champions League, después de tres títulos consecutivos, no sería tan malo, pero recordemos que estamos hablando del Club Blanco, en el que la exigencia siempre es máxima.

A ello se debe el regreso de Zinedine Zidane a la dirección técnica, con todo el respaldo del presidente Florentino Pérez para armar la plantilla del equipo que, no tengo duda, la próxima temporada nos llenará de alegrías.

De entrada, el viernes pasado, el estadio Santiago Bernabéu volvió a vibrar con más de 50 mil aficionados que se dieron cita para darle la bienvenida al delantero Eden Hazard, proveniente del Chelsea y fichado a cambio de más de 100 millones de euros.

El belga demostró que sabe lo que representa vestir la playera merengue, pues si bien aceptó que no es jugador galáctico, también advirtió que hará hasta lo imposible por ganarse esa etiqueta, así como un lugar en la historia del Real Madrid, distinción que muy pocos tenemos.

Sin duda, Hazard es el principal refuerzo del Real Madrid de cara a la próxima temporada, pero es también uno de los más mediáticos en este mercado de verano, en el que se espera que Zidane siga teniendo nuevas incorporaciones.

Hasta ahora son más de 300 millones de euros los que el conjunto merengue ha invertido en el último mes, cifra que nunca antes había alcanzado, y que supera los 254 millones de euros que gastó en el verano de 2009, cuando fichó al mismísimo Cristiano Ronaldo, por poco menos de 100 millones de euros.

Por si fuera poco, un par de días atrás, el Real Madrid presentó al también delantero Luka Jovic, proveniente del Eintracht Frankfurt, quien con sus apenas 21 años de edad maravilló con su gran capacidad goleadora.

Es cierto, el joven serbio no tiene asegurado su lugar, al menos no como lo tiene Hazard, pero me agradó al escucharlo en su presentación, sobre todo al aceptar, pese a su corta edad, la enorme responsabilidad que conlleva jugar con el escudo del madridismo en el pecho. Refirió ser el chico más feliz del mundo y que si no aprovechaba esta oportunidad, sería sólo su culpa.

Me hizo recordad mi llegada al Bernabéu, que, como todos sabemos, no fue tan fácil en un principio. Afortunadamente, mi mentalidad ganadora me llevó a conquistar la llamada Casa Blanca de Madrid, con grandes goles, firmados con espectaculares remates de chilena que se volvieron mi distintivo, tanto, que el propio Cristiano Ronaldo no descansó hasta que logró anotar de esta forma.

También quiero destacar la importancia de dar continuidad a algunos jugadores de la plantilla, como es el caso del capitán Sergio Ramos, quien categóricamente demostró por qué fue elegido como el líder del equipo, al ofrecer una conferencia de prensa en la que desmintió que se haya planteado la posibilidad de dejar al Real Madrid para aceptar una millonaria oferta en China.

Dijo ser madridista y que su deseo es retirarse en el Bernabéu. Sin duda, el defensor demostró tener el ADN del equipo, y quién mejor que él para ayudar a Hazard y Jovic a entender la responsabilidad y compromiso que implica vestirse de blanco.

A pesar de estas grandes incorporaciones, siento que el Real Madrid necesita reforzarse todavía con dos o tres jugadores más, ya que el desgaste que algunos elementos han sufrido con Zidane y hasta los que se han visto afectados con el mismo ambiente triunfalista que tiene el Real Madrid, hace notar que algunos ya no tienen la misma hambre de éxito para conseguir más título, y ahora el Real Madrid no solamente tiene que pensar y conformarse con ganar la Champions, sino que la Liga de España debe ser el objetivo más importante e inmediato… Después vendrá la Champions y por último la Copa del Rey, pero está claro que el Real Madrid debe alimentar su ambición en ganar las tres competiciones esta temporada, ya que la mentalidad de todos los que hemos estado en el mejor club del mundo, sabemos que es la de ganar todos los títulos en disputa cada año.

¡Que te lo digo yo!

martes 13 de agosto de 2019

Ajo y Agua | ¡Aunque les joda!

martes 06 de agosto de 2019

Ajo y Agua | El mejor futbol del mundo

martes 23 de julio de 2019

Ajo y Agua | Cuidado con el América

martes 25 de junio de 2019

Ajo y Agua | Las odiosas comparaciones

Cargar Más