/ martes 10 de diciembre de 2019

Ajo y Agua | No queda más que ponerse cómodo

América se citó con Monterrey en la final del Apertura 2019, aunque para ello habrá que esperar hasta después de la Navidad, debido a la participación del conjunto regiomontano en el Mundial de Clubes de la FIFA, que del 11 al 21 de diciembre se disputará en el lejano Qatar.

Emocionante cierre de semifinales se vivió el domingo por la noche en el estadio Azteca, donde las Águilas del América lograron darle la vuelta a la eliminatoria frente a Monarcas Morelia para citarse con los Rayados de Monterrey en la final del Apertura 2019, aunque claro, para eso habrá que esperar hasta después de la Navidad, debido a la participación del conjunto regiomontano en el Mundial de Clubes de la FIFA, que del 11 al 21 de diciembre se disputará en el lejano Qatar.

Mientras tanto, habrá que ver cómo le hace Miguel Herrera para mantener concentrados a sus jugadores, más allá del aspecto físico, pues sin duda lo que más debe preocuparle es el ritmo de competencia. Lo que es desventaja para unos, para otros puedo considerarse una ventaja, pues también es cierto que podrá contar con dos semanas de preparación, tiempo suficiente, incluso, para que sus jugadores se recuperen de cualquier tipo de dolencia.

Así de ocurrentes pueden llegar a ser algunos de los directivos del futbol mexicano, y así seguirá siendo mientras el reglamento mantenga esas lagunas, que les permiten hacer adecuaciones a su antojo y acordes a su conveniencia, ya que este tema va más allá de la mala planeación que existe en el calendario de competición, y que, como ya he lamentado ocasiones anteriores, ha costado la participación en la Copa América y Copa Libertadores, torneos que realmente dejarían grandes aprendizajes a nuestro futbol, tanto a nivel de Selección Nacional como a nivel de clubes.

De vuelta a lo vivido el domingo sobre el terreno de juego del estadio Azteca, el América logró revertir la derrota de 2-0 que sufrió el jueves pasado en su visita al estadio Morelos, para conseguir su clasificación a la final, con marcador global de 2-2, gracias a su mejor posición en la tabla de clasificación.

Al menos aún existe una pizca de lógica en las decisiones que se toman en la Liga MX, aunque insisto en que lo más justo sería que el campeón fuera aquel equipo que hizo más puntos a lo largo del torneo, evitando así la Liguilla y de esta forma tener mayor flexibilidad en el calendario para empalmarlo con competiciones internacionales. Pero claro, en el futbol mexicano importa más lo económico que lo deportivo.

En otro orden de ideas, y sin querer ser partidario de ninguno de los dos equipos finalistas, destaco que al menos uno de los denominados grandes del futbol mexicano se haya abierto paso hasta la final.

Chivas, Cruz Azul y Pumas se quedaron fuera de la fiesta grande, en la que, hay que destacar, América tuvo que sufrir de más para darle vuelta a las eliminatorias frente a Tigres, en cuartos de final, y ante Monarcas, en semifinales.

También es de destacar el hecho de que lo haya logrado gracias a un héroe inesperado, prácticamente anónimo, pues mientras muchos esperaban que el experimentado delantero chileno Nicolás Castillo fuera el gran referente del conjunto de Coapa, ha sido el uruguayo Federico Viñas, con sólo 21 años de edad, el que ha dado la cara, al menos en la Liguilla.

Ante Tigres, el ex jugador del Atlético Juventud, de la Segunda División de Uruguay, anotó, con sólo 20 minutos de juego, el gol con el que América se llenó de confianza en busca de la remontada para terminar por imponerse 4-2 y dejar en el olvido la derrota de 2-1 en el estadio Azteca.

Y frente a Monarcas, el domingo, firmó, en el minuto 43, el 2-0 con el que las Águilas se metieron en la pelea en busca del pase a la final.

Lo que más llama la atención es que el joven delantero apenas y tuvo actividad en el torneo regular, con sólo cinco participaciones, de la fecha 9 a la 13.

En este lapso, el uruguayo anotó dos goles, uno en el empate frente a Pumas; y otro en el también empate contra Juárez; además de su asistencia en el empate contra Querétaro.

Incluidos los tres juegos de Liguilla, de los cuales fue titular en los dos últimos, Viñas acumula 218 minutos en el futbol mexicano.

Muy bien para un joven que dice estar viviendo un sueño, que vino al futbol mexicano dispuesto a aprender, como él mismo lo dijo.

Nunca imaginó que su vida fuera a cambiar tanto, mientras que el americanismo nunca se imaginó que este joven se convertiría en su principal argumento en busca de su anhelado título número 14 en el futbol mexicano.

¡Que te lo digo yo!

América se citó con Monterrey en la final del Apertura 2019, aunque para ello habrá que esperar hasta después de la Navidad, debido a la participación del conjunto regiomontano en el Mundial de Clubes de la FIFA, que del 11 al 21 de diciembre se disputará en el lejano Qatar.

Emocionante cierre de semifinales se vivió el domingo por la noche en el estadio Azteca, donde las Águilas del América lograron darle la vuelta a la eliminatoria frente a Monarcas Morelia para citarse con los Rayados de Monterrey en la final del Apertura 2019, aunque claro, para eso habrá que esperar hasta después de la Navidad, debido a la participación del conjunto regiomontano en el Mundial de Clubes de la FIFA, que del 11 al 21 de diciembre se disputará en el lejano Qatar.

Mientras tanto, habrá que ver cómo le hace Miguel Herrera para mantener concentrados a sus jugadores, más allá del aspecto físico, pues sin duda lo que más debe preocuparle es el ritmo de competencia. Lo que es desventaja para unos, para otros puedo considerarse una ventaja, pues también es cierto que podrá contar con dos semanas de preparación, tiempo suficiente, incluso, para que sus jugadores se recuperen de cualquier tipo de dolencia.

Así de ocurrentes pueden llegar a ser algunos de los directivos del futbol mexicano, y así seguirá siendo mientras el reglamento mantenga esas lagunas, que les permiten hacer adecuaciones a su antojo y acordes a su conveniencia, ya que este tema va más allá de la mala planeación que existe en el calendario de competición, y que, como ya he lamentado ocasiones anteriores, ha costado la participación en la Copa América y Copa Libertadores, torneos que realmente dejarían grandes aprendizajes a nuestro futbol, tanto a nivel de Selección Nacional como a nivel de clubes.

De vuelta a lo vivido el domingo sobre el terreno de juego del estadio Azteca, el América logró revertir la derrota de 2-0 que sufrió el jueves pasado en su visita al estadio Morelos, para conseguir su clasificación a la final, con marcador global de 2-2, gracias a su mejor posición en la tabla de clasificación.

Al menos aún existe una pizca de lógica en las decisiones que se toman en la Liga MX, aunque insisto en que lo más justo sería que el campeón fuera aquel equipo que hizo más puntos a lo largo del torneo, evitando así la Liguilla y de esta forma tener mayor flexibilidad en el calendario para empalmarlo con competiciones internacionales. Pero claro, en el futbol mexicano importa más lo económico que lo deportivo.

En otro orden de ideas, y sin querer ser partidario de ninguno de los dos equipos finalistas, destaco que al menos uno de los denominados grandes del futbol mexicano se haya abierto paso hasta la final.

Chivas, Cruz Azul y Pumas se quedaron fuera de la fiesta grande, en la que, hay que destacar, América tuvo que sufrir de más para darle vuelta a las eliminatorias frente a Tigres, en cuartos de final, y ante Monarcas, en semifinales.

También es de destacar el hecho de que lo haya logrado gracias a un héroe inesperado, prácticamente anónimo, pues mientras muchos esperaban que el experimentado delantero chileno Nicolás Castillo fuera el gran referente del conjunto de Coapa, ha sido el uruguayo Federico Viñas, con sólo 21 años de edad, el que ha dado la cara, al menos en la Liguilla.

Ante Tigres, el ex jugador del Atlético Juventud, de la Segunda División de Uruguay, anotó, con sólo 20 minutos de juego, el gol con el que América se llenó de confianza en busca de la remontada para terminar por imponerse 4-2 y dejar en el olvido la derrota de 2-1 en el estadio Azteca.

Y frente a Monarcas, el domingo, firmó, en el minuto 43, el 2-0 con el que las Águilas se metieron en la pelea en busca del pase a la final.

Lo que más llama la atención es que el joven delantero apenas y tuvo actividad en el torneo regular, con sólo cinco participaciones, de la fecha 9 a la 13.

En este lapso, el uruguayo anotó dos goles, uno en el empate frente a Pumas; y otro en el también empate contra Juárez; además de su asistencia en el empate contra Querétaro.

Incluidos los tres juegos de Liguilla, de los cuales fue titular en los dos últimos, Viñas acumula 218 minutos en el futbol mexicano.

Muy bien para un joven que dice estar viviendo un sueño, que vino al futbol mexicano dispuesto a aprender, como él mismo lo dijo.

Nunca imaginó que su vida fuera a cambiar tanto, mientras que el americanismo nunca se imaginó que este joven se convertiría en su principal argumento en busca de su anhelado título número 14 en el futbol mexicano.

¡Que te lo digo yo!

martes 28 de enero de 2020

Ajo y Agua | Chicharito sí es leyenda

martes 21 de enero de 2020

Ajo de agua

martes 31 de diciembre de 2019

Ajo y agua | Lo dejaron crecer, y creció

martes 24 de diciembre de 2019

Ajo y Agua | Urge un milagro de Navidad

martes 17 de diciembre de 2019

Ajo y Agua | A saldar la deuda

martes 03 de diciembre de 2019

Ajo y Agua | Messi recuperó el trono

martes 26 de noviembre de 2019

Ajo y Agua | Pulido hizo lo que muchos no

Cargar Más