/ miércoles 6 de diciembre de 2023

Alrededor del Día Internacional de los Derechos Humanos

Pablo Andrade Martínez

@PabloAnd89

@NosotrxsMX

El 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, conmemorando la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948. Se trata de un documento es fundamental que establece los derechos básicos e inalienables de todas las personas, sin importar su nacionalidad, género, origen étnico, religión u otras características. En muchos sentidos, representa uno de los hitos fundacionales del estado de derecho, siendo discursivamente una de las banderas de la modernidad que comenzó a configurarse después de la Segunda Guerra Mundial.

En este sentido, es relevante aprovechar la fecha para recordar y analizar la situación de los derechos humanos en nuestro país. A pesar de que México, a partir de la reforma constitucional de 2011, hizo de los derechos humanos el eje fundamental de la construcción ideológica del estado, reconociendo los derechos consagrados en convenciones y tratados internacionales, parece que el país se ha quedado empantanado únicamente en la protección discursiva de los mismos. En realidad, México enfrenta una grave crisis de derechos humanos que afecta a toda la sociedad, manifestándose en diversas formas de violencia, algunas letales y otras con un alto grado de probabilidad de volverse letales si persisten. Esta crisis se puede visualizar en dos datos—aunque no debemos reducirla únicamente a éstos—: alrededor de 100,000 personas han desaparecido y durante la presente administración se han registrado alrededor de 140,000 asesinatos. Estos números generan otra crisis paralela: el drama de las víctimas, una población que lucha por su derecho a la verdad, a la memoria y, sobre todo, por su derecho a la justicia prácticamente sin el apoyo de las instituciones del gobierno mexicano.

Respetar, proteger, garantizar y promover los derechos humanos efectivamente son obligaciones del Estado, que no deben cumplirse únicamente a nivel discursivo, sino a través de diversas acciones tangibles que se traduzcan en políticas públicas que realmente pongan en el centro a los usuarios de los derechos. El Día Internacional de los Derechos Humanos se utiliza para sensibilizar sobre la importancia de proteger y promover los derechos humanos en todo el mundo. Durante este día, se llevan a cabo eventos, actividades y campañas para concienciar sobre cuestiones relacionadas con los derechos humanos y abogar por su respeto y protección en todos los ámbitos de la sociedad. En México, es crucial ir más allá de estas acciones y trabajar hacia cambios sustanciales que aborden la crisis de derechos humanos que enfrenta el país.

Pablo Andrade Martínez

@PabloAnd89

@NosotrxsMX

El 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, conmemorando la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948. Se trata de un documento es fundamental que establece los derechos básicos e inalienables de todas las personas, sin importar su nacionalidad, género, origen étnico, religión u otras características. En muchos sentidos, representa uno de los hitos fundacionales del estado de derecho, siendo discursivamente una de las banderas de la modernidad que comenzó a configurarse después de la Segunda Guerra Mundial.

En este sentido, es relevante aprovechar la fecha para recordar y analizar la situación de los derechos humanos en nuestro país. A pesar de que México, a partir de la reforma constitucional de 2011, hizo de los derechos humanos el eje fundamental de la construcción ideológica del estado, reconociendo los derechos consagrados en convenciones y tratados internacionales, parece que el país se ha quedado empantanado únicamente en la protección discursiva de los mismos. En realidad, México enfrenta una grave crisis de derechos humanos que afecta a toda la sociedad, manifestándose en diversas formas de violencia, algunas letales y otras con un alto grado de probabilidad de volverse letales si persisten. Esta crisis se puede visualizar en dos datos—aunque no debemos reducirla únicamente a éstos—: alrededor de 100,000 personas han desaparecido y durante la presente administración se han registrado alrededor de 140,000 asesinatos. Estos números generan otra crisis paralela: el drama de las víctimas, una población que lucha por su derecho a la verdad, a la memoria y, sobre todo, por su derecho a la justicia prácticamente sin el apoyo de las instituciones del gobierno mexicano.

Respetar, proteger, garantizar y promover los derechos humanos efectivamente son obligaciones del Estado, que no deben cumplirse únicamente a nivel discursivo, sino a través de diversas acciones tangibles que se traduzcan en políticas públicas que realmente pongan en el centro a los usuarios de los derechos. El Día Internacional de los Derechos Humanos se utiliza para sensibilizar sobre la importancia de proteger y promover los derechos humanos en todo el mundo. Durante este día, se llevan a cabo eventos, actividades y campañas para concienciar sobre cuestiones relacionadas con los derechos humanos y abogar por su respeto y protección en todos los ámbitos de la sociedad. En México, es crucial ir más allá de estas acciones y trabajar hacia cambios sustanciales que aborden la crisis de derechos humanos que enfrenta el país.