/ martes 10 de septiembre de 2019

Anáhuac Global | Ciudades y cambio climático

Por: Mario Duarte Villarello. *Profesor de la Facultad de Estudios Globales en la Universidad Anáhuac México.

El Secretario General de la ONU ha convocado a la Cumbre sobre la Acción Climática, que iniciará el 23 de septiembre en Nueva York, con el fin de acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Como es natural en este tipo de reuniones, se espera la asistencia de representantes de las naciones, pero en esta ocasión hay una particularidad: las ciudades son estratégicas para el cumplimiento de las metas climáticas. En esta Cumbre participarán, además de gobiernos nacionales, autoridades de distintas ciudades, uno de los ejes será el de “ciudades sostenibles”.

Recordemos que el Acuerdo de París es un instrumento jurídico que contiene medidas para detener el cambio climático, producido por las emisiones de gases de efecto invernadero fruto de la actividad económica. De no cumplirse el Acuerdo, el calentamiento global, una de las consecuencias del cambio climático, puede seguir aumentando y poner en riesgo, entre otras actividades productivas, a la agricultura y la ganadería, generando inseguridad alimentaria, amén de causar la elevación del nivel del mar por el deshielo de los casquetes polares y con ello la pérdida de territorios, entre otras consecuencias graves.

Pues bien, la Cumbre reconoce la relevancia de las ciudades en este proceso, al considerar que para 2050 casi el 70% de la población mundial será urbana. Dicho de otro modo, si las ciudades no realizan acciones para detener el cambio climático, los países no podrán cumplir con el Acuerdo de París. Por ejemplo, si la Ciudad de México no avanza en términos de combate al fenómeno, México no podrá cumplirlo.

Entre los aspectos que se abordarán en la Cumbre y que atañen directamente a las metrópolis está la “Cartera de acción local y en ciudades” con temas como mitigación y resiliencia a nivel urbano y local, edificios de bajas emisiones, transporte público e infraestructura urbana. Cada uno de ellos representa una oportunidad para hacer más sostenibles las ciudades: imagínese que la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey logren tener transporte público no contaminante; edificios que sean energéticamente eficientes en su iluminación, en la calefacción de agua y en el aire acondicionado; y que cuenten con mayores superficies naturales, entre otras medidas, ello resultaría sin duda en una disminución importante en el conteo de emisiones de gases de efecto invernadero del país, facilitando así el cumplimiento nacional del Acuerdo de París.

Pero adicionalmente a esta Cumbre, las metrópolis que pertenecen al Grupo de Liderazgo Climático, conocido como “C40”, tendrán en octubre próximo, en Copenhague, su propia Cumbre Mundial de Alcaldes, considerada la reunión de autoridades locales más importante del planeta en temas ambientales, en la que se abordarán aspectos que en conjunto contribuyen a la transición de los grandes centros urbanos a un modelo sostenible.

Así vemos que las ciudades no están esperando a que las autoridades nacionales cumplan los compromisos ambientales multilaterales, sino que están desarrollando su propia agenda. Es una buena noticia en medio del retroceso en las políticas ambientales que algunos países están experimentando.

Por: Mario Duarte Villarello. *Profesor de la Facultad de Estudios Globales en la Universidad Anáhuac México.

El Secretario General de la ONU ha convocado a la Cumbre sobre la Acción Climática, que iniciará el 23 de septiembre en Nueva York, con el fin de acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Como es natural en este tipo de reuniones, se espera la asistencia de representantes de las naciones, pero en esta ocasión hay una particularidad: las ciudades son estratégicas para el cumplimiento de las metas climáticas. En esta Cumbre participarán, además de gobiernos nacionales, autoridades de distintas ciudades, uno de los ejes será el de “ciudades sostenibles”.

Recordemos que el Acuerdo de París es un instrumento jurídico que contiene medidas para detener el cambio climático, producido por las emisiones de gases de efecto invernadero fruto de la actividad económica. De no cumplirse el Acuerdo, el calentamiento global, una de las consecuencias del cambio climático, puede seguir aumentando y poner en riesgo, entre otras actividades productivas, a la agricultura y la ganadería, generando inseguridad alimentaria, amén de causar la elevación del nivel del mar por el deshielo de los casquetes polares y con ello la pérdida de territorios, entre otras consecuencias graves.

Pues bien, la Cumbre reconoce la relevancia de las ciudades en este proceso, al considerar que para 2050 casi el 70% de la población mundial será urbana. Dicho de otro modo, si las ciudades no realizan acciones para detener el cambio climático, los países no podrán cumplir con el Acuerdo de París. Por ejemplo, si la Ciudad de México no avanza en términos de combate al fenómeno, México no podrá cumplirlo.

Entre los aspectos que se abordarán en la Cumbre y que atañen directamente a las metrópolis está la “Cartera de acción local y en ciudades” con temas como mitigación y resiliencia a nivel urbano y local, edificios de bajas emisiones, transporte público e infraestructura urbana. Cada uno de ellos representa una oportunidad para hacer más sostenibles las ciudades: imagínese que la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey logren tener transporte público no contaminante; edificios que sean energéticamente eficientes en su iluminación, en la calefacción de agua y en el aire acondicionado; y que cuenten con mayores superficies naturales, entre otras medidas, ello resultaría sin duda en una disminución importante en el conteo de emisiones de gases de efecto invernadero del país, facilitando así el cumplimiento nacional del Acuerdo de París.

Pero adicionalmente a esta Cumbre, las metrópolis que pertenecen al Grupo de Liderazgo Climático, conocido como “C40”, tendrán en octubre próximo, en Copenhague, su propia Cumbre Mundial de Alcaldes, considerada la reunión de autoridades locales más importante del planeta en temas ambientales, en la que se abordarán aspectos que en conjunto contribuyen a la transición de los grandes centros urbanos a un modelo sostenible.

Así vemos que las ciudades no están esperando a que las autoridades nacionales cumplan los compromisos ambientales multilaterales, sino que están desarrollando su propia agenda. Es una buena noticia en medio del retroceso en las políticas ambientales que algunos países están experimentando.

martes 10 de diciembre de 2019

Saldos de la polarización

lunes 09 de diciembre de 2019

Mitos de la factura electrónica

miércoles 04 de diciembre de 2019

Cuidemos a nuestras niñas y niños

martes 03 de diciembre de 2019

Un violador en tu camino

lunes 02 de diciembre de 2019

Arte y Academia | Semblanza diplomática

sábado 30 de noviembre de 2019

Google

viernes 29 de noviembre de 2019

Y tú, ¿eres visionario 2030?

Cargar Más