/ domingo 5 de enero de 2020

Año nuevo, vida nueva...

Comenzamos este año 2020 con los propósitos presidenciales para lograr un mundo mejor; no bueno, un país mejor… en su mensaje de Año Nuevo, el presidente López Obrador manifestó sus deseos por consolidar el gobierno y la transformación del país, seguir con las obras y programas de su gobierno, y aseguró que ya están las bases para que cambie radicalmente la vida pública de México: “Que podamos consolidar el gobierno llevando a la práctica con buenos resultados la transformación del país. Pedí a los mexicanos en diciembre pasado que necesitaba un año más. Quiero informar que ya se establecieron las bases de la transformación de México”.

Igualmente, entre los deseos presidenciales destaca el objetivo de combatir la inseguridad, para lo cual, dijo, seguirá trabajando en pos de pacificar al país, ratificando enfáticamente que “de ninguna manera permitirá la colusión entre delincuentes y autoridades”.

“Vamos a hacer lo que corresponde desde el gobierno, a dar el ejemplo, un recto proceder en las acciones de los servidores públicos; vamos a seguir predicando con el ejemplo”, aseguró destacando que entre sus objetivos está igualmente iniciar las obras y programas que faltan para dar buenos resultados durante su segundo año de gobierno y evitar que los sectores pobres sufran, esperando también que no haya se presenten catástrofes naturales en el territorio nacional.

Conforme a la experiencia del pasado 2019, el mandatario federal afirmó que se deben redoblar los esfuerzos para lograr la revolución pacífica: “si hay algo que tenemos que considerar es que lo más importante de todo es el trabajo y que tenemos que trabajar más, no perder el tiempo, aplicarnos más”.

En ese sentido, sostuvo que su entrega de tiempo completo a su labor como presidente, “es todo el tiempo, 16 horas diarias; ya tendremos tiempo para descansar porque yo voy a estar hasta septiembre de 2024”, dijo, reiterando que a partir de entonces su carrera política habrá terminado.

En materia económica, el presidente aseguró que este año le irá muy bien a México, destacando su certeza en cuanto a que no se necesitan aumentos de impuestos, gasolinazos y aumento de deuda pública para encaminar a México hacia al crecimiento.

Respecto a uno de los principales temas de su administración, Andrés López confirmó que la corrupción puede ser erradicada del gobierno ya que no es algo que esté arraigado en las costumbres de los mexicanos.

“Estamos absolutamente seguros de que nos va a ir bien este año. Ya quedó demostrado que está funcionando la estrategia que estamos aplicando. En 2019 se avanzó mucho en definir una política económica en beneficio de la mayoría de los mexicanos… Se aclaró que nos importa el crecimiento, pero más el desarrollo económico. Crecer es crear riquezas, el desarrollo significa crear riquezas y distribuirlas”, expresó.

Buenos deseos del presidente, y qué más puede él desear sino lo mejor para el pueblo al que gobierna… lo cierto es que el más importante motor del desarrollo en las dos últimas décadas –como lo ha sido en las últimas décadas la inversión privada-, reporta un comportamiento errático, por no decir que un franco estancamiento que, aunado al retiro del gasto gubernamental en infraestructura, mantienen literalmente frenada la actividad productiva, tanto en cuestión de generación de riqueza, como en cuanto a la generación de empleos.

No se trata de afectar públicamente la figura y opinión respecto a Andrés Manuel López Obrador y su gobierno: es evidente que, si el capital privado no está invirtiendo – es de sobra conocida la baja en el ritmo de la inversión-, ello no se debe a consideraciones políticas y/o ideológicas, sino a la incertidumbre y falta de confianza del los empresarios en las políticas gubernamentales: ello es la causa de la caída en la inversión y, una creciente fuga de capitales.

Ya nomás nos falta la “gloriosa llegada de los Reyes Magos” –a ver si pueden cumplir algunos de los deseos del pueblo mexicano-, la rosca y a trabajar!


Con los mejores deseos –como lo proyecta el presidente-, por el bien de México y de todos, Muy buen 2020!!! Vamos pues…

gamogui@hotmail.com

Comenzamos este año 2020 con los propósitos presidenciales para lograr un mundo mejor; no bueno, un país mejor… en su mensaje de Año Nuevo, el presidente López Obrador manifestó sus deseos por consolidar el gobierno y la transformación del país, seguir con las obras y programas de su gobierno, y aseguró que ya están las bases para que cambie radicalmente la vida pública de México: “Que podamos consolidar el gobierno llevando a la práctica con buenos resultados la transformación del país. Pedí a los mexicanos en diciembre pasado que necesitaba un año más. Quiero informar que ya se establecieron las bases de la transformación de México”.

Igualmente, entre los deseos presidenciales destaca el objetivo de combatir la inseguridad, para lo cual, dijo, seguirá trabajando en pos de pacificar al país, ratificando enfáticamente que “de ninguna manera permitirá la colusión entre delincuentes y autoridades”.

“Vamos a hacer lo que corresponde desde el gobierno, a dar el ejemplo, un recto proceder en las acciones de los servidores públicos; vamos a seguir predicando con el ejemplo”, aseguró destacando que entre sus objetivos está igualmente iniciar las obras y programas que faltan para dar buenos resultados durante su segundo año de gobierno y evitar que los sectores pobres sufran, esperando también que no haya se presenten catástrofes naturales en el territorio nacional.

Conforme a la experiencia del pasado 2019, el mandatario federal afirmó que se deben redoblar los esfuerzos para lograr la revolución pacífica: “si hay algo que tenemos que considerar es que lo más importante de todo es el trabajo y que tenemos que trabajar más, no perder el tiempo, aplicarnos más”.

En ese sentido, sostuvo que su entrega de tiempo completo a su labor como presidente, “es todo el tiempo, 16 horas diarias; ya tendremos tiempo para descansar porque yo voy a estar hasta septiembre de 2024”, dijo, reiterando que a partir de entonces su carrera política habrá terminado.

En materia económica, el presidente aseguró que este año le irá muy bien a México, destacando su certeza en cuanto a que no se necesitan aumentos de impuestos, gasolinazos y aumento de deuda pública para encaminar a México hacia al crecimiento.

Respecto a uno de los principales temas de su administración, Andrés López confirmó que la corrupción puede ser erradicada del gobierno ya que no es algo que esté arraigado en las costumbres de los mexicanos.

“Estamos absolutamente seguros de que nos va a ir bien este año. Ya quedó demostrado que está funcionando la estrategia que estamos aplicando. En 2019 se avanzó mucho en definir una política económica en beneficio de la mayoría de los mexicanos… Se aclaró que nos importa el crecimiento, pero más el desarrollo económico. Crecer es crear riquezas, el desarrollo significa crear riquezas y distribuirlas”, expresó.

Buenos deseos del presidente, y qué más puede él desear sino lo mejor para el pueblo al que gobierna… lo cierto es que el más importante motor del desarrollo en las dos últimas décadas –como lo ha sido en las últimas décadas la inversión privada-, reporta un comportamiento errático, por no decir que un franco estancamiento que, aunado al retiro del gasto gubernamental en infraestructura, mantienen literalmente frenada la actividad productiva, tanto en cuestión de generación de riqueza, como en cuanto a la generación de empleos.

No se trata de afectar públicamente la figura y opinión respecto a Andrés Manuel López Obrador y su gobierno: es evidente que, si el capital privado no está invirtiendo – es de sobra conocida la baja en el ritmo de la inversión-, ello no se debe a consideraciones políticas y/o ideológicas, sino a la incertidumbre y falta de confianza del los empresarios en las políticas gubernamentales: ello es la causa de la caída en la inversión y, una creciente fuga de capitales.

Ya nomás nos falta la “gloriosa llegada de los Reyes Magos” –a ver si pueden cumplir algunos de los deseos del pueblo mexicano-, la rosca y a trabajar!


Con los mejores deseos –como lo proyecta el presidente-, por el bien de México y de todos, Muy buen 2020!!! Vamos pues…

gamogui@hotmail.com

domingo 16 de febrero de 2020

Hombre si te dices hombre

domingo 09 de febrero de 2020

La única ley de la autoridad es el amor

domingo 02 de febrero de 2020

Conservador

domingo 26 de enero de 2020

Mochila segura

domingo 19 de enero de 2020

Me caí de la nube

domingo 12 de enero de 2020

Hay que creer en el motivo de la lucha

domingo 05 de enero de 2020

Año nuevo, vida nueva...

domingo 29 de diciembre de 2019

¡Enhorabuena al 2020!

domingo 22 de diciembre de 2019

Modo navidad

domingo 08 de diciembre de 2019

Apenas un año

Cargar Más