/ viernes 15 de octubre de 2021

Antena | Morena y PT contra la SCJN 

El partido gobernante y sus aliados manejan discursos discrepantes en el respeto a las libertades constitucionales, o porque no tienen coherencia discursiva o de plano por desconocimiento jurídico. Mientras unos impulsan ampliar libertades o nuevos derechos como el aborto, diversidad sexual, objeción de conciencia; otros, se empeñan en coartar las libertades, donde el Estado diga que se puede ver, oír, decir o cómo decirlo.

Muestra de lo anterior, son las iniciativas que Morena y PT presentaron esta semana en la Cámara de Diputados. La primera iniciativa propone reformar el artículo 223 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para que en las transmisiones de radio y televisión se utilice un “lenguaje inclusivo” (recuerda las expresiones “compañere” o “todes”), ni siquiera las autoridades de la lengua aceptan tal utilización.

Al imponer esta restricción, la autoridad podría juzgar arbitrariamente si el lenguaje es inclusivo o no lo es , la propuesta omite considerar que el Estado tiene un deber de neutralidad respecto del contenido de las expresiones de las personas, por lo que existe un riesgo claro de que el Estado se convierta en una autoridad de corrección y censura sobre el uso del “lenguaje inclusivo”, cuando debe existir una expresión libre para que los medios no estén sujetos a un permanente temor de ser sancionados por un uso inadecuado del lenguaje.

La segunda iniciativa (del PT) propone derogar la fracción VII del Artículo 19 de la Ley de Réplica, que permite a los medios excusarse de conceder la réplica si la información proviene de fuentes oficiales, por lo que se eliminaría una justificación valida y legítima para los medios de comunicación que se circunscriben a transmitir información de carácter oficial, con un carácter periodístico.

El derecho de réplica no constituye el derecho de disentir sobre la información que provenga del Gobierno, sino solo respecto de información que aluda y afecte directamente a las personas, por falsedad o inexactitud.

Es importante señalar que ambas iniciativas contravienen criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en cuanto a libertad de expresión y derecho de réplica; lo cual ha dejado asentado en sendas jurisprudencias, por lo que deberán ser analizadas a detalle y a la luz del respeto a las libertades, basta ver los criterios judiciales, para percibir su improcedencia.

Interferencias

La autoridad inglesa de telecomunicaciones (OFCOM) emitió una nueva guía para plataformas donde se comparten videos, como TikTok, Snapchat, Vimeo y Twitch, a quienes están obligando a tomar medidas para proteger a los menores de 18 años respecto de contenido potencialmente dañino, la investigación de OFCOM refiere que los usuarios dicen haber presenciado contenido de odio, violento o perturbador y hasta expuestos a videos que fomenta el racismo.

En México, sería pertinente que la Secretaría de Gobernación, que encabeza Adán Augusto López Hernández, retome la Guía Parental, ahora que ha concluido el litigio sobre los criterios de clasificación, con el triunfo de esa dependencia.

El partido gobernante y sus aliados manejan discursos discrepantes en el respeto a las libertades constitucionales, o porque no tienen coherencia discursiva o de plano por desconocimiento jurídico. Mientras unos impulsan ampliar libertades o nuevos derechos como el aborto, diversidad sexual, objeción de conciencia; otros, se empeñan en coartar las libertades, donde el Estado diga que se puede ver, oír, decir o cómo decirlo.

Muestra de lo anterior, son las iniciativas que Morena y PT presentaron esta semana en la Cámara de Diputados. La primera iniciativa propone reformar el artículo 223 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para que en las transmisiones de radio y televisión se utilice un “lenguaje inclusivo” (recuerda las expresiones “compañere” o “todes”), ni siquiera las autoridades de la lengua aceptan tal utilización.

Al imponer esta restricción, la autoridad podría juzgar arbitrariamente si el lenguaje es inclusivo o no lo es , la propuesta omite considerar que el Estado tiene un deber de neutralidad respecto del contenido de las expresiones de las personas, por lo que existe un riesgo claro de que el Estado se convierta en una autoridad de corrección y censura sobre el uso del “lenguaje inclusivo”, cuando debe existir una expresión libre para que los medios no estén sujetos a un permanente temor de ser sancionados por un uso inadecuado del lenguaje.

La segunda iniciativa (del PT) propone derogar la fracción VII del Artículo 19 de la Ley de Réplica, que permite a los medios excusarse de conceder la réplica si la información proviene de fuentes oficiales, por lo que se eliminaría una justificación valida y legítima para los medios de comunicación que se circunscriben a transmitir información de carácter oficial, con un carácter periodístico.

El derecho de réplica no constituye el derecho de disentir sobre la información que provenga del Gobierno, sino solo respecto de información que aluda y afecte directamente a las personas, por falsedad o inexactitud.

Es importante señalar que ambas iniciativas contravienen criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en cuanto a libertad de expresión y derecho de réplica; lo cual ha dejado asentado en sendas jurisprudencias, por lo que deberán ser analizadas a detalle y a la luz del respeto a las libertades, basta ver los criterios judiciales, para percibir su improcedencia.

Interferencias

La autoridad inglesa de telecomunicaciones (OFCOM) emitió una nueva guía para plataformas donde se comparten videos, como TikTok, Snapchat, Vimeo y Twitch, a quienes están obligando a tomar medidas para proteger a los menores de 18 años respecto de contenido potencialmente dañino, la investigación de OFCOM refiere que los usuarios dicen haber presenciado contenido de odio, violento o perturbador y hasta expuestos a videos que fomenta el racismo.

En México, sería pertinente que la Secretaría de Gobernación, que encabeza Adán Augusto López Hernández, retome la Guía Parental, ahora que ha concluido el litigio sobre los criterios de clasificación, con el triunfo de esa dependencia.