/ domingo 26 de diciembre de 2021

Antipastorela: Jesús, María y José-José

Son ya ocho años consecutivos en que cada diciembre llega a los escenarios capitalinos la Antipastorela: Jesús, María y José-José. Ni siquiera la pandemia la detuvo, pues en 2020 el montaje se presentó en la modalidad de streaming, y ahora, dada la gran recepción que ha tenido se extiende dos funciones más, los primeros sábados del nuevo año: el 1 y el 8 de enero.

Muchas son las razones del éxito que ha tenido este montaje, y bien vale la pena recordarlas, para que quienes aún no la han visto no pierdan la oportunidad de hacerlo.

El texto es del prolífico y talentosísimo Humberto Robles, quien retoma los elementos centrales de la pastorela tradicional y los trastoca en una propuesta irreverente, actual, transgresora, que pone los puntos sobre las íes de los temas que importan a la sociedad de hoy.

Como en la anécdota original, un ángel baja a la tierra para anunciar a María que ha sido elegida para ser la madre del hijo de Dios, que nacerá para salvar a la humanidad de sus pecados, pero…

Aquí la historia da un giro radical: Los hechos no suceden en Belén, sino en Cuautitlán Izcalli, en el estado de México; María no es una joven virginal, y el ángel no es otro que Manigüis, sí ese rubio personaje creado por el gran actor Carlos Rangel, quien ha triunfado en televisión, cabaret y por supuesto teatro…

Con estos elementos la anécdota central gira hacia asuntos como aborto, derecho a decidir sobre el propio cuerpo, pobreza, abuso infantil, drogas, redes sociales… y otros muchos qué solo pueden tratarse con la seriedad y la profundidad que el humor permite y posibilita.

Carcajada tras carcajada es lo que se vive en esta puesta en escena dirigida por Juan Ríos, quien ha formado una dupla excelente con el autor a lo largo de varios montajes, en los que el humor y la crítica son denominador común.

Junto a La Manigüis brilla, pero de verdad en grande y con luz propia Marcela Morett, como María, un personaje que borda y que amén de las ya mencionadas carcajadas, arranca aplausos y vivas por su ingenio, su irreverencia, y su capacidad enorme de improvisación, que es uno de los aderezos de este montaje.

El personaje de José-José lo comparten Enrique Galván y Rob Gutiérrez, ambos estupendos actores y con enorme vis cómica.

Y un atractivo más para disfrutar esta temporada de la Antipastorela es conocer el Marketeatro, ubicado en Coahuila 105, en la colonia Roma, un flamante espacio escénico, que se encuentra en la parte superior de uno de los tan de moda mercados de comida, bebida y otros comercios, por lo que antes de la función se puede cenar tranquilamente y curiosear por ahí.

La antipastorela se presentará los primeros dos sábados del ya inminente 2022, a las 22:00 horas. Los boletos de estas fechas programadas ya están disponibles a través de Boletópolis, taquilla de Marketeatro o haciendo reservación para pago en efectivo al 5538911913.


Son ya ocho años consecutivos en que cada diciembre llega a los escenarios capitalinos la Antipastorela: Jesús, María y José-José. Ni siquiera la pandemia la detuvo, pues en 2020 el montaje se presentó en la modalidad de streaming, y ahora, dada la gran recepción que ha tenido se extiende dos funciones más, los primeros sábados del nuevo año: el 1 y el 8 de enero.

Muchas son las razones del éxito que ha tenido este montaje, y bien vale la pena recordarlas, para que quienes aún no la han visto no pierdan la oportunidad de hacerlo.

El texto es del prolífico y talentosísimo Humberto Robles, quien retoma los elementos centrales de la pastorela tradicional y los trastoca en una propuesta irreverente, actual, transgresora, que pone los puntos sobre las íes de los temas que importan a la sociedad de hoy.

Como en la anécdota original, un ángel baja a la tierra para anunciar a María que ha sido elegida para ser la madre del hijo de Dios, que nacerá para salvar a la humanidad de sus pecados, pero…

Aquí la historia da un giro radical: Los hechos no suceden en Belén, sino en Cuautitlán Izcalli, en el estado de México; María no es una joven virginal, y el ángel no es otro que Manigüis, sí ese rubio personaje creado por el gran actor Carlos Rangel, quien ha triunfado en televisión, cabaret y por supuesto teatro…

Con estos elementos la anécdota central gira hacia asuntos como aborto, derecho a decidir sobre el propio cuerpo, pobreza, abuso infantil, drogas, redes sociales… y otros muchos qué solo pueden tratarse con la seriedad y la profundidad que el humor permite y posibilita.

Carcajada tras carcajada es lo que se vive en esta puesta en escena dirigida por Juan Ríos, quien ha formado una dupla excelente con el autor a lo largo de varios montajes, en los que el humor y la crítica son denominador común.

Junto a La Manigüis brilla, pero de verdad en grande y con luz propia Marcela Morett, como María, un personaje que borda y que amén de las ya mencionadas carcajadas, arranca aplausos y vivas por su ingenio, su irreverencia, y su capacidad enorme de improvisación, que es uno de los aderezos de este montaje.

El personaje de José-José lo comparten Enrique Galván y Rob Gutiérrez, ambos estupendos actores y con enorme vis cómica.

Y un atractivo más para disfrutar esta temporada de la Antipastorela es conocer el Marketeatro, ubicado en Coahuila 105, en la colonia Roma, un flamante espacio escénico, que se encuentra en la parte superior de uno de los tan de moda mercados de comida, bebida y otros comercios, por lo que antes de la función se puede cenar tranquilamente y curiosear por ahí.

La antipastorela se presentará los primeros dos sábados del ya inminente 2022, a las 22:00 horas. Los boletos de estas fechas programadas ya están disponibles a través de Boletópolis, taquilla de Marketeatro o haciendo reservación para pago en efectivo al 5538911913.