/ lunes 9 de mayo de 2022

Arte y Academia

DANZA VIRTUAL EN LA ENSEÑANZA; RETO NECESARIO Y COMPLICADO: PROFESORES Y ALUMNOS:

Las salas y patios familiares, se han transformado ---mediante la unidad conceptual de padres, maestros y alumnos--, en espacios de enseñanzas escolares. Una medida inteligente e inevitable --“pandémicamente hablando”--; empero, curiosamente también: aplaudible. ¿La razón? La fuerza de voluntad, la organización y el profundo orden de la ciudadanía de nuestro país y de todas las que conforman nuestro admirable planeta qué, en unidad ejemplar, se logró, afrontar la crisis de Salud, que aún nos preocupa y que no hemos terminado de vencer. No obstante, y lo más significativo, ha sido que los gobiernos defendieron con el mismo interés y, continúan haciéndolo desde hace más de 24 meses, uno de nuestros mayores tesoros: Las Artes. Ya qué, nuestra Sociedad Educativa, y de manera admirable, puso en marcha, inmediatamente, las llamadas, Soluciones virtuales emergentes. En donde las tecnologías de computadoras, aparatos de televisión, celulares, cámaras fotográficas y hasta “cubrebocas”, fueron utilizadas mundialmente, como los instrumentos prioritarios de salvación y sobrevivencia, dentro de las comunicaciones internacionales.

Y cuando charlamos hace unas horas con instructores y discípulos de Danza, las respuestas son sorprendentes cómo las proporcionadas por expertos de la misma: Héctor Liceaga y Angélica Bazán. “Se trata, de una situación altamente responsabilizada”, explicaron los especialistas. Detallando que en “primer lugar los horarios deben ser respetados, además, que las conexiones deberán realizarse de manera muy cuidadosa en relación a las distancias y con la claridad de las imágenes. Y así, todo debe ser tomado en cuenta para que las instalaciones comunicantes sean completas y eficientes para el correcto funcionamiento de una enseñanza cultural tan importante y detallada como es la dancística”.

Agregando que “la atención, la vista, la concentración y las comunicaciones cuidadosa y correcta de los movimientos y la música, debe ser precisa, completa, profesional y fundamentalmente funcional y efectiva…Y todo esto, en verdad-verdad, es todo un logro de amor, expresión, trabajo visual y, especialmente, mucha fuerza de voluntad, que en estos momentos ya se pueden calificar como un verdadero milagro. Y no estamos exagerando. Porque se trata de un gran esfuerzo organizativo y de fuerza de voluntad, para suplir lo presencial mediante el asombroso recurso de lo virtual. Un vocablo muy especial con el que se trata de explicar que con determinación y disciplina es posible proteger una fuente de conocimientos tan especiales como los relacionados con las técnicas dancísticas. Que provienen de la unión de la belleza, con el movimiento, la exactitud corporal y la magia intelectual de la inspiración; sólo que transportada inteligentemente hacia la propuesta conceptual de los espectáculos. Un reto tan complicado como asombroso”.

Así, maestros y alumnos, a pesar de integrar un arte a la visualización y a los formatos dancísticos, han logrado comunicar lo fundamental de este arte, conceptuando la percepción narrativa del mismo. Porque la danza es, claro está, un baile; pero, igualmente, un formato artístico de escritura visual. Una forma de sentir y hacer sentir el movimiento como lenguaje explicativo. Y es que la Danza, y lo apoyamos, se realiza por motivos lúdicos, sociales, religiosos, y desde luego artísticos. Algunos de los elementos que componen la danza, se resuelven con el ritmo. El movimiento como expresión corporal externándose junto con ello los albores del estilo dentro del espacio escénico y con la naturalidad de lo coloquial.

Puesto qué, la locución en danza significa trajín, actividad o movimiento continuo. Por ejemplo, la frase tan usual de: “He estado todo el día en danza”; resulta comprensible. Porque, la Danza y el Teatro. Son productos artísticos que, en ocasiones, se combinan con las logradas históricamente. Ya qué, desde siempre, se ha estilizado simplemente al cuerpo y el movimiento como medio de expresión. Palabras, ambas, que conforman el término “Danza-Teatro”, que describe un tipo de espectáculo apoyado en el expresionismo proveniente de Alemania de comienzos del Siglo XX, que reúne teatro, voz, representación escénica, argumento y sentimientos.

Existen varios tipos de danza en general. En todos ellos, incluyen características comunes, como la expresividad, flexibilidad y la coordinación de los movimientos con el ritmo de la música. La danza puede realizarse individualmente en grupo. También puede ser improvisada o emprender una coreografía o pasos de baile. Los tipos de danza muchas veces van asociadas a un determinado género o estilo musical. Igualmente, aunque algunos sean de carácter internacional, suelen tener origen en lugares y épocas concretas y, asociadas, con determinada cultura. Distribuyéndose por este motivo, una clasificación genérica de loa distintos tipos de danza. En esta categoría se incluye el Ballet Clásico, la Danza contemporánea. Así como la danza característica de la Edad Media (como (La Tarantela), El Barroco, como El Minuet o, El Minueto: EL renacimiento, con La Gallarda, por ejemplo. Muchos de ellos se caracterizan por realizar movimientos suaves, coordinados y armoniosos. Por lo tanto: Todo en la Danza es Arte. Por eso lo Virtual, también es posible, como medida emergente. Por lo pronto me despido con un Beso.

DANZA VIRTUAL EN LA ENSEÑANZA; RETO NECESARIO Y COMPLICADO: PROFESORES Y ALUMNOS:

Las salas y patios familiares, se han transformado ---mediante la unidad conceptual de padres, maestros y alumnos--, en espacios de enseñanzas escolares. Una medida inteligente e inevitable --“pandémicamente hablando”--; empero, curiosamente también: aplaudible. ¿La razón? La fuerza de voluntad, la organización y el profundo orden de la ciudadanía de nuestro país y de todas las que conforman nuestro admirable planeta qué, en unidad ejemplar, se logró, afrontar la crisis de Salud, que aún nos preocupa y que no hemos terminado de vencer. No obstante, y lo más significativo, ha sido que los gobiernos defendieron con el mismo interés y, continúan haciéndolo desde hace más de 24 meses, uno de nuestros mayores tesoros: Las Artes. Ya qué, nuestra Sociedad Educativa, y de manera admirable, puso en marcha, inmediatamente, las llamadas, Soluciones virtuales emergentes. En donde las tecnologías de computadoras, aparatos de televisión, celulares, cámaras fotográficas y hasta “cubrebocas”, fueron utilizadas mundialmente, como los instrumentos prioritarios de salvación y sobrevivencia, dentro de las comunicaciones internacionales.

Y cuando charlamos hace unas horas con instructores y discípulos de Danza, las respuestas son sorprendentes cómo las proporcionadas por expertos de la misma: Héctor Liceaga y Angélica Bazán. “Se trata, de una situación altamente responsabilizada”, explicaron los especialistas. Detallando que en “primer lugar los horarios deben ser respetados, además, que las conexiones deberán realizarse de manera muy cuidadosa en relación a las distancias y con la claridad de las imágenes. Y así, todo debe ser tomado en cuenta para que las instalaciones comunicantes sean completas y eficientes para el correcto funcionamiento de una enseñanza cultural tan importante y detallada como es la dancística”.

Agregando que “la atención, la vista, la concentración y las comunicaciones cuidadosa y correcta de los movimientos y la música, debe ser precisa, completa, profesional y fundamentalmente funcional y efectiva…Y todo esto, en verdad-verdad, es todo un logro de amor, expresión, trabajo visual y, especialmente, mucha fuerza de voluntad, que en estos momentos ya se pueden calificar como un verdadero milagro. Y no estamos exagerando. Porque se trata de un gran esfuerzo organizativo y de fuerza de voluntad, para suplir lo presencial mediante el asombroso recurso de lo virtual. Un vocablo muy especial con el que se trata de explicar que con determinación y disciplina es posible proteger una fuente de conocimientos tan especiales como los relacionados con las técnicas dancísticas. Que provienen de la unión de la belleza, con el movimiento, la exactitud corporal y la magia intelectual de la inspiración; sólo que transportada inteligentemente hacia la propuesta conceptual de los espectáculos. Un reto tan complicado como asombroso”.

Así, maestros y alumnos, a pesar de integrar un arte a la visualización y a los formatos dancísticos, han logrado comunicar lo fundamental de este arte, conceptuando la percepción narrativa del mismo. Porque la danza es, claro está, un baile; pero, igualmente, un formato artístico de escritura visual. Una forma de sentir y hacer sentir el movimiento como lenguaje explicativo. Y es que la Danza, y lo apoyamos, se realiza por motivos lúdicos, sociales, religiosos, y desde luego artísticos. Algunos de los elementos que componen la danza, se resuelven con el ritmo. El movimiento como expresión corporal externándose junto con ello los albores del estilo dentro del espacio escénico y con la naturalidad de lo coloquial.

Puesto qué, la locución en danza significa trajín, actividad o movimiento continuo. Por ejemplo, la frase tan usual de: “He estado todo el día en danza”; resulta comprensible. Porque, la Danza y el Teatro. Son productos artísticos que, en ocasiones, se combinan con las logradas históricamente. Ya qué, desde siempre, se ha estilizado simplemente al cuerpo y el movimiento como medio de expresión. Palabras, ambas, que conforman el término “Danza-Teatro”, que describe un tipo de espectáculo apoyado en el expresionismo proveniente de Alemania de comienzos del Siglo XX, que reúne teatro, voz, representación escénica, argumento y sentimientos.

Existen varios tipos de danza en general. En todos ellos, incluyen características comunes, como la expresividad, flexibilidad y la coordinación de los movimientos con el ritmo de la música. La danza puede realizarse individualmente en grupo. También puede ser improvisada o emprender una coreografía o pasos de baile. Los tipos de danza muchas veces van asociadas a un determinado género o estilo musical. Igualmente, aunque algunos sean de carácter internacional, suelen tener origen en lugares y épocas concretas y, asociadas, con determinada cultura. Distribuyéndose por este motivo, una clasificación genérica de loa distintos tipos de danza. En esta categoría se incluye el Ballet Clásico, la Danza contemporánea. Así como la danza característica de la Edad Media (como (La Tarantela), El Barroco, como El Minuet o, El Minueto: EL renacimiento, con La Gallarda, por ejemplo. Muchos de ellos se caracterizan por realizar movimientos suaves, coordinados y armoniosos. Por lo tanto: Todo en la Danza es Arte. Por eso lo Virtual, también es posible, como medida emergente. Por lo pronto me despido con un Beso.