/ miércoles 1 de diciembre de 2021

Arte y academia | Sin temores, la ópera contará cantando

Admirable. Porque la difícil etapa por la que estamos atravesando, para solventar los grandes retos contra la Salud Mundial; y que, desafortunadamente hasta el momento, no han podido desterrarse en su totalidad; no han acobardado –pese a tantos infortunios---, ni a los grandes artistas, ni al fiel público que tanto los prefiere . Y el botón que basta para la muestra, radica en que el muy disciplinado Estudio de la Ópera de Bellas Artes (EOBA), del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, (INBAL); ofreció un programa a manera de cierre del 2021. Mismo, que dio principio desde el 23 del actual con el propósito de continuar celebrándose sin parar, hasta el 14 de diciembre, a las 18 horas. Preparándose para tan importante propósito, la sala Manuel M. Ponce de nuestro Palacio de Mármol, y dentro de la campaña #VolverAVerte de la Secretaríade Cultura del Gobierno de México.

Por lo tanto, el conjunto participante, se integró nada menos que con las sopranos Estefanía Quezada, Tania Solís y Carla Orozco; los tenores Efraín Corralejo y Ernesto Ochoa; el barítono Pablo Aranday; el bajo-barítono Antonio Azpiri, y el pianista José Luis González, beneficiarias y beneficiarios que concluyen su ciclo formativo en el EOBA. El programa está integrado por fragmentos de óperas como Payasos, de Ruggero Leoncavallo; El amigo Fritz, de Pietro Mascagni; Lakmé, de Léo Delibes; El elíxir de amor y Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti; Louise, de Gustave Charpentier; La sonámbula, de Vincenzo Bellini; El caballero de la rosa, de Richard Strauss, y Fausto, de Charles Gounod.

Ahora bien, se nos informa que el EOBA, programa de especialización operística, inició actividades en enero de 2014 con el propósito de estimular el perfeccionamiento de jóvenes cantantes y pianistas preparadores profesionales; destacados especialistas en las diferentes áreas de la disciplina participan en su estructura académica.

Resulta igualmente muy pertinente tomar en cuenta, que a lo largo de este año la planta docente del EOBA estuvo constituida por Teresa Rodríguez, en coaching, repertorio y alfabeto fonético internacional; Israel Barrios, en coaching y repertorio; Louise Phelan, en técnica Alexander; Lourdes Ambriz, en técnica de respiración; Daniela Parra, en actuación; Jesús Suaste, en taller de estilo, y Sergio Vela, en historia y naturaleza de la ópera. Y que como hasta la fecha, habrá un estricto apego a las medidas de protección para artistas, trabajadores y asistentes, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubrebocas al momento del acceso y durante las funciones, y respeto a la sana distancia, así como aforo limitado al 65 por ciento de la capacidad del recinto. El programa de mano estará disponible a través de un código QR en la entrada de la sala. El cambio de programación está sujeto a las condiciones sanitarias establecidas por las autoridades de las secretarías de Salud y de Cultura del Gobierno de México. Por lo pronto les dejo un beso.



Admirable. Porque la difícil etapa por la que estamos atravesando, para solventar los grandes retos contra la Salud Mundial; y que, desafortunadamente hasta el momento, no han podido desterrarse en su totalidad; no han acobardado –pese a tantos infortunios---, ni a los grandes artistas, ni al fiel público que tanto los prefiere . Y el botón que basta para la muestra, radica en que el muy disciplinado Estudio de la Ópera de Bellas Artes (EOBA), del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, (INBAL); ofreció un programa a manera de cierre del 2021. Mismo, que dio principio desde el 23 del actual con el propósito de continuar celebrándose sin parar, hasta el 14 de diciembre, a las 18 horas. Preparándose para tan importante propósito, la sala Manuel M. Ponce de nuestro Palacio de Mármol, y dentro de la campaña #VolverAVerte de la Secretaríade Cultura del Gobierno de México.

Por lo tanto, el conjunto participante, se integró nada menos que con las sopranos Estefanía Quezada, Tania Solís y Carla Orozco; los tenores Efraín Corralejo y Ernesto Ochoa; el barítono Pablo Aranday; el bajo-barítono Antonio Azpiri, y el pianista José Luis González, beneficiarias y beneficiarios que concluyen su ciclo formativo en el EOBA. El programa está integrado por fragmentos de óperas como Payasos, de Ruggero Leoncavallo; El amigo Fritz, de Pietro Mascagni; Lakmé, de Léo Delibes; El elíxir de amor y Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti; Louise, de Gustave Charpentier; La sonámbula, de Vincenzo Bellini; El caballero de la rosa, de Richard Strauss, y Fausto, de Charles Gounod.

Ahora bien, se nos informa que el EOBA, programa de especialización operística, inició actividades en enero de 2014 con el propósito de estimular el perfeccionamiento de jóvenes cantantes y pianistas preparadores profesionales; destacados especialistas en las diferentes áreas de la disciplina participan en su estructura académica.

Resulta igualmente muy pertinente tomar en cuenta, que a lo largo de este año la planta docente del EOBA estuvo constituida por Teresa Rodríguez, en coaching, repertorio y alfabeto fonético internacional; Israel Barrios, en coaching y repertorio; Louise Phelan, en técnica Alexander; Lourdes Ambriz, en técnica de respiración; Daniela Parra, en actuación; Jesús Suaste, en taller de estilo, y Sergio Vela, en historia y naturaleza de la ópera. Y que como hasta la fecha, habrá un estricto apego a las medidas de protección para artistas, trabajadores y asistentes, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubrebocas al momento del acceso y durante las funciones, y respeto a la sana distancia, así como aforo limitado al 65 por ciento de la capacidad del recinto. El programa de mano estará disponible a través de un código QR en la entrada de la sala. El cambio de programación está sujeto a las condiciones sanitarias establecidas por las autoridades de las secretarías de Salud y de Cultura del Gobierno de México. Por lo pronto les dejo un beso.