/ viernes 24 de septiembre de 2021

Así lo dice La Mont | México: Éxodo haitiano y EU

Sismo 2010: El terremoto del 12 de enero 2010 dejó a la capital Puerto Príncipe bajo los escombros pues en solo 25 segundos que siguieron al movimiento sísmico de 7 grados Richter, colapsó el 65% de las construcciones en la zona metropolitana con un saldo de 200 mil decesos y otros dos millones sin hogar.

Reacciones: El extinto presidente René Préval buscó infructuosamente comunicarse con la también derruida Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (Minustah), dejando sin dirección la fuerza multinacional que ingresó a los asentamientos precarios de Carrefour Feuilles, Bel Air o Cité Soleil que ahora exportan su mano de obra a Brasil, Panamá y México sin poder alcanzar a Estados Unidos.

¿Por qué el éxodo? Hasta 2014 en la nación más pobre del continente, donde el 80% de la población sobrevivía con 3 dólares por día, sumida en la marginalización extrema, insalubridad y según el Programa de ONU para Medio Ambiente (PNUMA) con solo 2% de cobertura forestal cuya consecuencia fueron los procesos galopantes de erosión, pérdida de tierras cultivadas y sin ningún intento por frenar la deforestación.

Diáspora: En el bienio 2011-2013 con la crisis política, económica y social de Brasil, unos 200 mil haitianos migraron hacia Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Honduras, Guatemala y México con el único interés de llegar a EU donde se concentra el 46.6%. Quienes vendieron la errónea idea a sus connacionales que con el arribo de un presidente demócrata en la Casa Blanca contarían con visas de asilo, propiciaron desde 2010 una tercera oleada.

Lección: Las verdaderas causas del desastre migratorio no son los sismos o huracanes que afectaron a Haití sino sus condiciones extremas: Aglomeraciones urbanas, estilos precarios de construcción, degradación ambiental, debilidad del Estado y las presiones internacionales estadounidense como francesa, en su exclusión y pobreza por cierto no distantes a la región del oriente mexiquense: Valle de Chalco, San Vicente Chicoloapan y Chimalhuacán que durante el reinado de la Loba e Ixtapaluca y Ecatepec enriquecieron a gobernantes y empresario en detrimento de su población.

Infamia: Hace 218 años la República de Haití se convirtió en la primera nación de color, independiente en América Latina. La más antigua del mundo y segunda del hemisferio occidental después de Estados Unidos debido a una revuelta exitosa de esclavos cuyos herederos aún no comprenden ¿Por qué a 20 años de la caída del presidente Jean-Bertrand Aristide, la fuerzas invasoras del 2004 estadounidenses no controlaron y a la fecha, continúan los saqueos de almacenes de alimentos y toque de queda impuesto por la delincuencia que orilló al actual fenómeno de éxodo, seguido del crimen del presidente Jovenel Moïse?


Sismo 2010: El terremoto del 12 de enero 2010 dejó a la capital Puerto Príncipe bajo los escombros pues en solo 25 segundos que siguieron al movimiento sísmico de 7 grados Richter, colapsó el 65% de las construcciones en la zona metropolitana con un saldo de 200 mil decesos y otros dos millones sin hogar.

Reacciones: El extinto presidente René Préval buscó infructuosamente comunicarse con la también derruida Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (Minustah), dejando sin dirección la fuerza multinacional que ingresó a los asentamientos precarios de Carrefour Feuilles, Bel Air o Cité Soleil que ahora exportan su mano de obra a Brasil, Panamá y México sin poder alcanzar a Estados Unidos.

¿Por qué el éxodo? Hasta 2014 en la nación más pobre del continente, donde el 80% de la población sobrevivía con 3 dólares por día, sumida en la marginalización extrema, insalubridad y según el Programa de ONU para Medio Ambiente (PNUMA) con solo 2% de cobertura forestal cuya consecuencia fueron los procesos galopantes de erosión, pérdida de tierras cultivadas y sin ningún intento por frenar la deforestación.

Diáspora: En el bienio 2011-2013 con la crisis política, económica y social de Brasil, unos 200 mil haitianos migraron hacia Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Honduras, Guatemala y México con el único interés de llegar a EU donde se concentra el 46.6%. Quienes vendieron la errónea idea a sus connacionales que con el arribo de un presidente demócrata en la Casa Blanca contarían con visas de asilo, propiciaron desde 2010 una tercera oleada.

Lección: Las verdaderas causas del desastre migratorio no son los sismos o huracanes que afectaron a Haití sino sus condiciones extremas: Aglomeraciones urbanas, estilos precarios de construcción, degradación ambiental, debilidad del Estado y las presiones internacionales estadounidense como francesa, en su exclusión y pobreza por cierto no distantes a la región del oriente mexiquense: Valle de Chalco, San Vicente Chicoloapan y Chimalhuacán que durante el reinado de la Loba e Ixtapaluca y Ecatepec enriquecieron a gobernantes y empresario en detrimento de su población.

Infamia: Hace 218 años la República de Haití se convirtió en la primera nación de color, independiente en América Latina. La más antigua del mundo y segunda del hemisferio occidental después de Estados Unidos debido a una revuelta exitosa de esclavos cuyos herederos aún no comprenden ¿Por qué a 20 años de la caída del presidente Jean-Bertrand Aristide, la fuerzas invasoras del 2004 estadounidenses no controlaron y a la fecha, continúan los saqueos de almacenes de alimentos y toque de queda impuesto por la delincuencia que orilló al actual fenómeno de éxodo, seguido del crimen del presidente Jovenel Moïse?