/ miércoles 23 de enero de 2019

Autonomía presupuestal: garantía de independencia

En los últimos días se han abierto debates en torno al presupuesto asignado a diferentes dependencias del Estado, así como a los Órganos Autónomos, siendo estos últimos los más afectados por los recientes recortes. Son varias las instituciones que sufrieron modificaciones en su presupuesto: la CNDH, el IFT, el INAI y el INE; y otras, como el INEE, vieron agendada su futura desaparición.

No es la primera vez que las instituciones encargadas de organizar los comicios sufren graves recortes presupuestales; el año pasado, en vísperas de la Jornada Electoral del 1° de julio, el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC) emprendió un juicio electoral en contra del Gobierno del estado porque no les dio el presupuesto necesario para la organización de los comicios. Para 2018 el IMPEPAC recibió menos de la mitad del presupuesto que solicitó, además de que el 67.2% de éste se tenía que entregar a los partidos políticos.

En ese sentido, el presupuesto que se autorizó al IMPEPAC era insuficiente para cubrir los recursos materiales y personal indispensables para llevar a cabo las elecciones locales de Gubernatura, Diputaciones y Ayuntamientos. Incluso, con el monto asignado resultaba imposible financiar las campañas de las candidaturas independientes, pagar el programa de conteo rápido para la elección de Gobernador o financiar la capacitación de consejeros y consejeras distritales y municipales.

El gobierno del estado argumentó que los recursos solicitados por el IMPEPAC eran excesivos, a pesar de que las y los integrantes del instituto demostraron que la petición atendía las actividades preparatorias del proceso electoral, así como de la Jornada Electoral. La Sala Superior resolvió en favor del Instituto por lo que ordenó al Gobierno del Estado la entrega de $20 millones para el correcto funcionamiento del Instituto local.

En 2018, año de elecciones locales en la mayor parte del país, 6 estados más encararon presupuestos reducidos: Baja California Sur, Chihuahua, Hidalgo, Oaxaca, Estado de México y Tlaxcala. En Baja California, que en 2019 renovará la Gubernatura, Diputaciones y Ayuntamientos, el Tribunal de Justicia Electoral promovió ante la SS un juicio electoral contra el Gobernador y la Secretaría de Planeación y Finanzas del estado a fin de impugnar la omisión de entregar las ministraciones del ejercicio fiscal 2018. La SS consideró que la omisión injustificada de la entrega de ministraciones presupuestales violaba la autonomía técnica y de gestión del tribunal por lo que resolvió a su favor.

Para 2019, el CG del INE aprobó un anteproyecto de 16 mil 313 millones de pesos, de los cuales 11 mil 347.2 corresponden al presupuesto para la operación del instituto y 4 mil 965.8 para el financiamiento público a los partidos políticos. Respondiendo al llamado de austeridad del Ejecutivo Federal, el INE elaboró el presupuesto más austero desde su creación.

En términos reales, el presupuesto aprobado es: 28.8% menor que en 2015; 15.0% menor que en 2016; 5.0% menor que en 2017 y 37.4% menor que en 2018, sin embargo el Congreso asignó un presupuesto más bajo, sin considerar las actividades que lleva a cabo el Instituto aun cuando no hay Proceso Electoral Federal, como son los servicios gratuitos de credencialización, trabajos de fiscalización, la atención de quejas y denuncias sobre tópicos exclusivos del Instituto, la promoción de la educación cívica, el seguimiento al proceso de creación de nuevos partidos políticos, el monitoreo de radio y televisión, sumado a las tareas que debe llevar a cabo en las elecciones ordinarias previstas en 5 estados más la elección de Puebla.

De igual forma, es importante recordar que el INE también realiza aportaciones cuando se ordenan elecciones extraordinarias, por ejemplo: para la celebrada en Monterrey el mes pasado, se destinaron $10,377,000.00. Así ante la cada vez más recurrente insuficiencia presupuestal que enfrentan los OPLES, el INE ha tenido que coadyuvar con más recursos en las elecciones locales, por lo que si el Instituto enfrenta la misma situación dicha tarea será imposible.

Con la Reforma Electoral de 2014, el ahora INE aumentó sus atribuciones para convertirse en una institución más sólida dentro de los procesos electorales, por lo que un presupuesto adecuado se convierte en un asunto primordial para asegurar la autonomía del INE y el fortalecimiento y consolidación de una democracia verdadera.

Consejera electoral del INE

@DaniaRavel

En los últimos días se han abierto debates en torno al presupuesto asignado a diferentes dependencias del Estado, así como a los Órganos Autónomos, siendo estos últimos los más afectados por los recientes recortes. Son varias las instituciones que sufrieron modificaciones en su presupuesto: la CNDH, el IFT, el INAI y el INE; y otras, como el INEE, vieron agendada su futura desaparición.

No es la primera vez que las instituciones encargadas de organizar los comicios sufren graves recortes presupuestales; el año pasado, en vísperas de la Jornada Electoral del 1° de julio, el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC) emprendió un juicio electoral en contra del Gobierno del estado porque no les dio el presupuesto necesario para la organización de los comicios. Para 2018 el IMPEPAC recibió menos de la mitad del presupuesto que solicitó, además de que el 67.2% de éste se tenía que entregar a los partidos políticos.

En ese sentido, el presupuesto que se autorizó al IMPEPAC era insuficiente para cubrir los recursos materiales y personal indispensables para llevar a cabo las elecciones locales de Gubernatura, Diputaciones y Ayuntamientos. Incluso, con el monto asignado resultaba imposible financiar las campañas de las candidaturas independientes, pagar el programa de conteo rápido para la elección de Gobernador o financiar la capacitación de consejeros y consejeras distritales y municipales.

El gobierno del estado argumentó que los recursos solicitados por el IMPEPAC eran excesivos, a pesar de que las y los integrantes del instituto demostraron que la petición atendía las actividades preparatorias del proceso electoral, así como de la Jornada Electoral. La Sala Superior resolvió en favor del Instituto por lo que ordenó al Gobierno del Estado la entrega de $20 millones para el correcto funcionamiento del Instituto local.

En 2018, año de elecciones locales en la mayor parte del país, 6 estados más encararon presupuestos reducidos: Baja California Sur, Chihuahua, Hidalgo, Oaxaca, Estado de México y Tlaxcala. En Baja California, que en 2019 renovará la Gubernatura, Diputaciones y Ayuntamientos, el Tribunal de Justicia Electoral promovió ante la SS un juicio electoral contra el Gobernador y la Secretaría de Planeación y Finanzas del estado a fin de impugnar la omisión de entregar las ministraciones del ejercicio fiscal 2018. La SS consideró que la omisión injustificada de la entrega de ministraciones presupuestales violaba la autonomía técnica y de gestión del tribunal por lo que resolvió a su favor.

Para 2019, el CG del INE aprobó un anteproyecto de 16 mil 313 millones de pesos, de los cuales 11 mil 347.2 corresponden al presupuesto para la operación del instituto y 4 mil 965.8 para el financiamiento público a los partidos políticos. Respondiendo al llamado de austeridad del Ejecutivo Federal, el INE elaboró el presupuesto más austero desde su creación.

En términos reales, el presupuesto aprobado es: 28.8% menor que en 2015; 15.0% menor que en 2016; 5.0% menor que en 2017 y 37.4% menor que en 2018, sin embargo el Congreso asignó un presupuesto más bajo, sin considerar las actividades que lleva a cabo el Instituto aun cuando no hay Proceso Electoral Federal, como son los servicios gratuitos de credencialización, trabajos de fiscalización, la atención de quejas y denuncias sobre tópicos exclusivos del Instituto, la promoción de la educación cívica, el seguimiento al proceso de creación de nuevos partidos políticos, el monitoreo de radio y televisión, sumado a las tareas que debe llevar a cabo en las elecciones ordinarias previstas en 5 estados más la elección de Puebla.

De igual forma, es importante recordar que el INE también realiza aportaciones cuando se ordenan elecciones extraordinarias, por ejemplo: para la celebrada en Monterrey el mes pasado, se destinaron $10,377,000.00. Así ante la cada vez más recurrente insuficiencia presupuestal que enfrentan los OPLES, el INE ha tenido que coadyuvar con más recursos en las elecciones locales, por lo que si el Instituto enfrenta la misma situación dicha tarea será imposible.

Con la Reforma Electoral de 2014, el ahora INE aumentó sus atribuciones para convertirse en una institución más sólida dentro de los procesos electorales, por lo que un presupuesto adecuado se convierte en un asunto primordial para asegurar la autonomía del INE y el fortalecimiento y consolidación de una democracia verdadera.

Consejera electoral del INE

@DaniaRavel

jueves 07 de febrero de 2019

Cívica 2016. Juventudes y democracia

lunes 10 de diciembre de 2018

La Consulta Infantil y Juvenil 2018

lunes 26 de noviembre de 2018

Retos de paridad en postulaciones

lunes 22 de octubre de 2018

Las candidatas en las elecciones 2018

lunes 08 de octubre de 2018

Twitter y elecciones

Cargar Más