/ lunes 7 de septiembre de 2020

Autoridades electorales a prueba

En medio de la pandemia y de la discusión pública generada sobre diversos temas, hoy inician los procesos electorales 2020-2021, en un entorno donde apenas la semana anterior hubo decisiones trascendentes como la determinación del INE sobre el registro de nuevos partidos políticos nacionales.


En una decisión final un tanto sorpresiva frente a los rumores de los días previos, solo el Partido Encuentro Solidario, anterior PES, logró recuperar el registro formal. Las demás organizaciones quedaron atrapadas en la aplicación de criterios novedosos para la verificación del cumplimiento de requisitos relativos a la legalidad de sus asambleas, de su militancia y de los recursos obtenidos para su formación.


Así, para comprobar la libre afiliación de los militantes el INE realizó una visita por muestreo al 10% de los asistentes a cada asamblea y en el supuesto de que, al menos el 20% de las personas efectivamente entrevistadas manifestaran que les fue ofrecida o entregada dádiva alguna o que fueron engañadas o coaccionadas para acudir a la asamblea, se consideró suficiente para tener por no válida la asamblea en cuestión y para descontar las afiliaciones recabadas en ella.


Otro supuesto consistió en que, si durante la celebración de alguna asamblea o en la afiliación de personas a la organización, se constató la participación de ministros de culto, se tendría por no válida la asamblea específica, así como las afiliaciones recabadas por éstos. Cinco consejeras y consejeros consideraron que con la intervención de un solo ministro de culto religioso y en aras de preservar el Estado laico sería suficiente para negar el registro a la organización, al final solo se anularon aquellas asambleas donde se comprobó la participación de algún ministro de culto, por ello el PES milagrosamente alcanzó registro.


Otro criterio estableció que si el porcentaje de las aportaciones para alguna asamblea provenientes de personas no identificadas fuere igual o superior al 20% del costo promedio por asamblea, se tendría por no válida y se descontarían las afiliaciones recabadas en ella. Ejemplo: si la asamblea en promedio costó 100 pesos y 20 de ellos provienen de fuentes no identificadas, se invalidó. Así se resolvió como una medida que busca cerrar el paso a uno de los problemas más graves detectados en la revisión del financiamiento de los partidos: los recursos provenientes de fuentes desconocidas.


A México Libre, organización impulsada por el Ex Presidente Felipe Calderón y Margarita Zavala, le fue negado el registro con el argumento de que poco más del 8% de los recursos obtenidos para financiar su movimiento no tienen un origen identificado.


Digamos que en esta historia falta un tramo a cargo del Tribunal. Mientras, en el ambiente se libran batallas intensas con misiles que intercambian videos y argumentos en redes sociales, particularmente por el caso México Libre, y la sensación de que el INE en reciprocidad le regresó al Tribunal una bola caliente a cambio de otras, como la encuesta para la elección de la dirigencia de Morena o las mañaneras.


La transmisión integra de las “mañaneras” durante las campañas de Coahuila e Hidalgo, a propósito de una sentencia del Tribunal, también generó enorme polémica y confusión. Corresponde a un simple tecnicismo legal, pues al resolver una impugnación sobre un acuerdo donde el INE respondió a diversos gobiernos si durante esas campañas pueden promocionar o no ciertas actividades sin que se considere propaganda gubernamental dado que corresponden a promocionales informativos sobre temas de protección civil, salud o educación, incluyó un punto reiterando el criterio de 2019 por el cual no se pueden transmitir en su totalidad por ningún medio las mañaneras, pudiéndose, en cambio, reproducir partes, extractos de las mismas para resaltar algún punto de interés.


Los magistrados dijeron: INE nadie te preguntó sobre la transmisión de las mañaneras, quita esta parte del acuerdo pues no es aquí donde debes pronunciarte. Ello no significa que se anuló el criterio de 2019 y por eso su restricción se mantiene para no incumplir el mandato constitucional de no difundir logros de gobierno durante las campañas, pero la discusión sigue pues el gobierno alude a que se trata de un acto de información y de rendición de cuentas y el INE sostiene con razón que en las mismas puede haber difusión de logros incumpliendo la propia constitución, pero que, para salvaguardar el derecho a la información, los medios pueden reproducir solo partes de las mismas.


Se trata del entorno más complicado que recuerde rumbo a una elección. Están a prueba instituciones edificadas en treinta años para salvaguardar a la democracia mexicana que no se reduce a los procesos electorales, pero que igual no existe sin elecciones libres que son fuente de legitimidad de los gobiernos y de la representación popular.


*Profesor en UP y UNAM, especialista en temas electorales.

@MarcoBanos

En medio de la pandemia y de la discusión pública generada sobre diversos temas, hoy inician los procesos electorales 2020-2021, en un entorno donde apenas la semana anterior hubo decisiones trascendentes como la determinación del INE sobre el registro de nuevos partidos políticos nacionales.


En una decisión final un tanto sorpresiva frente a los rumores de los días previos, solo el Partido Encuentro Solidario, anterior PES, logró recuperar el registro formal. Las demás organizaciones quedaron atrapadas en la aplicación de criterios novedosos para la verificación del cumplimiento de requisitos relativos a la legalidad de sus asambleas, de su militancia y de los recursos obtenidos para su formación.


Así, para comprobar la libre afiliación de los militantes el INE realizó una visita por muestreo al 10% de los asistentes a cada asamblea y en el supuesto de que, al menos el 20% de las personas efectivamente entrevistadas manifestaran que les fue ofrecida o entregada dádiva alguna o que fueron engañadas o coaccionadas para acudir a la asamblea, se consideró suficiente para tener por no válida la asamblea en cuestión y para descontar las afiliaciones recabadas en ella.


Otro supuesto consistió en que, si durante la celebración de alguna asamblea o en la afiliación de personas a la organización, se constató la participación de ministros de culto, se tendría por no válida la asamblea específica, así como las afiliaciones recabadas por éstos. Cinco consejeras y consejeros consideraron que con la intervención de un solo ministro de culto religioso y en aras de preservar el Estado laico sería suficiente para negar el registro a la organización, al final solo se anularon aquellas asambleas donde se comprobó la participación de algún ministro de culto, por ello el PES milagrosamente alcanzó registro.


Otro criterio estableció que si el porcentaje de las aportaciones para alguna asamblea provenientes de personas no identificadas fuere igual o superior al 20% del costo promedio por asamblea, se tendría por no válida y se descontarían las afiliaciones recabadas en ella. Ejemplo: si la asamblea en promedio costó 100 pesos y 20 de ellos provienen de fuentes no identificadas, se invalidó. Así se resolvió como una medida que busca cerrar el paso a uno de los problemas más graves detectados en la revisión del financiamiento de los partidos: los recursos provenientes de fuentes desconocidas.


A México Libre, organización impulsada por el Ex Presidente Felipe Calderón y Margarita Zavala, le fue negado el registro con el argumento de que poco más del 8% de los recursos obtenidos para financiar su movimiento no tienen un origen identificado.


Digamos que en esta historia falta un tramo a cargo del Tribunal. Mientras, en el ambiente se libran batallas intensas con misiles que intercambian videos y argumentos en redes sociales, particularmente por el caso México Libre, y la sensación de que el INE en reciprocidad le regresó al Tribunal una bola caliente a cambio de otras, como la encuesta para la elección de la dirigencia de Morena o las mañaneras.


La transmisión integra de las “mañaneras” durante las campañas de Coahuila e Hidalgo, a propósito de una sentencia del Tribunal, también generó enorme polémica y confusión. Corresponde a un simple tecnicismo legal, pues al resolver una impugnación sobre un acuerdo donde el INE respondió a diversos gobiernos si durante esas campañas pueden promocionar o no ciertas actividades sin que se considere propaganda gubernamental dado que corresponden a promocionales informativos sobre temas de protección civil, salud o educación, incluyó un punto reiterando el criterio de 2019 por el cual no se pueden transmitir en su totalidad por ningún medio las mañaneras, pudiéndose, en cambio, reproducir partes, extractos de las mismas para resaltar algún punto de interés.


Los magistrados dijeron: INE nadie te preguntó sobre la transmisión de las mañaneras, quita esta parte del acuerdo pues no es aquí donde debes pronunciarte. Ello no significa que se anuló el criterio de 2019 y por eso su restricción se mantiene para no incumplir el mandato constitucional de no difundir logros de gobierno durante las campañas, pero la discusión sigue pues el gobierno alude a que se trata de un acto de información y de rendición de cuentas y el INE sostiene con razón que en las mismas puede haber difusión de logros incumpliendo la propia constitución, pero que, para salvaguardar el derecho a la información, los medios pueden reproducir solo partes de las mismas.


Se trata del entorno más complicado que recuerde rumbo a una elección. Están a prueba instituciones edificadas en treinta años para salvaguardar a la democracia mexicana que no se reduce a los procesos electorales, pero que igual no existe sin elecciones libres que son fuente de legitimidad de los gobiernos y de la representación popular.


*Profesor en UP y UNAM, especialista en temas electorales.

@MarcoBanos

ÚLTIMASCOLUMNAS