/ jueves 26 de noviembre de 2020

Baja California Sur, cómo seguir creciendo

Por Ricardo Gallegos*

El estado de Baja California Sur recibió la ratificación de su calificación y una perspectiva positiva, situación que hoy no es trivial dentro de un contexto donde los estados mexicanos enfrentan serios dilemas derivados de los efectos del confinamiento por la pandemia, a saber: mayor endeudamiento, necesidades de mayores recursos y un contexto electoral. Todo lo anterior hace preguntarnos a todos, ¿cómo seguir creciendo?

Baja California Sur ha tenido un desempeño satisfactorio en los últimos años; su calificación revela esta circunstancia en los nueve años que lleva siendo calificada (ver gráfica siguiente). El estado arrancó de un HR BBB+ en 2012 a un A+ con perspectiva positiva en 2020; el principal factor ha sido su bajo nivel de endeudamiento relativo y el mejoramiento de sus indicadores financieros, entre ellos, el porcentaje de recaudación local, el nivel de pasivo circulante a Ingresos de Libre Disposición (ILD), bajo uso de créditos de corto plazo, así como una adecuada planeación financiera.



Si se confirman las tendencias, aun en un complicado 2021, Baja California podría encajar en los niveles de calificación de niveles de AA, los cuales hasta ahora han sido ocupados por estados altamente dinámicos como Jalisco, Yucatán o Campeche, los cuales tienen características muy peculiares, pero que en general están enmarcados en un alto dinamismo económico.


Baja California Sur tendrá que tomar decisiones importantes para seguir creciendo. El próximo año será parte de estas 15 entidades que tendrán elecciones; si bien no esperamos movimientos muy importantes por el lado del gasto, las próximas autoridades —independientemente del resultado electoral— tendrán que buscar dentro de una economía global recesiva, cómo pueden proveer de más y mejores condiciones de vida a su población.

¿Cuáles son las limitantes obvias? Al ubicarse en la parte inferior de la península de Baja California, la entidad no tiene un acceso directo a la frontera ni vías de comunicación eficientes en términos de tiempos de traslado. Asimismo, hasta ahora no ha generado polos de desarrollo industrial que permitan diversificar la economía y ser un generador de empleo interesante en el estado. Quizás estas mismas limitantes ofrezcan parte de la respuesta en el mediano y largo plazo. Una opción es seguir apostando a sus ventajas comparativas como es el caso del turismo en la zona de Los Cabos y La Paz, donde es evidente que tendrán que fortalecer la infraestructura turística de estos dos polos, así como aumentar la promoción de estos destinos y coadyuvar al correcto desarrollo de estas zonas para impulsar el crecimiento del estado.

Por ejemplo, en el cuadro siguiente se puede apreciar como un porcentaje importante de los Impuestos lo constituye el Impuesto al Hospedaje, el cual se ha fortalecido en los últimos años y podría tener inclusive un potencial importante quizás igual o mayor a la nómina.


Lo siguiente que tendrán que analizar las nuevas autoridades es el cómo cualquier obra de inversión pública de alta envergadura, podría no contar con los recursos fiscales suficientes durante los próximos años, más aún cuando las expectativas de ingresos federales y de apoyos extraordinarios de la federación se antojan con un comportamiento muy complicado para 2021 y 2022. El bajo nivel de endeudamiento podría ser -en el caso muy particular de este estado-, una solución asequible, sobre todo si esta inversión es utilizada de una manera pragmática en desarrollar las ventajas de la entidad, principalmente en obras destinadas a educación, salud, seguridad, infraestructura básica y sobre todo, la destinada a fortalecer y desarrollar los polos que proporcionen niveles de empleo importantes, metiendo al estado en un ciclo virtuoso a partir del financiamiento, pero aplicado a proyectos que reditúen en derrama económica y en mejores niveles de bienestar para su población.

***


*Ricardo Gallegos es Director Ejecutivo Senior de Finanzas Públicas & Deuda Soberana en HR Ratings. Economista por el ITESM y estudios de Maestría en Políticas Públicas por el ITAM.

Liga LinkedIn. http://linkedin.com/in/ricardo-gallegos-miranda-a2b0029a

….

HR Ratings, agencia calificadora mexicana con presencia internacional, líder en el Mercado Mexicano y de Latinoamérica, distinguida por su compromiso con la transparencia, calidad en el análisis, el servicio a sus clientes y público inversionista. HR Ratings cuenta con la autorización de la Securities and Exchange Commission (SEC) y la certificación de la European Securities and Markets Authority (ESMA).

Redes sociales:

Twitter

https://twitter.com/HRRATINGS

LinkedIn

https://www.linkedin.com/company/hr-ratings/

Por Ricardo Gallegos*

El estado de Baja California Sur recibió la ratificación de su calificación y una perspectiva positiva, situación que hoy no es trivial dentro de un contexto donde los estados mexicanos enfrentan serios dilemas derivados de los efectos del confinamiento por la pandemia, a saber: mayor endeudamiento, necesidades de mayores recursos y un contexto electoral. Todo lo anterior hace preguntarnos a todos, ¿cómo seguir creciendo?

Baja California Sur ha tenido un desempeño satisfactorio en los últimos años; su calificación revela esta circunstancia en los nueve años que lleva siendo calificada (ver gráfica siguiente). El estado arrancó de un HR BBB+ en 2012 a un A+ con perspectiva positiva en 2020; el principal factor ha sido su bajo nivel de endeudamiento relativo y el mejoramiento de sus indicadores financieros, entre ellos, el porcentaje de recaudación local, el nivel de pasivo circulante a Ingresos de Libre Disposición (ILD), bajo uso de créditos de corto plazo, así como una adecuada planeación financiera.



Si se confirman las tendencias, aun en un complicado 2021, Baja California podría encajar en los niveles de calificación de niveles de AA, los cuales hasta ahora han sido ocupados por estados altamente dinámicos como Jalisco, Yucatán o Campeche, los cuales tienen características muy peculiares, pero que en general están enmarcados en un alto dinamismo económico.


Baja California Sur tendrá que tomar decisiones importantes para seguir creciendo. El próximo año será parte de estas 15 entidades que tendrán elecciones; si bien no esperamos movimientos muy importantes por el lado del gasto, las próximas autoridades —independientemente del resultado electoral— tendrán que buscar dentro de una economía global recesiva, cómo pueden proveer de más y mejores condiciones de vida a su población.

¿Cuáles son las limitantes obvias? Al ubicarse en la parte inferior de la península de Baja California, la entidad no tiene un acceso directo a la frontera ni vías de comunicación eficientes en términos de tiempos de traslado. Asimismo, hasta ahora no ha generado polos de desarrollo industrial que permitan diversificar la economía y ser un generador de empleo interesante en el estado. Quizás estas mismas limitantes ofrezcan parte de la respuesta en el mediano y largo plazo. Una opción es seguir apostando a sus ventajas comparativas como es el caso del turismo en la zona de Los Cabos y La Paz, donde es evidente que tendrán que fortalecer la infraestructura turística de estos dos polos, así como aumentar la promoción de estos destinos y coadyuvar al correcto desarrollo de estas zonas para impulsar el crecimiento del estado.

Por ejemplo, en el cuadro siguiente se puede apreciar como un porcentaje importante de los Impuestos lo constituye el Impuesto al Hospedaje, el cual se ha fortalecido en los últimos años y podría tener inclusive un potencial importante quizás igual o mayor a la nómina.


Lo siguiente que tendrán que analizar las nuevas autoridades es el cómo cualquier obra de inversión pública de alta envergadura, podría no contar con los recursos fiscales suficientes durante los próximos años, más aún cuando las expectativas de ingresos federales y de apoyos extraordinarios de la federación se antojan con un comportamiento muy complicado para 2021 y 2022. El bajo nivel de endeudamiento podría ser -en el caso muy particular de este estado-, una solución asequible, sobre todo si esta inversión es utilizada de una manera pragmática en desarrollar las ventajas de la entidad, principalmente en obras destinadas a educación, salud, seguridad, infraestructura básica y sobre todo, la destinada a fortalecer y desarrollar los polos que proporcionen niveles de empleo importantes, metiendo al estado en un ciclo virtuoso a partir del financiamiento, pero aplicado a proyectos que reditúen en derrama económica y en mejores niveles de bienestar para su población.

***


*Ricardo Gallegos es Director Ejecutivo Senior de Finanzas Públicas & Deuda Soberana en HR Ratings. Economista por el ITESM y estudios de Maestría en Políticas Públicas por el ITAM.

Liga LinkedIn. http://linkedin.com/in/ricardo-gallegos-miranda-a2b0029a

….

HR Ratings, agencia calificadora mexicana con presencia internacional, líder en el Mercado Mexicano y de Latinoamérica, distinguida por su compromiso con la transparencia, calidad en el análisis, el servicio a sus clientes y público inversionista. HR Ratings cuenta con la autorización de la Securities and Exchange Commission (SEC) y la certificación de la European Securities and Markets Authority (ESMA).

Redes sociales:

Twitter

https://twitter.com/HRRATINGS

LinkedIn

https://www.linkedin.com/company/hr-ratings/