/ viernes 6 de marzo de 2020

Biden

Hasta este martes el camino de Trump hacia la reelección parecía que estaba completamente llano, la división y falta de perfil competitivo de los demócratas le son completamente funcionales al gobierno actual.

Este “super martes”, que fue parte del proceso interno de los demócratas para postular a su candidato presidencial para las elecciones de noviembre próximo, dio una sorpresa: la consolidación de Joe Biden como un candidato viable o un opositor que pusiera una resistencia significativa ante Trump ha generado no solo el tema del resultado, sino también de las señales políticas como el hecho de que el ex-alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se bajara de la contienda para apoyarlo.

Biden tiene fortalezas: el haber sido el vicepresidente de Obama, fue senador de Delawere durante tres décadas, tiene experiencia en el manejo del país e inició su carrera hacia la presidencia dos veces antes de esta, sin escándalos evidentes, pero sobre todo es un candidato que puede ser aceptable para clases medias y conservadores moderados; conoce los pasillos del poder y las interlocuciones adecuadas. Todo esto significa que Trump no vaya a ser reelecto de ninguna forma.

La pregunta de fondo es ¿esto es ya un cambio en la correlación de fuerzas? la verdad es que no, el bloque conservador alineado detrás de Trump continúa siendo la fuerza a vencer, pero sin duda, los hechos de este martes que pudieran ser confirmados en el mes de junio, podrán configurar una ecuación diferente para la elección en Estados Unidos. Aún falta mucho por ver.

Twitter:@LuisH_Fernandez

Hasta este martes el camino de Trump hacia la reelección parecía que estaba completamente llano, la división y falta de perfil competitivo de los demócratas le son completamente funcionales al gobierno actual.

Este “super martes”, que fue parte del proceso interno de los demócratas para postular a su candidato presidencial para las elecciones de noviembre próximo, dio una sorpresa: la consolidación de Joe Biden como un candidato viable o un opositor que pusiera una resistencia significativa ante Trump ha generado no solo el tema del resultado, sino también de las señales políticas como el hecho de que el ex-alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se bajara de la contienda para apoyarlo.

Biden tiene fortalezas: el haber sido el vicepresidente de Obama, fue senador de Delawere durante tres décadas, tiene experiencia en el manejo del país e inició su carrera hacia la presidencia dos veces antes de esta, sin escándalos evidentes, pero sobre todo es un candidato que puede ser aceptable para clases medias y conservadores moderados; conoce los pasillos del poder y las interlocuciones adecuadas. Todo esto significa que Trump no vaya a ser reelecto de ninguna forma.

La pregunta de fondo es ¿esto es ya un cambio en la correlación de fuerzas? la verdad es que no, el bloque conservador alineado detrás de Trump continúa siendo la fuerza a vencer, pero sin duda, los hechos de este martes que pudieran ser confirmados en el mes de junio, podrán configurar una ecuación diferente para la elección en Estados Unidos. Aún falta mucho por ver.

Twitter:@LuisH_Fernandez

viernes 22 de mayo de 2020

La impostura

viernes 15 de mayo de 2020

El gran dilema

viernes 08 de mayo de 2020

Los "sin propuesta"

lunes 27 de abril de 2020

Generación Covid

lunes 20 de abril de 2020

Un regreso diferente a clases

viernes 10 de abril de 2020

Aprende en casa

viernes 03 de abril de 2020

La ciencia y la pandemia

viernes 27 de marzo de 2020

El mundo se puso en pausa

viernes 20 de marzo de 2020

La suspensión

viernes 13 de marzo de 2020

El saludo

Cargar Más