/ jueves 29 de febrero de 2024

Calificaciones en el sector subnacional. Los retos

Por Ricardo Gallegos*

Recientemente, el equipo de Finanzas Públicas y Deuda Soberana de HR Ratings publicó un reporte sectorial en el que se analizó el comportamiento de las calificaciones realizadas en el sector subnacional durante 2023. Me permito compartir algunos de los hallazgos más importantes, pero también lo que consideró serán los retos más importantes para el sector en el corto plazo.

Durante 2023, se realizaron 112 calificaciones en el sector de estados y municipios, 25 correspondieron a entidades federativas y 87 a municipios. Respecto a lo anterior, se ratificó la calificación de 12 estados, se revisó al alza el mismo número de calificaciones y en sólo una se presentó una revisión a la baja. A nivel municipal, el 47.1% del total de las calificaciones fueron ratificadas, en tanto que el 42.5% se revisaron al alza; cuatro municipios fueron revisados a la baja y se asignaron cinco calificaciones iniciales.

En general, podríamos resumir estas acciones de calificación por varios factores que se presentaron en el sector. Uno de los más importantes fue el comportamiento de los Ingresos de Libre Disposición (Ramos 28 + Ingresos Propios). En 2023, el Gobierno federal tuvo importantes crecimientos en los ingresos tributarios, en particular IVA e ISR, que permitió que al final del año la Recaudación Federal Participable se viera beneficiada y, en consecuencia, también los estados y municipios. El dato importante es que un gran componente de los ingresos en el sector (80-90% promedio) son ingresos de este tipo.

Prácticamente al no haber un crecimiento neto en términos de financiamiento, estos recursos permitieron mayores balances superavitarios de las entidades año contra año y, en consecuencia, menor deuda neta, mejores niveles de liquidez y reducciones en el pasivo circulante. Todo esto favoreció métricas de calidad crediticia que impulsaron de manera importante el número de ratificaciones y alzas de calificación en el sector.

Para 2024, el contexto financiero y político electoral en el sector cobra particular importancia. Por el lado de los riesgos financieros, si bien es muy clara una expectativa de una reducción en la inflación y en la tasa de referencia, ésta todavía será paulatina, por lo que el costo de la deuda en el sector todavía se mantendrá relativamente alto, lo que reduciría el espacio fiscal de las entidades. Si bien el crecimiento económico para México se mantendrá positivo, consideramos una menor estimación que lo visto en los últimos dos años. Esto podría traducirse en menores recursos federales a las entidades subnacionales.

Un tema aparte merece los Derechos de Utilidad Compartida (DUC), que son recursos de Pemex hacia la federación y que forman parte de la RFP; estos tuvieron y tendrán un impacto en los ingresos este año. En 2023, diferimientos de estos derechos provocaron que las participaciones federales ministradas sobre todo en el primer semestre estuvieran por debajo del estimado, lo que ocasionó que a múltiples entidades impactara en su flujo de efectivo e incidiera en sus procesos de ejecución del presupuesto. Hoy se ve un poco más complicado que el año pasado; el DUC aprobado es del 30% no del 40% como hace un año, por eso, de entrada, hay menos recursos. El año pasado hubo “diferimientos” en 2024; estamos hablando de “condonaciones”. Es decir, son recursos que no necesariamente se repondrán, y si asumimos que estos diferimientos podrían presentarse nuevamente por el decidido apoyo de la federación a PEMEX, puede terminar siendo un riesgo que habrá que monitorear.

Desde el punto de vista político-electoral, en el mercado subnacional se elegirán nueve gobernadores y 1,800 presidentes municipales. De los estados calificados por HR Ratings en este proceso se encuentran Chiapas (HR AA-), Jalisco (HR AA+), Morelos (HR A+), Tabasco (HR A), Veracruz (HR A-), Yucatán (HR AA) y la Ciudad de México (HR AAA); en ninguno de ellos detectamos un riesgo inherente a la elección o cambio de administración, prácticamente todos ellos ya han concluido el pago de sus créditos de corto plazo, lo cual suele ser uno de los factores de mayor riesgo. Este será un año de retos para el sector, los resultados tanto financieros como electorales definirán la agenda de políticas públicas en el corto-mediano plazo. Al tiempo.

*Director General Adjunto de Análisis Económico en HR Ratings.

El reporte sectorial completo puede ser consultado en: https://www.hrratings.com/pdf/EvoluciAn_de_las_calificaciones_del_sector_subnacional_.pdf


Por Ricardo Gallegos*

Recientemente, el equipo de Finanzas Públicas y Deuda Soberana de HR Ratings publicó un reporte sectorial en el que se analizó el comportamiento de las calificaciones realizadas en el sector subnacional durante 2023. Me permito compartir algunos de los hallazgos más importantes, pero también lo que consideró serán los retos más importantes para el sector en el corto plazo.

Durante 2023, se realizaron 112 calificaciones en el sector de estados y municipios, 25 correspondieron a entidades federativas y 87 a municipios. Respecto a lo anterior, se ratificó la calificación de 12 estados, se revisó al alza el mismo número de calificaciones y en sólo una se presentó una revisión a la baja. A nivel municipal, el 47.1% del total de las calificaciones fueron ratificadas, en tanto que el 42.5% se revisaron al alza; cuatro municipios fueron revisados a la baja y se asignaron cinco calificaciones iniciales.

En general, podríamos resumir estas acciones de calificación por varios factores que se presentaron en el sector. Uno de los más importantes fue el comportamiento de los Ingresos de Libre Disposición (Ramos 28 + Ingresos Propios). En 2023, el Gobierno federal tuvo importantes crecimientos en los ingresos tributarios, en particular IVA e ISR, que permitió que al final del año la Recaudación Federal Participable se viera beneficiada y, en consecuencia, también los estados y municipios. El dato importante es que un gran componente de los ingresos en el sector (80-90% promedio) son ingresos de este tipo.

Prácticamente al no haber un crecimiento neto en términos de financiamiento, estos recursos permitieron mayores balances superavitarios de las entidades año contra año y, en consecuencia, menor deuda neta, mejores niveles de liquidez y reducciones en el pasivo circulante. Todo esto favoreció métricas de calidad crediticia que impulsaron de manera importante el número de ratificaciones y alzas de calificación en el sector.

Para 2024, el contexto financiero y político electoral en el sector cobra particular importancia. Por el lado de los riesgos financieros, si bien es muy clara una expectativa de una reducción en la inflación y en la tasa de referencia, ésta todavía será paulatina, por lo que el costo de la deuda en el sector todavía se mantendrá relativamente alto, lo que reduciría el espacio fiscal de las entidades. Si bien el crecimiento económico para México se mantendrá positivo, consideramos una menor estimación que lo visto en los últimos dos años. Esto podría traducirse en menores recursos federales a las entidades subnacionales.

Un tema aparte merece los Derechos de Utilidad Compartida (DUC), que son recursos de Pemex hacia la federación y que forman parte de la RFP; estos tuvieron y tendrán un impacto en los ingresos este año. En 2023, diferimientos de estos derechos provocaron que las participaciones federales ministradas sobre todo en el primer semestre estuvieran por debajo del estimado, lo que ocasionó que a múltiples entidades impactara en su flujo de efectivo e incidiera en sus procesos de ejecución del presupuesto. Hoy se ve un poco más complicado que el año pasado; el DUC aprobado es del 30% no del 40% como hace un año, por eso, de entrada, hay menos recursos. El año pasado hubo “diferimientos” en 2024; estamos hablando de “condonaciones”. Es decir, son recursos que no necesariamente se repondrán, y si asumimos que estos diferimientos podrían presentarse nuevamente por el decidido apoyo de la federación a PEMEX, puede terminar siendo un riesgo que habrá que monitorear.

Desde el punto de vista político-electoral, en el mercado subnacional se elegirán nueve gobernadores y 1,800 presidentes municipales. De los estados calificados por HR Ratings en este proceso se encuentran Chiapas (HR AA-), Jalisco (HR AA+), Morelos (HR A+), Tabasco (HR A), Veracruz (HR A-), Yucatán (HR AA) y la Ciudad de México (HR AAA); en ninguno de ellos detectamos un riesgo inherente a la elección o cambio de administración, prácticamente todos ellos ya han concluido el pago de sus créditos de corto plazo, lo cual suele ser uno de los factores de mayor riesgo. Este será un año de retos para el sector, los resultados tanto financieros como electorales definirán la agenda de políticas públicas en el corto-mediano plazo. Al tiempo.

*Director General Adjunto de Análisis Económico en HR Ratings.

El reporte sectorial completo puede ser consultado en: https://www.hrratings.com/pdf/EvoluciAn_de_las_calificaciones_del_sector_subnacional_.pdf