/ miércoles 30 de junio de 2021

Centro de Barrio | La rifa del tigre

No sé si alguien tuviera ánimos para felicitar al nuevo director del metro, Guillermo Calderón, sabiendo el entorno de carencias en el cual está asumiendo el cargo. Se sacó la rifa del tigre y hay una causa de fondo, hemos hecho todo lo necesario para que el metro de la Ciudad de México carezca de los recursos para su operación, mantenimiento y expansión.

Sobre la saliente directora, Florencia Serranía, debemos decir que la coincidencia de choque, escaleras eléctricas descompuestas, inundaciones, incendio y colapso, no fue un evento milagroso con una posibilidad en trillones. Al contrario, es consecuencia de un metro que depende de un presupuesto menor a sus necesidades. Diría que desperdiciamos a una buena profesionista, cuya mayor culpa fue guardar silencio frente al austericidio al que su jefa está sometiendo a toda la administración pública capitalina.

Esta es la realidad que ha acompañado al metro desde que nació, pero más desde que predominan los gobiernos que quieren hacer política social en el boleto del metro, sin entender que el servicio de transporte es uno, y las carencias se combaten desde una ventanilla distinta. Luego, esto se acentúa cuando el gobierno convierte la austeridad en fin y no medio.

El problema es que tras 24 años de la misma política, el metro perdió rumbo. No hay estrategia de expansión, y pronto ya no sólo serán 3 las líneas con medio siglo en operación, sino paulatinamente se irán sumando las líneas 4 a la 7, que demandarán recursos millonarios, amén de los problemas que históricamente han acompañado a las líneas A y 12.

Por ello, más que felicitar al nuevo director, se antoja bendecirlo, hacerle una limpia o desearle suerte. En todo caso, recomendaciones de carácter subjetivo y metafísico, ajenas a la propia capacidad profesional del actor o de su predecesora. La tragedia que hoy vive el metro necesita decisiones de carácter financiero, más que operativas o de mantenimiento. El metro cuenta con terrenos estratégicamente ubicados, en los cuales debe haber una explotación comercial.

Hace unos días hubo un incidente, por fortuna menor, en la obra público - privada de la estación Villa de Cortés. Un proyecto que generará ingresos para el metro usando sus terrenos. Para lavarse las manos, como de costumbre, la cuenta de tuiter del Sistema de Transporte Colectivo Metro más que responsabilizar al permisionario de la caída de un plafón sobre un par de coches, anticipó que estaba en proceso la revocación del permiso, transparentando una profunda ignorancia y la falta de visión para la transformación del metro.

Si no le van a dar más presupuesto al nuevo director del metro, que le den permiso para explotar sus activos mediante asociaciones público privadas, y si no, por lo menos, que le regalen un escapulario. El metro necesita una estrategia profunda para atender todas sus líneas, a la vez que se establezca el mecanismo que asegure una expansión, varias veces más rápida que la que ha vivido en su primer medio siglo.

No sé si alguien tuviera ánimos para felicitar al nuevo director del metro, Guillermo Calderón, sabiendo el entorno de carencias en el cual está asumiendo el cargo. Se sacó la rifa del tigre y hay una causa de fondo, hemos hecho todo lo necesario para que el metro de la Ciudad de México carezca de los recursos para su operación, mantenimiento y expansión.

Sobre la saliente directora, Florencia Serranía, debemos decir que la coincidencia de choque, escaleras eléctricas descompuestas, inundaciones, incendio y colapso, no fue un evento milagroso con una posibilidad en trillones. Al contrario, es consecuencia de un metro que depende de un presupuesto menor a sus necesidades. Diría que desperdiciamos a una buena profesionista, cuya mayor culpa fue guardar silencio frente al austericidio al que su jefa está sometiendo a toda la administración pública capitalina.

Esta es la realidad que ha acompañado al metro desde que nació, pero más desde que predominan los gobiernos que quieren hacer política social en el boleto del metro, sin entender que el servicio de transporte es uno, y las carencias se combaten desde una ventanilla distinta. Luego, esto se acentúa cuando el gobierno convierte la austeridad en fin y no medio.

El problema es que tras 24 años de la misma política, el metro perdió rumbo. No hay estrategia de expansión, y pronto ya no sólo serán 3 las líneas con medio siglo en operación, sino paulatinamente se irán sumando las líneas 4 a la 7, que demandarán recursos millonarios, amén de los problemas que históricamente han acompañado a las líneas A y 12.

Por ello, más que felicitar al nuevo director, se antoja bendecirlo, hacerle una limpia o desearle suerte. En todo caso, recomendaciones de carácter subjetivo y metafísico, ajenas a la propia capacidad profesional del actor o de su predecesora. La tragedia que hoy vive el metro necesita decisiones de carácter financiero, más que operativas o de mantenimiento. El metro cuenta con terrenos estratégicamente ubicados, en los cuales debe haber una explotación comercial.

Hace unos días hubo un incidente, por fortuna menor, en la obra público - privada de la estación Villa de Cortés. Un proyecto que generará ingresos para el metro usando sus terrenos. Para lavarse las manos, como de costumbre, la cuenta de tuiter del Sistema de Transporte Colectivo Metro más que responsabilizar al permisionario de la caída de un plafón sobre un par de coches, anticipó que estaba en proceso la revocación del permiso, transparentando una profunda ignorancia y la falta de visión para la transformación del metro.

Si no le van a dar más presupuesto al nuevo director del metro, que le den permiso para explotar sus activos mediante asociaciones público privadas, y si no, por lo menos, que le regalen un escapulario. El metro necesita una estrategia profunda para atender todas sus líneas, a la vez que se establezca el mecanismo que asegure una expansión, varias veces más rápida que la que ha vivido en su primer medio siglo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 22 de septiembre de 2021

Mujer contra mujeres

Roberto Remes

miércoles 15 de septiembre de 2021

Alcaldías fuertes

Roberto Remes

miércoles 08 de septiembre de 2021

Zócalo privatizado

Roberto Remes

miércoles 01 de septiembre de 2021

Parque Sí, Banco No

Roberto Remes

miércoles 25 de agosto de 2021

Enseres

Roberto Remes

miércoles 18 de agosto de 2021

Sin presupuesto alcanza

Roberto Remes

miércoles 11 de agosto de 2021

No habrá sistema integrado

Roberto Remes

Cargar Más