/ miércoles 4 de diciembre de 2019

Centro de Barrio | Planes de movilidad por alcaldía

Hace unos días, la alcaldía Miguel Hidalgo, que encabeza Víctor Romo, presentó un estudio profundo de movilidad que retrata, entre otras cosas, las condiciones adversas para el desplazamiento en automóvil: simplemente viven en una velocidad promedio de 20 kilómetros por hora, que en Polanco se desploma a 13, e incluso hasta 4 en hora pico de los viernes.

Podría exponer múltiples elementos de la presentación que realizó la empresa Sin Tráfico, pero lo más importante es el desarrollo de una gran base de datos en la que será posible modelar soluciones, algo que no había ocurrido para esta u otras demarcaciones.

Miguel Hidalgo es una de las tres alcaldías más conflictivas en términos de movilidad. Generan empleo, atraen el comercio y son el sitio de visita temporal de cientos de miles de personas, muy por encima de su propia población. Esto eleva los retos de la movilidad. Las soluciones en realidad son de largo plazo e involucran a muchos actores, entre ellos instituciones de planeación de la ciudad que apenas se están formando.

Sin embargo, el estudio del perímetro de cada alcaldía, como recién se ha hecho para la Miguel Hidalgo, puede ofrecer soluciones de escala local que exigen fortalecer las facultades y capacidades de las alcaldías para resolver problemas en la misma escala. Hoy las facultades de movilidad están prácticamente concentradas en el gobierno central, tanto en la Secretaría de Movilidad, como en la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. El resultado lo conocemos. Me parece fundamental que las alcaldías puedan participar cada vez más en la solución de la movilidad local y que Semovi y SSC se enfoquen a las soluciones de ciudad.

El viejo sueño, por ejemplo, de un “Polancobús”, en realidad se podría convertir en un Coyoacanbús, un Lavillabús, Xochibús, etc, que cada zona vaya teniendo soluciones específicas.

Al mismo tiempo, las alcaldías deberían convertirse en detonadoras de propuestas para resolver sus problemas de escala regional. Uno de los ejemplos sería justamente el de Polanco. Una cosa es cómo resolver la problemática interna de la colonia, saturada por la gran cantidad de trabajadores y compradores que la recorren todos los días, pero a su vez ávida de soluciones respecto a cómo llegar a Polanco desde extremos opuestos de la zona metropolitana. Esta solución, que es de una escala mayor, y por tanto tendría que seguir siendo competencia del Gobierno de la Ciudad, debe estar abierta a la propuesta local. Esto forzará a respuestas mucho más metódicas y menos improvisadas como algunas de las que hemos criticado en este espacio, que están siendo instrumentadas por el Gobierno de Ciudad de México (como el trolebús elevado y el teleférico).

Los consejos de las alcaldías han instalado comisiones de movilidad, que deben ser también un espacio de diagnóstico y discusión de las problemáticas locales en materia de movilidad. Y justamente las soluciones con mayores posibilidades de éxito tendrían que ser detonadas desde los consejos.

No es una acción menor, la realizada por Miguel Hidalgo. Abre la puerta a que las otras 15 demarcaciones busquen matrices de datos que les permitan modelar soluciones y empiece la retroalimentación hacia las alcaldías vecinas, también para desarrollar proyectos en las colindancias.

Hace unos días, la alcaldía Miguel Hidalgo, que encabeza Víctor Romo, presentó un estudio profundo de movilidad que retrata, entre otras cosas, las condiciones adversas para el desplazamiento en automóvil: simplemente viven en una velocidad promedio de 20 kilómetros por hora, que en Polanco se desploma a 13, e incluso hasta 4 en hora pico de los viernes.

Podría exponer múltiples elementos de la presentación que realizó la empresa Sin Tráfico, pero lo más importante es el desarrollo de una gran base de datos en la que será posible modelar soluciones, algo que no había ocurrido para esta u otras demarcaciones.

Miguel Hidalgo es una de las tres alcaldías más conflictivas en términos de movilidad. Generan empleo, atraen el comercio y son el sitio de visita temporal de cientos de miles de personas, muy por encima de su propia población. Esto eleva los retos de la movilidad. Las soluciones en realidad son de largo plazo e involucran a muchos actores, entre ellos instituciones de planeación de la ciudad que apenas se están formando.

Sin embargo, el estudio del perímetro de cada alcaldía, como recién se ha hecho para la Miguel Hidalgo, puede ofrecer soluciones de escala local que exigen fortalecer las facultades y capacidades de las alcaldías para resolver problemas en la misma escala. Hoy las facultades de movilidad están prácticamente concentradas en el gobierno central, tanto en la Secretaría de Movilidad, como en la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. El resultado lo conocemos. Me parece fundamental que las alcaldías puedan participar cada vez más en la solución de la movilidad local y que Semovi y SSC se enfoquen a las soluciones de ciudad.

El viejo sueño, por ejemplo, de un “Polancobús”, en realidad se podría convertir en un Coyoacanbús, un Lavillabús, Xochibús, etc, que cada zona vaya teniendo soluciones específicas.

Al mismo tiempo, las alcaldías deberían convertirse en detonadoras de propuestas para resolver sus problemas de escala regional. Uno de los ejemplos sería justamente el de Polanco. Una cosa es cómo resolver la problemática interna de la colonia, saturada por la gran cantidad de trabajadores y compradores que la recorren todos los días, pero a su vez ávida de soluciones respecto a cómo llegar a Polanco desde extremos opuestos de la zona metropolitana. Esta solución, que es de una escala mayor, y por tanto tendría que seguir siendo competencia del Gobierno de la Ciudad, debe estar abierta a la propuesta local. Esto forzará a respuestas mucho más metódicas y menos improvisadas como algunas de las que hemos criticado en este espacio, que están siendo instrumentadas por el Gobierno de Ciudad de México (como el trolebús elevado y el teleférico).

Los consejos de las alcaldías han instalado comisiones de movilidad, que deben ser también un espacio de diagnóstico y discusión de las problemáticas locales en materia de movilidad. Y justamente las soluciones con mayores posibilidades de éxito tendrían que ser detonadas desde los consejos.

No es una acción menor, la realizada por Miguel Hidalgo. Abre la puerta a que las otras 15 demarcaciones busquen matrices de datos que les permitan modelar soluciones y empiece la retroalimentación hacia las alcaldías vecinas, también para desarrollar proyectos en las colindancias.

miércoles 27 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Trolebuses panistas

miércoles 20 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Cómo calmar una ciudad

miércoles 13 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Autocomplacencias magulladas

miércoles 06 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | El delito de jugar

miércoles 30 de octubre de 2019

Centro de Barrio | Echaleganismo gubernamental

miércoles 23 de octubre de 2019

Centro de Barrio | Dame todo el poder

miércoles 16 de octubre de 2019

Centro de Barro | Bicicleta masiva

miércoles 09 de octubre de 2019

Centro de Barrio | Ruleta Rusa

Cargar Más