/ miércoles 18 de septiembre de 2019

Centro de Barrio | Primer informe CDMX

La Doctora Claudia Sheinbaum ha vivido momentos difíciles en este primer año de gobierno, sin duda alguna. Ha acertado y errado. En algunas materias tengo una excelente percepción de lo que se está haciendo, pero en otras, me parece que está siendo presa de decisiones equivocadas, que no sé qué tanto han sido tomadas por ella o sus subalternos.

El gobierno de su predecesor, Miguel Ángel Mancera, fue calificado en las urnas en tres ocasiones y en los tres casos, el resultado electoral marcó un severo castigo. ¿Debe ser evaluado como gobierno nuevamente? Pareciera que el gobierno de Sheinbaum ha tomado como narrativa la diferenciación de su predecesor, pero eventual- mente comete errores que podrían detonar una mala no- ta en las elecciones de 2021.

De entrada, me parece que el primer gran error de Claudia Sheinbaum es la comunicación de corto plazo. En aras de mostrarse como un gobierno muy trabajador, de logros constantes, el mensaje está siendo el opuesto, pa- recen comunicar sólo lo superficial e inconcluso. Este error justamente se ve reforzado por la respuesta tardía de la Jefa de Gobierno en al menos tres temas: el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, la contingencia ambiental derivada de incendios forestales en el centro del país, y la presunta violación de una adolescente de Azcapotzalco, por policías.

Hay agendas con objetivos muy claros, como por ejemplo la del Centro Histórico, donde se han planteado igualar las condiciones de los Perímetros A y B, padeciendo hoy una gran desigualdad entre ambos polígonos. Hay otras que parecen optar por las decisiones más responsables, como revertir los rezagos en el mantenimiento del tren ligero y el Metro, en vez de hacer una nueva línea o ampliar las existentes.

La jefa de Gobierno acusa de neoliberal al gobierno que la precedió, pero la política social de ese gobierno, junto con la de desarrollo rural, estuvo a cargo de la hoy Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, una persona con trayectoria intachable que por años ha fortalecido los programas sociales de esta capital. Claudia Sheinbaum no puede acusar de neoliberalismo a ninguna administración precedente porque todas fortalecieron los programas sociales.

El tono del informe fue de superioridad, minimizando cualquier crítica, como si no cupiera la discusión pública, como si nadie puede cuestionar al actual gobierno. Este primer año, sin embargo, ha tenido resultados inferiores a las expectativas. Inseguridad, contaminación, parálisis económica, poca precisión en programas sexenales, actitudes erráticas y un gran esfuerzo por simular cifras mejores.

En materia económica, por ejemplo, la Jefa de Gobierno aseguró que ninguna otra entidad ha creado más empleos este año. Aún siendo cierto el dato, al ser absoluto y no relativo, no deja de ser desproporcionado considerando que Ciudad de México es la entidad líder en producción bruta, por lo que en un año en el que el país crece 0.0%, basta con crecer localmente 0.1% para generar más empleos que cualquier otra entidad, y no hay que olvidar que con malas decisiones federales y locales, el sector de la construcción se paró en seco, afectando enormemente al empleo local. Claudia Sheinbaum tiene la alternativa de seguir gobernando para una secta o para todos. Parece que ha optado por lo primero: sus lenguajes, sus clientes políticos, su verdad. Así no será sostenible lo que construya.

La Doctora Claudia Sheinbaum ha vivido momentos difíciles en este primer año de gobierno, sin duda alguna. Ha acertado y errado. En algunas materias tengo una excelente percepción de lo que se está haciendo, pero en otras, me parece que está siendo presa de decisiones equivocadas, que no sé qué tanto han sido tomadas por ella o sus subalternos.

El gobierno de su predecesor, Miguel Ángel Mancera, fue calificado en las urnas en tres ocasiones y en los tres casos, el resultado electoral marcó un severo castigo. ¿Debe ser evaluado como gobierno nuevamente? Pareciera que el gobierno de Sheinbaum ha tomado como narrativa la diferenciación de su predecesor, pero eventual- mente comete errores que podrían detonar una mala no- ta en las elecciones de 2021.

De entrada, me parece que el primer gran error de Claudia Sheinbaum es la comunicación de corto plazo. En aras de mostrarse como un gobierno muy trabajador, de logros constantes, el mensaje está siendo el opuesto, pa- recen comunicar sólo lo superficial e inconcluso. Este error justamente se ve reforzado por la respuesta tardía de la Jefa de Gobierno en al menos tres temas: el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, la contingencia ambiental derivada de incendios forestales en el centro del país, y la presunta violación de una adolescente de Azcapotzalco, por policías.

Hay agendas con objetivos muy claros, como por ejemplo la del Centro Histórico, donde se han planteado igualar las condiciones de los Perímetros A y B, padeciendo hoy una gran desigualdad entre ambos polígonos. Hay otras que parecen optar por las decisiones más responsables, como revertir los rezagos en el mantenimiento del tren ligero y el Metro, en vez de hacer una nueva línea o ampliar las existentes.

La jefa de Gobierno acusa de neoliberal al gobierno que la precedió, pero la política social de ese gobierno, junto con la de desarrollo rural, estuvo a cargo de la hoy Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, una persona con trayectoria intachable que por años ha fortalecido los programas sociales de esta capital. Claudia Sheinbaum no puede acusar de neoliberalismo a ninguna administración precedente porque todas fortalecieron los programas sociales.

El tono del informe fue de superioridad, minimizando cualquier crítica, como si no cupiera la discusión pública, como si nadie puede cuestionar al actual gobierno. Este primer año, sin embargo, ha tenido resultados inferiores a las expectativas. Inseguridad, contaminación, parálisis económica, poca precisión en programas sexenales, actitudes erráticas y un gran esfuerzo por simular cifras mejores.

En materia económica, por ejemplo, la Jefa de Gobierno aseguró que ninguna otra entidad ha creado más empleos este año. Aún siendo cierto el dato, al ser absoluto y no relativo, no deja de ser desproporcionado considerando que Ciudad de México es la entidad líder en producción bruta, por lo que en un año en el que el país crece 0.0%, basta con crecer localmente 0.1% para generar más empleos que cualquier otra entidad, y no hay que olvidar que con malas decisiones federales y locales, el sector de la construcción se paró en seco, afectando enormemente al empleo local. Claudia Sheinbaum tiene la alternativa de seguir gobernando para una secta o para todos. Parece que ha optado por lo primero: sus lenguajes, sus clientes políticos, su verdad. Así no será sostenible lo que construya.

miércoles 12 de febrero de 2020

Centro de Barrio | Al diablo la innovación

miércoles 05 de febrero de 2020

Centro de Barrio | Ah, politics, paso

miércoles 29 de enero de 2020

Centro de Barrio | Eje Central

miércoles 15 de enero de 2020

Centro de Barrio | Semovi-Zócalo

miércoles 18 de diciembre de 2019

Centro de Barrio | En casa del herrero

miércoles 11 de diciembre de 2019

A transbordar, pobretones del Sureste

miércoles 27 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Trolebuses panistas

Cargar Más