/ domingo 10 de marzo de 2019

Comedores comunitarios

DONDE NO HAY HARINA, TODO ES MOHÍNA…

Una más por parte de este gobierno: cerca de 600 mil mexicanos eran beneficiarios de, cuando menos, dos comidas al día mediante el programa de Comedores Comunitarios a los que otros miles de mexicanos, voluntarios de todo el país sin sueldo ni mayor interés que alimentar a sus semejantes, administraban los insumos que el gobierno les daba para funcionar: alimentos, mobiliario, etc.

Así operaban 5 mil 541 comedores comunitarios a lo largo del país, un programa funcional que, si bien no era suficiente, alimentaba a más de medio millón de compatriotas en pobreza, y que a hora parece ser un blanco más al que los dardos gubernamentales habrá desmantelar y que abarcaba exclusivamente a la población vulnerable.

Sabemos que en los últimos tiempos la operación de los comedores, al igual que las estancias infantiles y los centros de atención a mujeres y niños en situación de violencia, es cada vez es más irregular e incluso, han comenzado a cerrar puesto que, en algunos casos, desde el pasado mes de noviembre han dejado de recibir los recursos con los que funcionaban, en tanto que algunos más se mantienen a la fecha gracias a los ahorros generados y a aportaciones de particulares, pero que terminarán por desaparecer…

Cinco son los estados en que se concentra aun la mayor parte de los comedores: Estado de México, Chiapas, Guerrero,Veracruz y Michoacán, aunque en todas partes del país sucede lo mismo, sea Puebla, Zacatecas, Chihuahua, Quintana Roo, Tamaulipas, Hidalgo,Sinaloa, Oaxaca, Cd. De México o Querétaro... La idea era atender a 120personas, en situación vulnerable, aunque regularmente su capacidad era re basada, y el 60% eran niños de hasta 11 años de edad, el resto adultos mayores que disfrutaban seguro del desayuno y comida del mediodía…

Algunos estados han implementado programasen el DIF estatal en afán de continuar con la prestación de este beneficio, aunque su actividad se verá muy limitada, al asumir el compromiso de mantenerlos que aun funcionan dado que no hay recursos para implementar nuevos comedores. La decisión del gobierno garantizará alimento para algunos, pero no será de esta manera en todo el territorio.

Lo anterior, se aduce, por la misma razón por la que se ha tomado la determinación con las estancias y los refugios: se han encontrado irregularidades en la cuenta pública 2017 y la extinta Sedesol no ha acreditado irregularidades por casi 123 millones del Programa de Comedores Comunitarios y no se comprobó el gasto de 51 millones de pesos en vestimenta para los cocineros…

Evidentemente no es opción oponerse a la fiscalización del uso de recursos; pero deben existir, existen! diferentes formas y decisiones que no impliquen el desmantelamiento de programas planeados en favor de los más desprotegidos, como lo son niños, mujeres y adultos mayores en situación vulnerable, sectores mayormente afectados con las erráticas decisiones tomadas en los últimos tiempos concretamente, por la actual administración lopezobradorista.


Todo parece indicar que los ComedoresComunitarios correrán con la misma suerte que los niños que estarán a cargo de sus abuelos –en el mejor de los casos-, y de las mujeres que huyen de la violencia.

En días pasados, el gobierno de México presentó el Plan Emergente para Garantizar la Integridad, Seguridad y Vida deMujeres y Niñas, nada claro, solo pequeños indicios sin mayor explicación...nuevamente respuestas improvisadas ante el por qué arriesgan las estancias, los refugios y ahora los comedores a dejar de operar: se trata en los tres casos de programas que afectan a indefensos y necesitados que mucho esperan de esta gestión de Andrés Manuel López Obrador “La esperanza de México”(¿). Nada más qué decir…

gamogui@hotmail.com



DONDE NO HAY HARINA, TODO ES MOHÍNA…

Una más por parte de este gobierno: cerca de 600 mil mexicanos eran beneficiarios de, cuando menos, dos comidas al día mediante el programa de Comedores Comunitarios a los que otros miles de mexicanos, voluntarios de todo el país sin sueldo ni mayor interés que alimentar a sus semejantes, administraban los insumos que el gobierno les daba para funcionar: alimentos, mobiliario, etc.

Así operaban 5 mil 541 comedores comunitarios a lo largo del país, un programa funcional que, si bien no era suficiente, alimentaba a más de medio millón de compatriotas en pobreza, y que a hora parece ser un blanco más al que los dardos gubernamentales habrá desmantelar y que abarcaba exclusivamente a la población vulnerable.

Sabemos que en los últimos tiempos la operación de los comedores, al igual que las estancias infantiles y los centros de atención a mujeres y niños en situación de violencia, es cada vez es más irregular e incluso, han comenzado a cerrar puesto que, en algunos casos, desde el pasado mes de noviembre han dejado de recibir los recursos con los que funcionaban, en tanto que algunos más se mantienen a la fecha gracias a los ahorros generados y a aportaciones de particulares, pero que terminarán por desaparecer…

Cinco son los estados en que se concentra aun la mayor parte de los comedores: Estado de México, Chiapas, Guerrero,Veracruz y Michoacán, aunque en todas partes del país sucede lo mismo, sea Puebla, Zacatecas, Chihuahua, Quintana Roo, Tamaulipas, Hidalgo,Sinaloa, Oaxaca, Cd. De México o Querétaro... La idea era atender a 120personas, en situación vulnerable, aunque regularmente su capacidad era re basada, y el 60% eran niños de hasta 11 años de edad, el resto adultos mayores que disfrutaban seguro del desayuno y comida del mediodía…

Algunos estados han implementado programasen el DIF estatal en afán de continuar con la prestación de este beneficio, aunque su actividad se verá muy limitada, al asumir el compromiso de mantenerlos que aun funcionan dado que no hay recursos para implementar nuevos comedores. La decisión del gobierno garantizará alimento para algunos, pero no será de esta manera en todo el territorio.

Lo anterior, se aduce, por la misma razón por la que se ha tomado la determinación con las estancias y los refugios: se han encontrado irregularidades en la cuenta pública 2017 y la extinta Sedesol no ha acreditado irregularidades por casi 123 millones del Programa de Comedores Comunitarios y no se comprobó el gasto de 51 millones de pesos en vestimenta para los cocineros…

Evidentemente no es opción oponerse a la fiscalización del uso de recursos; pero deben existir, existen! diferentes formas y decisiones que no impliquen el desmantelamiento de programas planeados en favor de los más desprotegidos, como lo son niños, mujeres y adultos mayores en situación vulnerable, sectores mayormente afectados con las erráticas decisiones tomadas en los últimos tiempos concretamente, por la actual administración lopezobradorista.


Todo parece indicar que los ComedoresComunitarios correrán con la misma suerte que los niños que estarán a cargo de sus abuelos –en el mejor de los casos-, y de las mujeres que huyen de la violencia.

En días pasados, el gobierno de México presentó el Plan Emergente para Garantizar la Integridad, Seguridad y Vida deMujeres y Niñas, nada claro, solo pequeños indicios sin mayor explicación...nuevamente respuestas improvisadas ante el por qué arriesgan las estancias, los refugios y ahora los comedores a dejar de operar: se trata en los tres casos de programas que afectan a indefensos y necesitados que mucho esperan de esta gestión de Andrés Manuel López Obrador “La esperanza de México”(¿). Nada más qué decir…

gamogui@hotmail.com



domingo 07 de julio de 2019

Abrazos, no balazos...

domingo 30 de junio de 2019

La ciencia de gobernar

domingo 23 de junio de 2019

Recomendaciones

domingo 16 de junio de 2019

Norberto Ronquillo

domingo 09 de junio de 2019

El uniforme neutro: asunto trascendente

domingo 02 de junio de 2019

Sistema de salud mexicano en riesgo

domingo 19 de mayo de 2019

Experiencias en la CDMX

domingo 12 de mayo de 2019

Gracias MAMÁ

domingo 05 de mayo de 2019

Venezuela

Cargar Más