/ martes 20 de agosto de 2019

Dictadura sutil en Brasil

No voy a escribir de lo que pasa en México, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. El futbol y la samba ya no son la única noticia por la que se conoce a Brasil en el mundo. La corrupción de autoridades como Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Vana Roussef han quedado a segundo término, por la retórica oficialista que muestra la dictadura sutil del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien en cada mensaje muestra que el periodismo es una actividad delictiva y quienes lo critican no son enemigos de su gobierno; sino del Estado. Pero mejor vamos por partes.

Dictadura sutil. Brasil es un país de más de 200 millones de habitantes. El gobierno del ultraderechista Bolsonaro ganó democráticamente por más de 50 millones de votos, pero la democracia esta mutando a una dictadura sutil de acuerdo al sociólogo español Manuel Castells. No solo se pretende desmantelar la educación sino un discurso opuesto a los derechos humanos.

Disensos. Esta semana el periodista de The New York Times Bruno Bimbi escribió que en la retórica del presidente de Brasil, el periodismo es un oficio delictivo; y los políticos y activistas que lo critican, son enemigos del Estado. Por ejemplo el exdiputado y activista gay Jean Wyllys, eligió el exilio. ¿La causa? fue el principal enemigo de Bolsonaro en el parlamento. El año pasado, el diputado tuvo que hacer campaña en auto blindado y con custodia armada por las amenazas de muerte. Las amenazas fueron: “Voy a matarte con explosivos”. Todo con copia a los correos electrónicos de su madre.

Métodos. De acuerdo a The New York Times uno de los métodos para desprestigiar a la oposición es el uso de bots y noticias falsas para destruir la reputación de sus adversarios. “A principios de julio, Sérgio Moro, el ministro de Justicia brasileño, y el periodista estadounidense Glenn Greenwald fueron tendencia en Medio Oriente: un estudio analizó cerca de 220.000 tuits que defendían al exjuez y atacaban con noticias falsas a Greenwald —quien reveló ilegalidades en el juicio contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva— y mostró que buena parte eran bots que provenían de Irán”.

YouTube. Un reportaje del diario neoyorquino explica que YouTube ayudó al surgimiento de la derecha y la radicalización. Detalla el caso de Matheus Domínguez, un joven de 16 años de edad a quien YouTube le recomendó un video que cambió su vida. La red cuenta con un sistema de inteligencia artificial que conoce el comportamiento de los usuarios y vincula videos con recomendaciones de canales. Un día la red socio digital dirigió a Domínguez al perfil del maestro de guitarra Nando Moura, quien se había vuelto muy popular con videos sobre heavy metal, videojuegos y, sobre todo, de política. “A medida que Domínguez pasaba más tiempo en el sitio, YouTube le recomendaba más videos de figuras de derecha. Uno fue el diputado llamado Jair Bolsonaro”.

De acuerdo con YouTube su sistema de recomendaciones está detrás del 70 por ciento del tiempo total que pasan los usuarios en la plataforma. Mientras las audiencias se disparan en el mundo, la plataforma genera más de mil millones de dólares al mes. La dictadura sutil se fortalece a través del video, sin embargo no sobredimensionemos el efecto de los videos, los comportamientos de odio ya estaban ahí.


*Académico de la FCPyS-UNAM y comunicólogo político

@gersonmecalco

No voy a escribir de lo que pasa en México, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. El futbol y la samba ya no son la única noticia por la que se conoce a Brasil en el mundo. La corrupción de autoridades como Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Vana Roussef han quedado a segundo término, por la retórica oficialista que muestra la dictadura sutil del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien en cada mensaje muestra que el periodismo es una actividad delictiva y quienes lo critican no son enemigos de su gobierno; sino del Estado. Pero mejor vamos por partes.

Dictadura sutil. Brasil es un país de más de 200 millones de habitantes. El gobierno del ultraderechista Bolsonaro ganó democráticamente por más de 50 millones de votos, pero la democracia esta mutando a una dictadura sutil de acuerdo al sociólogo español Manuel Castells. No solo se pretende desmantelar la educación sino un discurso opuesto a los derechos humanos.

Disensos. Esta semana el periodista de The New York Times Bruno Bimbi escribió que en la retórica del presidente de Brasil, el periodismo es un oficio delictivo; y los políticos y activistas que lo critican, son enemigos del Estado. Por ejemplo el exdiputado y activista gay Jean Wyllys, eligió el exilio. ¿La causa? fue el principal enemigo de Bolsonaro en el parlamento. El año pasado, el diputado tuvo que hacer campaña en auto blindado y con custodia armada por las amenazas de muerte. Las amenazas fueron: “Voy a matarte con explosivos”. Todo con copia a los correos electrónicos de su madre.

Métodos. De acuerdo a The New York Times uno de los métodos para desprestigiar a la oposición es el uso de bots y noticias falsas para destruir la reputación de sus adversarios. “A principios de julio, Sérgio Moro, el ministro de Justicia brasileño, y el periodista estadounidense Glenn Greenwald fueron tendencia en Medio Oriente: un estudio analizó cerca de 220.000 tuits que defendían al exjuez y atacaban con noticias falsas a Greenwald —quien reveló ilegalidades en el juicio contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva— y mostró que buena parte eran bots que provenían de Irán”.

YouTube. Un reportaje del diario neoyorquino explica que YouTube ayudó al surgimiento de la derecha y la radicalización. Detalla el caso de Matheus Domínguez, un joven de 16 años de edad a quien YouTube le recomendó un video que cambió su vida. La red cuenta con un sistema de inteligencia artificial que conoce el comportamiento de los usuarios y vincula videos con recomendaciones de canales. Un día la red socio digital dirigió a Domínguez al perfil del maestro de guitarra Nando Moura, quien se había vuelto muy popular con videos sobre heavy metal, videojuegos y, sobre todo, de política. “A medida que Domínguez pasaba más tiempo en el sitio, YouTube le recomendaba más videos de figuras de derecha. Uno fue el diputado llamado Jair Bolsonaro”.

De acuerdo con YouTube su sistema de recomendaciones está detrás del 70 por ciento del tiempo total que pasan los usuarios en la plataforma. Mientras las audiencias se disparan en el mundo, la plataforma genera más de mil millones de dólares al mes. La dictadura sutil se fortalece a través del video, sin embargo no sobredimensionemos el efecto de los videos, los comportamientos de odio ya estaban ahí.


*Académico de la FCPyS-UNAM y comunicólogo político

@gersonmecalco

viernes 18 de octubre de 2019

La democracia de Morena

martes 08 de octubre de 2019

El cabildeo en México

martes 01 de octubre de 2019

Periodistas confían más en la Marina

martes 24 de septiembre de 2019

López Obrador no les está fallando

martes 10 de septiembre de 2019

Periplos: navegantes del gobierno

martes 03 de septiembre de 2019

Fuera máscaras en el día del Presidente

martes 27 de agosto de 2019

El maquillaje de la felicidad

martes 20 de agosto de 2019

Dictadura sutil en Brasil

martes 13 de agosto de 2019

Periodismo manchado de sangre

Cargar Más