/ domingo 25 de julio de 2021

Ecos lejanos | Consecuencias de inmunidad y nuevos hábitos Covid… 

La infección post-vacuna COVID-19… En definición, se trata del caso en que una persona que ha cumplido con el protocolo de vacunación según el tipo y número de dosis de que se trate, se infecte del coronavirus. Aunque optimistamente se espera que el número de casos sea menor y las autoridades sanitarias opinan que no son un motivo de alarma dado que las vacunas funcionan enseñando al cuerpo a reconocer el virus, se dice que en caso de quedar expuesto a él después de la vacunación, el sistema inmunitario debería estar listo para combatirlo.

A manera de ejemplo y conforme a los estudios, las vacunas de dos dosis desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna muestran una efectividad cercana al 95% para prevenir la enfermedad, en tanto que la vacuna de Johnson & Johnson -una sola dosis-, el porcentaje es del 72%: las vacunas son muy buenas para protegernos contra el virus y ayudarán a reducir la gravedad de la enfermedad y el riesgo de muerte, pero la posibilidad de contagio subsiste aunque con síntomas leves, e incluso ninguno.

Para los expertos, es difícil determinar por qué se enferma la gente ya vacunada; una razón puede ser la carga viral a la que se está expuesto; el sistema inmune de cada persona igualmente influye en la respuesta a la inmunización – antecedentes respecto a problemas de salud o la ingesta de algún medicamento podrían ser factores en la respuesta al fármaco; es posible igualmente que los afectados hayan estado expuestos al virus antes de las inyecciones surtieran efecto, o, aunque esto es menos probable, también pueden haber recibido una dosis que estaba mal almacenada o administrada. Pero, además, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos contemplan ya la posibilidad de que las variantes del virus puedan igualmente influir, aunque la evidencia existente hasta la fecha indica que las vacunas administradas particularmente en Estados Unidos, son efectivas contra todas ellas.

Lo cierto es que, ante un evidente repunte a nivel mundial, las autoridades sanitarias están atentas ante un posible indicador de que es necesario un refuerzo de inmunidad.

Así las cosas, pasemos a otro de los temas importantes de esta pandemia que tanto estrago ha causado en la materia más importante de nuestras vidas que por supuesto es la salud; en todos aspectos: física, emocional, económica y social…

El aislamiento y con él, el estudio y el trabajo en casa… Se trata hoy del retorno a las instalaciones escolares y laborables.

La encuestadora Kokatu.com, advierte diversos puntos en contra del regreso: a decir de los encuestados, son varios los factores a considerar en contra del retorno entre los que se mencionan principalmente, la posibilidad de contagio. El tráfico y la imposibilidad de manejar sus propios horarios laborales.

Sin embargo, se advierten también puntos a favor como lo son la posibilidad de trabajar en equipo, tener mayor concentración y menos distractores, y desde luego, ¡el reencuentro!!!

Como dato curioso, casi nadie -solo el 2%-, extraña a su jefe, quizá la ropa no luzca igual o incluso habrá de recurrirse a una nueva talla, y una de las principales preocupaciones son las mascotas que hoy forman parte de la familia y, quizá más que cualquiera de sus allegados, resentirán la ausencia…

A decir de Mauricio Savariego, fundador y CEO de Kokatu.com. “los resultados de esta encuesta demuestran que, si bien las personas aprecian trabajar desde casa, también valoran y extrañan ciertos aspectos del trabajo en la oficina, como el contacto e interacción directa con los equipos de trabajo, y anhelan mejorar la relación con la familia, que ya puede mostrar cierto desgaste tras 16 meses de trabajar desde casa”.

En los casos en que las actividades lo permitan, el esquema híbrido es un elemento muy importante a considerar.

Lo cierto es que la vacuna funciona y, pese al repunte que se percibe en esta “tercera ola”, pese al repunte en nuevos casos, los récords de muertes, por fortuna, han disminuido considerablemente.

México está por sumar 80 millones de dosis recibidas y está por aprobarse el fármaco de Moderna, habrá más vacunas; pese a que el protocolo de vacunación en el país se ha venido perfeccionado, existen miles de dosis en espera de un beneficiario, lo que demuestra lentitud en el registro, principalmente en los jóvenes, sector más afectado actualmente.

Nuevamente la falla redunde en el Sector Salud cuyas autoridades hacen evidente su incapacidad para atender la urgencia de la vacunación. Hemos de esperar que o caduquen las inmunizaciones ante la ineptitud de quienes planean su distribución.

gamogui@hotmail.com

La infección post-vacuna COVID-19… En definición, se trata del caso en que una persona que ha cumplido con el protocolo de vacunación según el tipo y número de dosis de que se trate, se infecte del coronavirus. Aunque optimistamente se espera que el número de casos sea menor y las autoridades sanitarias opinan que no son un motivo de alarma dado que las vacunas funcionan enseñando al cuerpo a reconocer el virus, se dice que en caso de quedar expuesto a él después de la vacunación, el sistema inmunitario debería estar listo para combatirlo.

A manera de ejemplo y conforme a los estudios, las vacunas de dos dosis desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna muestran una efectividad cercana al 95% para prevenir la enfermedad, en tanto que la vacuna de Johnson & Johnson -una sola dosis-, el porcentaje es del 72%: las vacunas son muy buenas para protegernos contra el virus y ayudarán a reducir la gravedad de la enfermedad y el riesgo de muerte, pero la posibilidad de contagio subsiste aunque con síntomas leves, e incluso ninguno.

Para los expertos, es difícil determinar por qué se enferma la gente ya vacunada; una razón puede ser la carga viral a la que se está expuesto; el sistema inmune de cada persona igualmente influye en la respuesta a la inmunización – antecedentes respecto a problemas de salud o la ingesta de algún medicamento podrían ser factores en la respuesta al fármaco; es posible igualmente que los afectados hayan estado expuestos al virus antes de las inyecciones surtieran efecto, o, aunque esto es menos probable, también pueden haber recibido una dosis que estaba mal almacenada o administrada. Pero, además, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos contemplan ya la posibilidad de que las variantes del virus puedan igualmente influir, aunque la evidencia existente hasta la fecha indica que las vacunas administradas particularmente en Estados Unidos, son efectivas contra todas ellas.

Lo cierto es que, ante un evidente repunte a nivel mundial, las autoridades sanitarias están atentas ante un posible indicador de que es necesario un refuerzo de inmunidad.

Así las cosas, pasemos a otro de los temas importantes de esta pandemia que tanto estrago ha causado en la materia más importante de nuestras vidas que por supuesto es la salud; en todos aspectos: física, emocional, económica y social…

El aislamiento y con él, el estudio y el trabajo en casa… Se trata hoy del retorno a las instalaciones escolares y laborables.

La encuestadora Kokatu.com, advierte diversos puntos en contra del regreso: a decir de los encuestados, son varios los factores a considerar en contra del retorno entre los que se mencionan principalmente, la posibilidad de contagio. El tráfico y la imposibilidad de manejar sus propios horarios laborales.

Sin embargo, se advierten también puntos a favor como lo son la posibilidad de trabajar en equipo, tener mayor concentración y menos distractores, y desde luego, ¡el reencuentro!!!

Como dato curioso, casi nadie -solo el 2%-, extraña a su jefe, quizá la ropa no luzca igual o incluso habrá de recurrirse a una nueva talla, y una de las principales preocupaciones son las mascotas que hoy forman parte de la familia y, quizá más que cualquiera de sus allegados, resentirán la ausencia…

A decir de Mauricio Savariego, fundador y CEO de Kokatu.com. “los resultados de esta encuesta demuestran que, si bien las personas aprecian trabajar desde casa, también valoran y extrañan ciertos aspectos del trabajo en la oficina, como el contacto e interacción directa con los equipos de trabajo, y anhelan mejorar la relación con la familia, que ya puede mostrar cierto desgaste tras 16 meses de trabajar desde casa”.

En los casos en que las actividades lo permitan, el esquema híbrido es un elemento muy importante a considerar.

Lo cierto es que la vacuna funciona y, pese al repunte que se percibe en esta “tercera ola”, pese al repunte en nuevos casos, los récords de muertes, por fortuna, han disminuido considerablemente.

México está por sumar 80 millones de dosis recibidas y está por aprobarse el fármaco de Moderna, habrá más vacunas; pese a que el protocolo de vacunación en el país se ha venido perfeccionado, existen miles de dosis en espera de un beneficiario, lo que demuestra lentitud en el registro, principalmente en los jóvenes, sector más afectado actualmente.

Nuevamente la falla redunde en el Sector Salud cuyas autoridades hacen evidente su incapacidad para atender la urgencia de la vacunación. Hemos de esperar que o caduquen las inmunizaciones ante la ineptitud de quienes planean su distribución.

gamogui@hotmail.com