/ lunes 23 de marzo de 2020

El Covid-19 y la perspectiva de género

Ante la pandemia del Covid19 es necesario observar la crisis que provocará en las mujeres que son cabeza de familia y trabajan en áreas en donde no podrán hacer home office. La gran mayoría tendrán que enfrentar las penurias de la falta de recursos, se queden sin empleo, quizá tenga familiares enfermos, ellas mismas enfermarán.


Para las mujeres que sobreviven una pareja que las violenta y que según datos oficiales son dos tercios de la población femenina de más de 15 años, será muy complicado su confinamiento. Hay que hablar de ello y exigir al Estado oriente y las atienda frente a una emergencia. Será mucho pedir?


ONU MUJERES ha planteado algunas recomendaciones a las autoridades cuyo objetivo es contribuir a paliar las condiciones adversas que las mujeres padecerán, será una carga emocional adicional la presión de las tareas de cuidados. Por esto es necesario recordar que en 2018 el Comité de la CEDAW le recomendó al Estado Mexicano promover que los hombres ejerzan su derecho a la paternidad, se implemente una política nacional de cuidados y se integren también a los trabajos domésticos. En esta etapa de pandemia es importante que desde el Estado se oriente a empresas o centros de trabajo sobre: a) a todo personal femenino se recrudecerá la carga de cuidados por la adicional de cuidados extras ante el COVID 19; b) quienes son trabajadoras del hogar, además de la carga adicional derivada de la crisis como todas las personas, es indispensable que quienes son empleadoras tomen en cuenta los riesgos que tendrán sus desplazamientos y se requiere trato adecuado para que no se queden sin los pagos de los días que tendrán que recluirse; c) las empresas maquilladoras tienen contratados en su mayoría a mujeres, no se les puede abandonar; d) la división sexual del trabajo en áreas como educación, trabajo social, afectará principalmente a las mujeres; e) especial atención requieren las mujeres mayores que viven solas. El Consejo de Salubridad General por fin se instaló, esperaríamos que tenga un funcionamiento regular y aún cuando su reglamento no lo contempla, es necesario se integren con voz, especialistas en perspectiva de género y del INMUJERES.


Mientras que la Secretaría de Salud cree que es suficiente “la sana distancia” y el lavado de manos para prevenir el contagio exponencial, diversos gobernadores como el de Jalisco y Colima han llamado a quedarnos en casa para controlar la curva de contagios.


No hay jefatura de gobierno en el mundo, hombre o mujer que no estén decidiendo urgentes políticas para prevenir la pandemia aunque estén en la fase 1, observan cómo sufren otras países por muertes, la falta de camas, personal de salud, respiradores, e implementan cerrar sus fronteras. Lamentablemente López Obrador vive en su mundo de inmunidad, literal; y llama a no apanicarse y a no caer en la trampa y amarillismo de los “conservadores”. Patético.


El gobierno federal debería estar delineando acciones para paliar la falta de trabajo que afectará lo mismo a empleadores, como a empleadas y empleados. Todos pagan luz, agua, gas, IVA, ISR, renta, hipoteca, eventualmente tratamientos médicos y sobre todo, todas las personas deben alimentarse, vivir. Ésta debería ser la prioridad del Presidente en lugar de andar inaugurando futuros proyectos de carreteras como lo acaba de hacer en Oaxaca, no cree Usted?

Ante la pandemia del Covid19 es necesario observar la crisis que provocará en las mujeres que son cabeza de familia y trabajan en áreas en donde no podrán hacer home office. La gran mayoría tendrán que enfrentar las penurias de la falta de recursos, se queden sin empleo, quizá tenga familiares enfermos, ellas mismas enfermarán.


Para las mujeres que sobreviven una pareja que las violenta y que según datos oficiales son dos tercios de la población femenina de más de 15 años, será muy complicado su confinamiento. Hay que hablar de ello y exigir al Estado oriente y las atienda frente a una emergencia. Será mucho pedir?


ONU MUJERES ha planteado algunas recomendaciones a las autoridades cuyo objetivo es contribuir a paliar las condiciones adversas que las mujeres padecerán, será una carga emocional adicional la presión de las tareas de cuidados. Por esto es necesario recordar que en 2018 el Comité de la CEDAW le recomendó al Estado Mexicano promover que los hombres ejerzan su derecho a la paternidad, se implemente una política nacional de cuidados y se integren también a los trabajos domésticos. En esta etapa de pandemia es importante que desde el Estado se oriente a empresas o centros de trabajo sobre: a) a todo personal femenino se recrudecerá la carga de cuidados por la adicional de cuidados extras ante el COVID 19; b) quienes son trabajadoras del hogar, además de la carga adicional derivada de la crisis como todas las personas, es indispensable que quienes son empleadoras tomen en cuenta los riesgos que tendrán sus desplazamientos y se requiere trato adecuado para que no se queden sin los pagos de los días que tendrán que recluirse; c) las empresas maquilladoras tienen contratados en su mayoría a mujeres, no se les puede abandonar; d) la división sexual del trabajo en áreas como educación, trabajo social, afectará principalmente a las mujeres; e) especial atención requieren las mujeres mayores que viven solas. El Consejo de Salubridad General por fin se instaló, esperaríamos que tenga un funcionamiento regular y aún cuando su reglamento no lo contempla, es necesario se integren con voz, especialistas en perspectiva de género y del INMUJERES.


Mientras que la Secretaría de Salud cree que es suficiente “la sana distancia” y el lavado de manos para prevenir el contagio exponencial, diversos gobernadores como el de Jalisco y Colima han llamado a quedarnos en casa para controlar la curva de contagios.


No hay jefatura de gobierno en el mundo, hombre o mujer que no estén decidiendo urgentes políticas para prevenir la pandemia aunque estén en la fase 1, observan cómo sufren otras países por muertes, la falta de camas, personal de salud, respiradores, e implementan cerrar sus fronteras. Lamentablemente López Obrador vive en su mundo de inmunidad, literal; y llama a no apanicarse y a no caer en la trampa y amarillismo de los “conservadores”. Patético.


El gobierno federal debería estar delineando acciones para paliar la falta de trabajo que afectará lo mismo a empleadores, como a empleadas y empleados. Todos pagan luz, agua, gas, IVA, ISR, renta, hipoteca, eventualmente tratamientos médicos y sobre todo, todas las personas deben alimentarse, vivir. Ésta debería ser la prioridad del Presidente en lugar de andar inaugurando futuros proyectos de carreteras como lo acaba de hacer en Oaxaca, no cree Usted?

lunes 03 de agosto de 2020

Resistencias a la paridad: NL y otros

lunes 27 de julio de 2020

El impresentable Dr. López-Gatell

lunes 20 de julio de 2020

El Inmujeres se provoca un harakiri

lunes 06 de julio de 2020

La demagogia de los populistas

lunes 29 de junio de 2020

¿Llegamos a un punto de quiebre?

lunes 15 de junio de 2020

El gobierno de las esquizofrenias

lunes 08 de junio de 2020

Giovanni López, un caso de tortura

Cargar Más