/ viernes 7 de agosto de 2020

El deber de los congresistas

El mal manejo de la pandemia por parte de las autoridades nos presenta hoy otra cara: y es que a más de la mitad de la población en México no le es posible adquirir la canasta alimentaria básica.

Hace unos días compartí la reflexión producto de la encuesta telefónica, del Inegi, para medir la ocupación y el empleo, cuando una vecina me respondió que ya estaba cansada de quejas y que lo correcto era que, si los congresistas no podíamos proponer algo para solucionarlo deberíamos de renunciar.

Ante esta exigencia me pregunto si el grupo parlamentario de MORENA en el Congreso de la Ciudad de México está consciente que está convirtiendo al órgano legislativo en una oficialía de partes o una mera extensión de la oficina de la Jefatura de Gobierno, donde solo se giran instrucciones a sus legisladores y aliados.

Por el contrario, cuando existen temas que no son prioridad para el Gobierno, o bien se señala lo que están dejando de hacer, inmediatamente hacen uso de su mayoría y se silencia a la oposición mandando los temas a análisis para garantizar que se pierdan en la baja productividad de algunas comisiones.

El ejemplo más claro y alarmante de esta situación lo vemos cada miércoles en las sesiones de la Comisión Permanente, donde todo asunto de interés público que se presenta es enviado a Comisiones, porque los Diputados de la mayoría consideran que no es urgente su discusión.

Entre los temas que MORENA manda a la “congeladora” tenemos: la propuesta de acciones concretas para intentar revertir los efectos económicos de la pandemia, así como exigir la rendición de cuentas de funcionarios, o bien, señalar insuficiencia en las acciones emprendidas para abatir el desempleo o la inseguridad producto de la pandemia.

La sociedad en general esta cuestionando el papel que deberían estar ejerciendo sus representantes dado que es mas que evidente que para muchos de ellos no resulta prioritario que una jefa de familia no tenga para comida en su casa, o que un micro, pequeño o mediano empresario este al borde de la quiebra, etc.

Esos representantes, populares pasaron a ser solo representantes del gobierno, sin importarles el daño y abandono en el que dejan a la ciudadanía, repitiendo cifras e informes bajados de las páginas de internet de las dependencias de la ciudad o del Gobierno federal, olvidándose de que no son empleados de la Jefa de Gobierno, sino que trabajan y se deben a quienes votaron por ellos.

Es lamentable que semana a semana los temas que se ponen en la mesa no pasen ni siquiera a la discusión, por ejemplo, a principios de este mes propuse que el IMSS incluyera las pruebas de detección de COVID 19 en el seguro que actualmente ya pagan las MiPyMes y los trabajadores, asimismo que el SAT hiciera deducibles al 100% los impuestos a las mismas, siendo la respuesta de los Diputados de Morena y sus aliados el despecharlas sin revisión previa.

Ante este panorama tan sombrío, es indispensable exponer este tipo de actos, hacer púbico y dar a conocer a la ciudadanía que aquellos que les prometieron un cambio, en realidad son más de lo mismo, y que como bien dice la sabiduría popular: “dicho sin hecho, no trae provecho”.


Diputada de la CDMX por el PAN

El mal manejo de la pandemia por parte de las autoridades nos presenta hoy otra cara: y es que a más de la mitad de la población en México no le es posible adquirir la canasta alimentaria básica.

Hace unos días compartí la reflexión producto de la encuesta telefónica, del Inegi, para medir la ocupación y el empleo, cuando una vecina me respondió que ya estaba cansada de quejas y que lo correcto era que, si los congresistas no podíamos proponer algo para solucionarlo deberíamos de renunciar.

Ante esta exigencia me pregunto si el grupo parlamentario de MORENA en el Congreso de la Ciudad de México está consciente que está convirtiendo al órgano legislativo en una oficialía de partes o una mera extensión de la oficina de la Jefatura de Gobierno, donde solo se giran instrucciones a sus legisladores y aliados.

Por el contrario, cuando existen temas que no son prioridad para el Gobierno, o bien se señala lo que están dejando de hacer, inmediatamente hacen uso de su mayoría y se silencia a la oposición mandando los temas a análisis para garantizar que se pierdan en la baja productividad de algunas comisiones.

El ejemplo más claro y alarmante de esta situación lo vemos cada miércoles en las sesiones de la Comisión Permanente, donde todo asunto de interés público que se presenta es enviado a Comisiones, porque los Diputados de la mayoría consideran que no es urgente su discusión.

Entre los temas que MORENA manda a la “congeladora” tenemos: la propuesta de acciones concretas para intentar revertir los efectos económicos de la pandemia, así como exigir la rendición de cuentas de funcionarios, o bien, señalar insuficiencia en las acciones emprendidas para abatir el desempleo o la inseguridad producto de la pandemia.

La sociedad en general esta cuestionando el papel que deberían estar ejerciendo sus representantes dado que es mas que evidente que para muchos de ellos no resulta prioritario que una jefa de familia no tenga para comida en su casa, o que un micro, pequeño o mediano empresario este al borde de la quiebra, etc.

Esos representantes, populares pasaron a ser solo representantes del gobierno, sin importarles el daño y abandono en el que dejan a la ciudadanía, repitiendo cifras e informes bajados de las páginas de internet de las dependencias de la ciudad o del Gobierno federal, olvidándose de que no son empleados de la Jefa de Gobierno, sino que trabajan y se deben a quienes votaron por ellos.

Es lamentable que semana a semana los temas que se ponen en la mesa no pasen ni siquiera a la discusión, por ejemplo, a principios de este mes propuse que el IMSS incluyera las pruebas de detección de COVID 19 en el seguro que actualmente ya pagan las MiPyMes y los trabajadores, asimismo que el SAT hiciera deducibles al 100% los impuestos a las mismas, siendo la respuesta de los Diputados de Morena y sus aliados el despecharlas sin revisión previa.

Ante este panorama tan sombrío, es indispensable exponer este tipo de actos, hacer púbico y dar a conocer a la ciudadanía que aquellos que les prometieron un cambio, en realidad son más de lo mismo, y que como bien dice la sabiduría popular: “dicho sin hecho, no trae provecho”.


Diputada de la CDMX por el PAN

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 28 de noviembre de 2020

Lo que desearía una madre

Gabriela Salido

sábado 21 de noviembre de 2020

Juntos contra la pandemia

Gabriela Salido

sábado 24 de octubre de 2020

La movilidad de la Cdmx

Gabriela Salido

jueves 08 de octubre de 2020

El poder por el poder

Gabriela Salido

viernes 11 de septiembre de 2020

(Re)toman la CNDH

Gabriela Salido

domingo 06 de septiembre de 2020

Marca registrada…

Gabriela Salido

Cargar Más