/ miércoles 29 de noviembre de 2023

El Espectador | Cuatro estados en la mira del PAN; Yucatán prácticamente en la bolsa 

A siete meses de las elecciones de 2024, el Partido Acción Nacional, de Marko Cortés, ha decidido enfocarse en la continuidad de los estados que ya gobierna, Yucatán y Guanajuato, además de que tratará de dar la batalla en la Ciudad de México y Morelos, donde la llamada cuarta transformación no tiene el triunfo asegurado.

Desde hace 12 años, los panistas se han consolidado en Yucatán. Primero desplazaron al PRI de la capital, con quien será su candidato a la gubernatura el próximo año, Renán Barrera; luego, en el 2018, se hicieron del Ejecutivo con Mauricio Vila, quien venció entonces a Joaquín “Huacho” Díaz, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional, y al priista Mauricio Sahuí. En el 2021, aumentaron hasta en un 19 por ciento la votación para hacerse de la mayoría de las alcaldías y del Congreso local. Ahí, el hoy candidato a la gubernatura logró el 45 por ciento de los votos, para luego convertirse en el primer alcalde en reelegirse de esa plaza.

Aunque la ventaja parece cómoda para el panista, el Revolucionario Institucional y el PRD nacionales han manifestado ya su respaldo a Barrera Concha. La propia militancia de los partidos ha pedido a sus dirigencias cerrar filas para enfocarse en un plan que les garantice la continuidad, sobre todo de la estrategia de seguridad. La confianza que los panistas tienen en retener ese estado contrasta con los nervios que se perciben en el equipo del “Huacho”, al grado que para iniciar la precampaña el abanderado morenista decidió lanzarse de manera agresiva contra el gobernador Vila Dosal, lo que descarta un supuesto pacto por esos lares entre la alianza y los militantes de la 4T.

En el caso de Guanajuato, donde Diego Sinhue va a dejar el cargo el próximo año, dominan el gobierno local desde 1991, cuando Carlos Medina Plascencia triunfó en las urnas; luego le cedió el paso a Vicente Fox, Martín Huerta, Juan Carlos Romero Hicks, Juan Manuel Oliva y Miguel Márquez. Aunque todavía no se define el nombre de quién irá a contender por la gubernatura, Libia Denisse García Muñoz Ledo, secretaria de Desarrollo Social local, se perfila como la virtual abanderada albiazul y se enfrentaría a la morenista Alma Alcaraz.

En la Ciudad de México, intentarán que Santiago Taboada, el alcalde de Benito Juárez, sea el primer blanquiazul en convertirse en Jefe de Gobierno; esto luego de que en los pasados comicios del 2021, en alianza con el PRI y PRD, ganaran a Regeneración Nacional la mitad del territorio.

En Morelos, luego de que la 4T en alianza con el PES ganara la gubernatura con Cuauhtémoc Blanco, tienen la intención de arrebatarles el poder con Lucy Meza, otrora puntera morenista que dejó al partido lopezobradorista luego de que se le negara participar en el proceso interno por sus presuntos vínculos con el fiscal estatal, Uriel Carmona. En el resto de los estados, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Puebla, Regeneración Nacional parece tener la ventaja sobre el frente “Va por México”, mientras que en Jalisco el Movimiento Ciudadano aventaja con Pablo Lemus como abanderado.

A siete meses de las elecciones de 2024, el Partido Acción Nacional, de Marko Cortés, ha decidido enfocarse en la continuidad de los estados que ya gobierna, Yucatán y Guanajuato, además de que tratará de dar la batalla en la Ciudad de México y Morelos, donde la llamada cuarta transformación no tiene el triunfo asegurado.

Desde hace 12 años, los panistas se han consolidado en Yucatán. Primero desplazaron al PRI de la capital, con quien será su candidato a la gubernatura el próximo año, Renán Barrera; luego, en el 2018, se hicieron del Ejecutivo con Mauricio Vila, quien venció entonces a Joaquín “Huacho” Díaz, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional, y al priista Mauricio Sahuí. En el 2021, aumentaron hasta en un 19 por ciento la votación para hacerse de la mayoría de las alcaldías y del Congreso local. Ahí, el hoy candidato a la gubernatura logró el 45 por ciento de los votos, para luego convertirse en el primer alcalde en reelegirse de esa plaza.

Aunque la ventaja parece cómoda para el panista, el Revolucionario Institucional y el PRD nacionales han manifestado ya su respaldo a Barrera Concha. La propia militancia de los partidos ha pedido a sus dirigencias cerrar filas para enfocarse en un plan que les garantice la continuidad, sobre todo de la estrategia de seguridad. La confianza que los panistas tienen en retener ese estado contrasta con los nervios que se perciben en el equipo del “Huacho”, al grado que para iniciar la precampaña el abanderado morenista decidió lanzarse de manera agresiva contra el gobernador Vila Dosal, lo que descarta un supuesto pacto por esos lares entre la alianza y los militantes de la 4T.

En el caso de Guanajuato, donde Diego Sinhue va a dejar el cargo el próximo año, dominan el gobierno local desde 1991, cuando Carlos Medina Plascencia triunfó en las urnas; luego le cedió el paso a Vicente Fox, Martín Huerta, Juan Carlos Romero Hicks, Juan Manuel Oliva y Miguel Márquez. Aunque todavía no se define el nombre de quién irá a contender por la gubernatura, Libia Denisse García Muñoz Ledo, secretaria de Desarrollo Social local, se perfila como la virtual abanderada albiazul y se enfrentaría a la morenista Alma Alcaraz.

En la Ciudad de México, intentarán que Santiago Taboada, el alcalde de Benito Juárez, sea el primer blanquiazul en convertirse en Jefe de Gobierno; esto luego de que en los pasados comicios del 2021, en alianza con el PRI y PRD, ganaran a Regeneración Nacional la mitad del territorio.

En Morelos, luego de que la 4T en alianza con el PES ganara la gubernatura con Cuauhtémoc Blanco, tienen la intención de arrebatarles el poder con Lucy Meza, otrora puntera morenista que dejó al partido lopezobradorista luego de que se le negara participar en el proceso interno por sus presuntos vínculos con el fiscal estatal, Uriel Carmona. En el resto de los estados, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Puebla, Regeneración Nacional parece tener la ventaja sobre el frente “Va por México”, mientras que en Jalisco el Movimiento Ciudadano aventaja con Pablo Lemus como abanderado.