/ lunes 30 de septiembre de 2019

El Espectador | Eso sí calienta a López Obrador

El presunto uso de programas sociales con fines políticoelectorales ya desató otro enfrentamiento entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y un órgano autónomo, en esta ocasión el Instituto Nacional Electoral (INE), que encabeza Lorenzo Córdova .

Como le informó El Sol de México , la inmensa estructura de los Servidores de la Nación oficialmente está bajo la dirección de Gabriel García Hernández , coordinador general de Programas Integrales de Desarrollo, quien despacha directamente desde la Presidencia de la República. Aunque, y de acuerdo con la ley que da origen a Servidores de la Nación, la coordinación es concurrente con la Secretaría del Bienestar. Lo que explica que el pago de los servidores salga vía nómina de la Secretaría del Bienestar.

En su papel actual, Gabriel García es también contacto directo entre los Servidores de la Nación y la congregación de Arturo Farela , la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice). Como también le informó este diario, ellos son los encargados de repartir la Cartilla Moral de López Obrador en todo el país.

El PRD acusa que toda esta estructura (incluidos los Servidores de la Nación) es violatoria de la normatividad electoral federal, pues a través de ellos se realizan actos de promoción personalizada en favor de López Obrador , lo que viola el principio de imparcialidad.

En síntesis, se lee en el documento de 73 cuartillas, los Servidores de la Nación son una estructura vertical y paralela al Gobierno Federal y a los gobiernos de los estados y municipios, formada y dirigida por la Presidencia de la República, para llevar a cabo una estrategia electoral que recurre al clientelismo para formar una base de millones de electores fieles al liderazgo político de Andrés Manuel López Obrador , con vistas a las elecciones locales y federales de los años siguientes.

“Lo único que les voy a decir es: Vámonos respetando, no somos iguales, no enfrentándolos a ellos, que no me confundan, porque eso sí calienta”, le respondió López Obrador al INE, luego de que lo llamó a comparecer ante estas sospechas.

Mientras tanto el delegado federal en Jalisco, Armando Zazueta Hernández , es señalado por posicionar a cercanos en puestos estratégicos con fines netamente electorales, quejas que ya están en el INE, en Palacio Nacional y en la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero . Como le informamos en este espacio.

Hoy les confirmo que funcionarios de Jalisco aseguran que un nuevo escándalo se avecina, pues Zazueta ordenó a los subdelegados regionales que a partir del 1 de octubre ya no tengan familiares contratados con el fin de no incurrir en faltas administrativas por el delito de cohecho. ¿Esto significa que sí había subdelegados que tenían en nómina a sus parientes?

Esto apenas es el inicio, pues aún falta ver si el órgano autónomo abre la investigación solicitada por los subdelegados Leonel Guzmán, Armando Vargas, Blanca Vargas y María de Jesús Padilla , quienes señalan a Zazueta de incurrir presuntamente en faltas electorales y persecución política.

El presunto uso de programas sociales con fines políticoelectorales ya desató otro enfrentamiento entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y un órgano autónomo, en esta ocasión el Instituto Nacional Electoral (INE), que encabeza Lorenzo Córdova .

Como le informó El Sol de México , la inmensa estructura de los Servidores de la Nación oficialmente está bajo la dirección de Gabriel García Hernández , coordinador general de Programas Integrales de Desarrollo, quien despacha directamente desde la Presidencia de la República. Aunque, y de acuerdo con la ley que da origen a Servidores de la Nación, la coordinación es concurrente con la Secretaría del Bienestar. Lo que explica que el pago de los servidores salga vía nómina de la Secretaría del Bienestar.

En su papel actual, Gabriel García es también contacto directo entre los Servidores de la Nación y la congregación de Arturo Farela , la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice). Como también le informó este diario, ellos son los encargados de repartir la Cartilla Moral de López Obrador en todo el país.

El PRD acusa que toda esta estructura (incluidos los Servidores de la Nación) es violatoria de la normatividad electoral federal, pues a través de ellos se realizan actos de promoción personalizada en favor de López Obrador , lo que viola el principio de imparcialidad.

En síntesis, se lee en el documento de 73 cuartillas, los Servidores de la Nación son una estructura vertical y paralela al Gobierno Federal y a los gobiernos de los estados y municipios, formada y dirigida por la Presidencia de la República, para llevar a cabo una estrategia electoral que recurre al clientelismo para formar una base de millones de electores fieles al liderazgo político de Andrés Manuel López Obrador , con vistas a las elecciones locales y federales de los años siguientes.

“Lo único que les voy a decir es: Vámonos respetando, no somos iguales, no enfrentándolos a ellos, que no me confundan, porque eso sí calienta”, le respondió López Obrador al INE, luego de que lo llamó a comparecer ante estas sospechas.

Mientras tanto el delegado federal en Jalisco, Armando Zazueta Hernández , es señalado por posicionar a cercanos en puestos estratégicos con fines netamente electorales, quejas que ya están en el INE, en Palacio Nacional y en la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero . Como le informamos en este espacio.

Hoy les confirmo que funcionarios de Jalisco aseguran que un nuevo escándalo se avecina, pues Zazueta ordenó a los subdelegados regionales que a partir del 1 de octubre ya no tengan familiares contratados con el fin de no incurrir en faltas administrativas por el delito de cohecho. ¿Esto significa que sí había subdelegados que tenían en nómina a sus parientes?

Esto apenas es el inicio, pues aún falta ver si el órgano autónomo abre la investigación solicitada por los subdelegados Leonel Guzmán, Armando Vargas, Blanca Vargas y María de Jesús Padilla , quienes señalan a Zazueta de incurrir presuntamente en faltas electorales y persecución política.