/ lunes 22 de abril de 2019

El Espectador | Huawei no hace comentarios cuando no le conviene

Existe mucha preocupación entre los fabricantes de teléfonos inteligentes en México, luego de que The Wall Street Journal informara que hay presiones del gobierno estadounidense para que AT&T deje de vender equipos de la china Huawei.

Randall Stephenson, el CEO de AT&T, afirmó hace algunas semanas que la compañía obedecerá las órdenes del Gobierno de EU de no utilizar equipos Huawei, lo cierto es que en México sigue distribuyendo los equipos sin tomar en cuenta las instrucciones todavía.

Los distribuidores de equipos en México creen que si AT&T deja de vender los Mate y otros sofisticados equipos de la empresa china, Telcel, que encabeza Daniel Hajj Aboumrad, tendrá toda la distribución de esta tecnología en el país y eso los hará perder muchos clientes. Prácticamente tienen miedo de que Huawei se vuelva una marca emblema de los de Carlos Slim, tomando en cuenta que han sido aliados estratégicos desde hace años. Las órdenes de Estados Unidos afectarán a AT&T, pero los mexicanos seguirán vendiendo lo que deseen sin necesidad de quedar bien con Donald Trump y sus espías.

Desde hace años los grupos de inteligencia estadounidenses han tratado de sacar a Huawei de los negocios de las telecomunicaciones, siempre los han acusado de ser un riesgo para la seguridad nacional. Desconfían de ellos y de sus motivaciones.

Este fin de semana, nuevamente, se publicó un reporte en el que los acusan de recibir financiamiento del Estado chino. En esta ocasión fue The Times de Londres el diario que sacó la advertencia. Según el periódico, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) acusó a Huawei de recibir fondos de la Comisión de Seguridad Nacional de China, el Ejército Popular de Liberación y una tercera rama de la red de inteligencia estatal china. Reuters recogió la acusación y agregó que a principios de este año, la inteligencia de Estados Unidos compartió sus reclamos con otros miembros de la alianza de inteligencia "Cinco ojos" que incluye a Gran Bretaña, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

Aquí en México los de Huawei se esconden para no hablar del tema, por lo general menosprecian a los medios que los consultan sobre estos temas. Además, al ser uno de los principales patrocinadores de revistas, periódicos y algunos portales, logran hacer que este tema se quede archivado para cuando no paguen. Los medios favorecidos por los chinos, con viajes y pautas publicitarias, eligen escribir reseñas de los teléfonos que favorecen la venta del producto, pero no informan de lo que está detrás de todo su despliegue tecnológico.

"Huawei no hace comentarios de acusaciones sin fundamento respaldadas por cero pruebas de fuentes anónimas", dijo un representante de Huawei a The Times.

En realidad en México solamente hace comentarios para reviews favorables de sus productos, cuando debería aclarar qué está pasando con esta ofensiva legal en contra de la empresa que se percibe como un instrumento de espionaje que puede poner en peligro el orden mundial. Una gran empresa manchada por los servicios de inteligencia de Estados Unidos que se esconde mientras continúa hundiéndose su reputación. Y los distribuidores de otras marcas, temblando por lo que puede pasar si se unen en una estrategia en la región con los de Telcel.

Existe mucha preocupación entre los fabricantes de teléfonos inteligentes en México, luego de que The Wall Street Journal informara que hay presiones del gobierno estadounidense para que AT&T deje de vender equipos de la china Huawei.

Randall Stephenson, el CEO de AT&T, afirmó hace algunas semanas que la compañía obedecerá las órdenes del Gobierno de EU de no utilizar equipos Huawei, lo cierto es que en México sigue distribuyendo los equipos sin tomar en cuenta las instrucciones todavía.

Los distribuidores de equipos en México creen que si AT&T deja de vender los Mate y otros sofisticados equipos de la empresa china, Telcel, que encabeza Daniel Hajj Aboumrad, tendrá toda la distribución de esta tecnología en el país y eso los hará perder muchos clientes. Prácticamente tienen miedo de que Huawei se vuelva una marca emblema de los de Carlos Slim, tomando en cuenta que han sido aliados estratégicos desde hace años. Las órdenes de Estados Unidos afectarán a AT&T, pero los mexicanos seguirán vendiendo lo que deseen sin necesidad de quedar bien con Donald Trump y sus espías.

Desde hace años los grupos de inteligencia estadounidenses han tratado de sacar a Huawei de los negocios de las telecomunicaciones, siempre los han acusado de ser un riesgo para la seguridad nacional. Desconfían de ellos y de sus motivaciones.

Este fin de semana, nuevamente, se publicó un reporte en el que los acusan de recibir financiamiento del Estado chino. En esta ocasión fue The Times de Londres el diario que sacó la advertencia. Según el periódico, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) acusó a Huawei de recibir fondos de la Comisión de Seguridad Nacional de China, el Ejército Popular de Liberación y una tercera rama de la red de inteligencia estatal china. Reuters recogió la acusación y agregó que a principios de este año, la inteligencia de Estados Unidos compartió sus reclamos con otros miembros de la alianza de inteligencia "Cinco ojos" que incluye a Gran Bretaña, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

Aquí en México los de Huawei se esconden para no hablar del tema, por lo general menosprecian a los medios que los consultan sobre estos temas. Además, al ser uno de los principales patrocinadores de revistas, periódicos y algunos portales, logran hacer que este tema se quede archivado para cuando no paguen. Los medios favorecidos por los chinos, con viajes y pautas publicitarias, eligen escribir reseñas de los teléfonos que favorecen la venta del producto, pero no informan de lo que está detrás de todo su despliegue tecnológico.

"Huawei no hace comentarios de acusaciones sin fundamento respaldadas por cero pruebas de fuentes anónimas", dijo un representante de Huawei a The Times.

En realidad en México solamente hace comentarios para reviews favorables de sus productos, cuando debería aclarar qué está pasando con esta ofensiva legal en contra de la empresa que se percibe como un instrumento de espionaje que puede poner en peligro el orden mundial. Una gran empresa manchada por los servicios de inteligencia de Estados Unidos que se esconde mientras continúa hundiéndose su reputación. Y los distribuidores de otras marcas, temblando por lo que puede pasar si se unen en una estrategia en la región con los de Telcel.