/ viernes 8 de enero de 2021

El Espectador | Jalisco y Morena rumbo a junio 2021

Con el año electoral en marcha, es cuestión de días para que las fuerzas políticas den a conocer a la totalidad de los rostros que sostendrán sus banderas en el proceso calificado por el propio Lorenzo Córdova, titular del INE, como el más grande y complejo de la historia, al considerar que 95 millones de mexicanos serán llamados a las urnas, mientras aún se enfrenta a la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, hay entidades donde los traspiés del gobierno en turno cobrarán alto las facturas a la hora de tachar nombres y colores en las boletas electorales. En este escenario se encuentra Jalisco pues, aunque no se elegirá a mandatario local hasta 2024, a nadie se le olvida que Enrique Alfaro llegó a su encargo encumbrado por Movimiento Ciudadano (MC). Es por ello que no resultan extrañas las mediciones que dejan al partido por debajo de Morena, de Mario Delgado, sobre todo si se pone sobre la mesa el reciente asesinato del exgobernador, Aristóteles Sandoval, los videos sobre la limpia de la escena del crimen; así como la aprobación de una deuda por seis mil 200 millones de pesos, precisamente gracias a los votos de MC y Acción Nacional, monto al que se sumaron otros seis mil 500 millones de pesos por intereses.

Se lo digo porque la casa encuestadora Demotecnia aplicó 600 entrevistas en Guadalajara y 600 en Zapopan del 5 al 9 de diciembre del 2020, con el objetivo de medir el pulso electoral rumbo a los comicios que se llevarán a cabo el 6 de junio. El resultado: Morena se encuentra a la cabeza para llevarse ambas alcaldías.

La encuesta arrojó que este Movimiento cuenta con una intención de voto de 34.3 por ciento en la Perla Tapatía; mientras Movimiento Ciudadano tuvo 24.1 por ciento; el PAN, 14.8 por ciento, y el Revolucionario Institucional, 12.5 por ciento, apenas algunos puntos por encima del 10 por ciento que dijo aún estar indeciso.

En tanto, Morena sumó 37.1 por ciento de las preferencias; el llamado Movimiento Naranja registró 20.7 por ciento; 17.3 por ciento se inclinaron por los albiazules; y 11.6 por ciento por el tricolor, además del 9.1 por ciento que aún no definía su decisión.

En ambos casos resaltó que, si el candidato fuera el ex delegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí, la fuerza política se mantendría como favorita. Por ejemplo, en Guadalajara sumó 34.8 por ciento; mientras que el contendiente más cercano sería Ismael del Toro, que busca la reelección nuevamente con MC, aunque sólo tuvo el 24.5 por ciento. Ya en Zapopan, Lomelí Bolaños reúne el 35.4 por ciento de las intenciones; y con un 22.6 por ciento, Mirza Flores de Movimiento Ciudadano, se colocó en la segunda posición.

Así, aunque aún faltan poco más de 5 meses para que se llegue la fecha marcada por las autoridades electorales, parece que en el estado habrá pocas posibilidades de hacer mella, sobre todo si tomamos en cuenta que el partido encabezado por Marko Cortés a escala nacional no consiguió unidad para ir en coalición con el PT y el Partido estatal Somos, a pesar que se decidirán 125 presidencias municipales, mil 464 regidurías, 125 sindicaturas, además de 20 diputados de mayoría relativa y otros 18 de representación proporcional.

Con el año electoral en marcha, es cuestión de días para que las fuerzas políticas den a conocer a la totalidad de los rostros que sostendrán sus banderas en el proceso calificado por el propio Lorenzo Córdova, titular del INE, como el más grande y complejo de la historia, al considerar que 95 millones de mexicanos serán llamados a las urnas, mientras aún se enfrenta a la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, hay entidades donde los traspiés del gobierno en turno cobrarán alto las facturas a la hora de tachar nombres y colores en las boletas electorales. En este escenario se encuentra Jalisco pues, aunque no se elegirá a mandatario local hasta 2024, a nadie se le olvida que Enrique Alfaro llegó a su encargo encumbrado por Movimiento Ciudadano (MC). Es por ello que no resultan extrañas las mediciones que dejan al partido por debajo de Morena, de Mario Delgado, sobre todo si se pone sobre la mesa el reciente asesinato del exgobernador, Aristóteles Sandoval, los videos sobre la limpia de la escena del crimen; así como la aprobación de una deuda por seis mil 200 millones de pesos, precisamente gracias a los votos de MC y Acción Nacional, monto al que se sumaron otros seis mil 500 millones de pesos por intereses.

Se lo digo porque la casa encuestadora Demotecnia aplicó 600 entrevistas en Guadalajara y 600 en Zapopan del 5 al 9 de diciembre del 2020, con el objetivo de medir el pulso electoral rumbo a los comicios que se llevarán a cabo el 6 de junio. El resultado: Morena se encuentra a la cabeza para llevarse ambas alcaldías.

La encuesta arrojó que este Movimiento cuenta con una intención de voto de 34.3 por ciento en la Perla Tapatía; mientras Movimiento Ciudadano tuvo 24.1 por ciento; el PAN, 14.8 por ciento, y el Revolucionario Institucional, 12.5 por ciento, apenas algunos puntos por encima del 10 por ciento que dijo aún estar indeciso.

En tanto, Morena sumó 37.1 por ciento de las preferencias; el llamado Movimiento Naranja registró 20.7 por ciento; 17.3 por ciento se inclinaron por los albiazules; y 11.6 por ciento por el tricolor, además del 9.1 por ciento que aún no definía su decisión.

En ambos casos resaltó que, si el candidato fuera el ex delegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí, la fuerza política se mantendría como favorita. Por ejemplo, en Guadalajara sumó 34.8 por ciento; mientras que el contendiente más cercano sería Ismael del Toro, que busca la reelección nuevamente con MC, aunque sólo tuvo el 24.5 por ciento. Ya en Zapopan, Lomelí Bolaños reúne el 35.4 por ciento de las intenciones; y con un 22.6 por ciento, Mirza Flores de Movimiento Ciudadano, se colocó en la segunda posición.

Así, aunque aún faltan poco más de 5 meses para que se llegue la fecha marcada por las autoridades electorales, parece que en el estado habrá pocas posibilidades de hacer mella, sobre todo si tomamos en cuenta que el partido encabezado por Marko Cortés a escala nacional no consiguió unidad para ir en coalición con el PT y el Partido estatal Somos, a pesar que se decidirán 125 presidencias municipales, mil 464 regidurías, 125 sindicaturas, además de 20 diputados de mayoría relativa y otros 18 de representación proporcional.