/ lunes 15 de julio de 2019

El Espectador | Sigue el pleito por Mexlub

Hace unas semanas nos contaban que uno de los negocios más lucrativos que tenía Petróleos Mexicanos, el de la venta de lubricantes que supuestamente le dejaba utilidades por 225 millones de dólares anuales, fue vendido en medio una serie de irregularidades a la empresa jalisciense Akron, de Salvador Martínez Garza, y que presuntamente le dejó un daño patrimonial a la paraestatal valuado en miles de millones de pesos.

La información nos la compartieron en el marco de la Convención y Exposición 2019 de la Onexpo Nacional que se realizó del 5 al 7 de junio en el puerto de Veracruz y en el que se dieron cita empresarios de estaciones de servicio de todo el país. Nos informaron que el Órgano Interno de Control de Pemex realiza investigaciones sobre el contrato que finiquitó la relación comercial que tenía Akron con Petróleos Mexicanos. Supuestamente hay documentos falsos.

Sobre la presunta ilegalidad en la venta de acciones que Petróleos Mexicanos hizo en 2012 de la participación que tenía en Mexicana de Lubricantes (Mexlub), nos aseguran que no hay cabos sueltos pues se realizó ante el Notario Público No.73 de Guadalajara, Jalisco, quien dio fe del acto, así como de las firmas que ahí aparecen.

De acuerdo con documentos en poder de este columnista, en representación de Mexlub, hoy Akron, acudió Salvador José Martínez Garza, entonces director de la empresa, quien firmó con puño y letra el acuerdo.

Mientras que por parte de Pemex Refinación se presentó José Agustín Portal, quien en su carácter de apoderado legal contaba con todas las facultades para signar el término de la relación entre la empresa productora del Estado, ahora de Octavio Romero y la aceitera. Así, mediante la escritura pública No. 63 mil 779 se sustenta que “el acto es auténtico y tiene seguridad jurídica”, según el documento.

Nos explican que si la empresa que tenía un "carrazo" como imagen persiste en expandir sospechas sin fundamentos también pueden remitirse a la página oficial de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), pues siete años atrás el organismo, actualmente a cargo de David Rogelio Colmenares, determinó que no había elementos suficientes para acreditar alguna conducta irregular a los servidores públicos adscritos, motivo por el que se ordenó “archivar el expediente como total y definitivamente concluido”.

Al ser consultada sobre el caso, la empresa Akron aclaró que “desde hace más de 25 años” han construido relaciones exitosas con sus colaboradores, proveedores, aliados comerciales, consumidores y franquiciatarios. Además de que cuentan con “la firme convicción de crecer en y con México a través del desarrollo económico, inversiones y colaboración conjunta con la sociedad y el entorno”.

Nos explicaron que una vez vendidas las acciones que Pemex Refinación tenía, procedieron a la firma de un contrato para surtir de aceite básico a la petrolera, para el cual se apegaron a los precios establecidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que a la fecha lleva Arturo Herrera. Son hechos, dicen, que cualquier curioso puede consultar. Lo también cierto es que este pleito continuará...

hiroshi@oem.com.mx

Hace unas semanas nos contaban que uno de los negocios más lucrativos que tenía Petróleos Mexicanos, el de la venta de lubricantes que supuestamente le dejaba utilidades por 225 millones de dólares anuales, fue vendido en medio una serie de irregularidades a la empresa jalisciense Akron, de Salvador Martínez Garza, y que presuntamente le dejó un daño patrimonial a la paraestatal valuado en miles de millones de pesos.

La información nos la compartieron en el marco de la Convención y Exposición 2019 de la Onexpo Nacional que se realizó del 5 al 7 de junio en el puerto de Veracruz y en el que se dieron cita empresarios de estaciones de servicio de todo el país. Nos informaron que el Órgano Interno de Control de Pemex realiza investigaciones sobre el contrato que finiquitó la relación comercial que tenía Akron con Petróleos Mexicanos. Supuestamente hay documentos falsos.

Sobre la presunta ilegalidad en la venta de acciones que Petróleos Mexicanos hizo en 2012 de la participación que tenía en Mexicana de Lubricantes (Mexlub), nos aseguran que no hay cabos sueltos pues se realizó ante el Notario Público No.73 de Guadalajara, Jalisco, quien dio fe del acto, así como de las firmas que ahí aparecen.

De acuerdo con documentos en poder de este columnista, en representación de Mexlub, hoy Akron, acudió Salvador José Martínez Garza, entonces director de la empresa, quien firmó con puño y letra el acuerdo.

Mientras que por parte de Pemex Refinación se presentó José Agustín Portal, quien en su carácter de apoderado legal contaba con todas las facultades para signar el término de la relación entre la empresa productora del Estado, ahora de Octavio Romero y la aceitera. Así, mediante la escritura pública No. 63 mil 779 se sustenta que “el acto es auténtico y tiene seguridad jurídica”, según el documento.

Nos explican que si la empresa que tenía un "carrazo" como imagen persiste en expandir sospechas sin fundamentos también pueden remitirse a la página oficial de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), pues siete años atrás el organismo, actualmente a cargo de David Rogelio Colmenares, determinó que no había elementos suficientes para acreditar alguna conducta irregular a los servidores públicos adscritos, motivo por el que se ordenó “archivar el expediente como total y definitivamente concluido”.

Al ser consultada sobre el caso, la empresa Akron aclaró que “desde hace más de 25 años” han construido relaciones exitosas con sus colaboradores, proveedores, aliados comerciales, consumidores y franquiciatarios. Además de que cuentan con “la firme convicción de crecer en y con México a través del desarrollo económico, inversiones y colaboración conjunta con la sociedad y el entorno”.

Nos explicaron que una vez vendidas las acciones que Pemex Refinación tenía, procedieron a la firma de un contrato para surtir de aceite básico a la petrolera, para el cual se apegaron a los precios establecidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que a la fecha lleva Arturo Herrera. Son hechos, dicen, que cualquier curioso puede consultar. Lo también cierto es que este pleito continuará...

hiroshi@oem.com.mx