/ jueves 20 de junio de 2019

El género depende del sexo

VER.- En el libro de texto de Biología de 1o. de Secundaria, se afirma: “Ser hombre o mujer, desde el punto de vista biológico, se refiere estrictamente a las características físicas que los distinguen, determinadas por los cromosomas sexuales: estas características designan el sexo del individuo.

El concepto de género, en cambio, se refiere al grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido éste desde el punto de vista sociocultural, y no exclusivamente biológico. Así, el concepto de género incluye los atributos psicológicos, sociales y culturales de cada sexo” (pág. 185). “El género se refiere a la identificación de los individuos con las normas sociales y culturales que han asignado tanto a la masculinidad como a la feminidad” (pág. 186). “Sea cual fuere el género con el que nos identifiquemos, debemos ser respetados y nuestros derechos reconocidos” (pág. 188).

En el de Formación Cívica y Etica I, de 2o. de Secundaria, se dice: “Género es el conjunto de características psicológicas, sociales, políticas y culturales, socialmente asignadas a las personas. Estas características son históricas, se van transmitiendo con y en el tiempo y, por tanto, son modificables. El concepto sexo, por su parte, se refiere al conjunto de características físicas, biológicas y corporales con las que nacen los hombres y las mujeres, son naturales y esencialmente inmodificables…

La caracterización del género es modificable, en tanto que la de sexo no. Las diferencias biológicas que hay entre hombres y mujeres han determinado, en cierto modo, diferencias sustanciales en los roles sociales que desempeñan los hombres y las mujeres”. Esta diferencia, agrega, “ha llevado a la propagación de una idea equivocada de inferioridad de las mujeres con respecto a los hombres y por lo tanto a la discriminación. La discriminación es uno de los factores más frecuentes de la inequidad de género” (pág. 149). Hace, en la página 147, una interpretación descontextualizada de Génesis 3,16 y Efesios 5,28-30, al no tener en cuenta que el “dominio” del marido sobre la esposa no corresponde al plan original de Dios, sino que es fruto del pecado.

En el libro de Formación Cívica y Etica II, de 3o. de Secundaria, se afirma: “En nuestro núcleo familiar es donde la identidad de género comienza a construirse, donde se nos inculcan los roles que juegan los géneros femenino y masculino. La familia es también el primer escenario de nuestra identidad cultural” (pág. 120).

Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas

VER.- En el libro de texto de Biología de 1o. de Secundaria, se afirma: “Ser hombre o mujer, desde el punto de vista biológico, se refiere estrictamente a las características físicas que los distinguen, determinadas por los cromosomas sexuales: estas características designan el sexo del individuo.

El concepto de género, en cambio, se refiere al grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido éste desde el punto de vista sociocultural, y no exclusivamente biológico. Así, el concepto de género incluye los atributos psicológicos, sociales y culturales de cada sexo” (pág. 185). “El género se refiere a la identificación de los individuos con las normas sociales y culturales que han asignado tanto a la masculinidad como a la feminidad” (pág. 186). “Sea cual fuere el género con el que nos identifiquemos, debemos ser respetados y nuestros derechos reconocidos” (pág. 188).

En el de Formación Cívica y Etica I, de 2o. de Secundaria, se dice: “Género es el conjunto de características psicológicas, sociales, políticas y culturales, socialmente asignadas a las personas. Estas características son históricas, se van transmitiendo con y en el tiempo y, por tanto, son modificables. El concepto sexo, por su parte, se refiere al conjunto de características físicas, biológicas y corporales con las que nacen los hombres y las mujeres, son naturales y esencialmente inmodificables…

La caracterización del género es modificable, en tanto que la de sexo no. Las diferencias biológicas que hay entre hombres y mujeres han determinado, en cierto modo, diferencias sustanciales en los roles sociales que desempeñan los hombres y las mujeres”. Esta diferencia, agrega, “ha llevado a la propagación de una idea equivocada de inferioridad de las mujeres con respecto a los hombres y por lo tanto a la discriminación. La discriminación es uno de los factores más frecuentes de la inequidad de género” (pág. 149). Hace, en la página 147, una interpretación descontextualizada de Génesis 3,16 y Efesios 5,28-30, al no tener en cuenta que el “dominio” del marido sobre la esposa no corresponde al plan original de Dios, sino que es fruto del pecado.

En el libro de Formación Cívica y Etica II, de 3o. de Secundaria, se afirma: “En nuestro núcleo familiar es donde la identidad de género comienza a construirse, donde se nos inculcan los roles que juegan los géneros femenino y masculino. La familia es también el primer escenario de nuestra identidad cultural” (pág. 120).

Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas

jueves 18 de julio de 2019

“Muerte digna” o eutanasia

jueves 11 de julio de 2019

Cartilla moral e iglesias

jueves 04 de julio de 2019

Los buenos políticos

jueves 27 de junio de 2019

¿El celibato en riesgo?

jueves 20 de junio de 2019

El género depende del sexo

jueves 13 de junio de 2019

Migración multifactorial

jueves 06 de junio de 2019

Los migrantes son hermanos

domingo 02 de junio de 2019

¿Verdad o relativismo?

jueves 23 de mayo de 2019

La teología india avanza

jueves 16 de mayo de 2019

Diaconisas en la iglesia

Cargar Más