/ martes 5 de enero de 2021

El gran reto logístico

Por: Almendra Ortiz de Zárate Béjar

Desde que azotó la pandemia ocasionada por la Covid-19, los laboratorios iniciaron una carrera incansable por conseguir una vacuna efectiva en el menor tiempo posible. En un tiempo récord histórico, poco menos de diez meses, se comenzaron a aplicar las primeras dosis de aquellas vacunas que completaron satisfactoriamente la fase III.

El Reino Unido, Canadá, Arabia Saudita, Bahréin, Estados Unidos y México fueron los primeros seis países en aprobar la distribución de vacuna de Pfizer-BioNTech, por lo que puede esperarse que paulatinamente lo hagan más países. Adicionalmente, existen otras vacunas en la fase final, donde se incluyen las de Moderna, Sputnik V y Oxford-AstraZeneca, entre otras, que muestran resultados prometedores. Al respecto, Rusia ha solicitado al gobierno mexicano la posibilidad de realizar ensayos con voluntarios de su población. Por ello, probablemente pasará poco tiempo antes de que comiencen a distribuirse vacunas de diversos orígenes de manera masiva.

El nuevo reto que enfrentarán los gobiernos nacionales en 2021 se centrará en el transporte, la distribución y resguardo de las vacunas. Se espera utilizar aviones comerciales para su transporte, sin embargo, la logística de distribución y resguardo no será cosa fácil. De inicio, las vacunas de Pfizer-BioNTech requieren de un almacenamiento con sistemas de enfriamiento que alcancen -70°C de temperatura, que son excesivamente costosos.

Por otro lado, debe definirse el proceso de vacunación, que será distinto en cada país. Estados Unidos ha manifestado que se aplicarán 100 millones de vacunas en los primeros 100 días de gobierno de la nueva administración. En el caso mexicano, se comenzará con el personal de salud y posteriormente, se distribuirá por grupos de edad, comenzando por las personas mayores. Bajo esta dinámica se espera concluir en marzo de 2022, por lo que 2021 representará un enorme reto para las autoridades.

Las dificultades logísticas y la escasez en la disponibilidad de las vacunas para todos los sectores de la población, abrirá un espacio para que el crimen organizado encuentre una oportunidad para obtener beneficios económicos. Esto no será exclusivamente en México, pero seguramente será más visible en las economías menos estables. Al respecto, la Interpol emitió una alerta para instar a los gobiernos a vigilar de cerca las cadenas de suministro que pudieran ser vulneradas por la delincuencia.

Incluso antes de que los gobiernos autorizaran la vacuna de Pfizer-BioNTech, ya se habían detectado miles de sitios en internet que la ofrecían, así como otros productos milagro. Asimismo, fue hackeada la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), encargada de evaluar las autorizaciones de las vacunas.

Además de los robos que pudieran generarse, lo más peligroso será la aparición de vacunas falsas que pongan en riesgo la salud de las personas, mientras se logra vacunal al 70% de la población mundial, necesaria para regresar a la “vieja normalidad”. Será necesario utilizar la tecnología para asegurar la trazabilidad en la cadena de suministro y garantizar que las poblaciones reciban las vacunas originales.

* Coordinadora Académica de la Facultad de Estudios Globales, Universidad Anáhuac México.

Por: Almendra Ortiz de Zárate Béjar

Desde que azotó la pandemia ocasionada por la Covid-19, los laboratorios iniciaron una carrera incansable por conseguir una vacuna efectiva en el menor tiempo posible. En un tiempo récord histórico, poco menos de diez meses, se comenzaron a aplicar las primeras dosis de aquellas vacunas que completaron satisfactoriamente la fase III.

El Reino Unido, Canadá, Arabia Saudita, Bahréin, Estados Unidos y México fueron los primeros seis países en aprobar la distribución de vacuna de Pfizer-BioNTech, por lo que puede esperarse que paulatinamente lo hagan más países. Adicionalmente, existen otras vacunas en la fase final, donde se incluyen las de Moderna, Sputnik V y Oxford-AstraZeneca, entre otras, que muestran resultados prometedores. Al respecto, Rusia ha solicitado al gobierno mexicano la posibilidad de realizar ensayos con voluntarios de su población. Por ello, probablemente pasará poco tiempo antes de que comiencen a distribuirse vacunas de diversos orígenes de manera masiva.

El nuevo reto que enfrentarán los gobiernos nacionales en 2021 se centrará en el transporte, la distribución y resguardo de las vacunas. Se espera utilizar aviones comerciales para su transporte, sin embargo, la logística de distribución y resguardo no será cosa fácil. De inicio, las vacunas de Pfizer-BioNTech requieren de un almacenamiento con sistemas de enfriamiento que alcancen -70°C de temperatura, que son excesivamente costosos.

Por otro lado, debe definirse el proceso de vacunación, que será distinto en cada país. Estados Unidos ha manifestado que se aplicarán 100 millones de vacunas en los primeros 100 días de gobierno de la nueva administración. En el caso mexicano, se comenzará con el personal de salud y posteriormente, se distribuirá por grupos de edad, comenzando por las personas mayores. Bajo esta dinámica se espera concluir en marzo de 2022, por lo que 2021 representará un enorme reto para las autoridades.

Las dificultades logísticas y la escasez en la disponibilidad de las vacunas para todos los sectores de la población, abrirá un espacio para que el crimen organizado encuentre una oportunidad para obtener beneficios económicos. Esto no será exclusivamente en México, pero seguramente será más visible en las economías menos estables. Al respecto, la Interpol emitió una alerta para instar a los gobiernos a vigilar de cerca las cadenas de suministro que pudieran ser vulneradas por la delincuencia.

Incluso antes de que los gobiernos autorizaran la vacuna de Pfizer-BioNTech, ya se habían detectado miles de sitios en internet que la ofrecían, así como otros productos milagro. Asimismo, fue hackeada la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), encargada de evaluar las autorizaciones de las vacunas.

Además de los robos que pudieran generarse, lo más peligroso será la aparición de vacunas falsas que pongan en riesgo la salud de las personas, mientras se logra vacunal al 70% de la población mundial, necesaria para regresar a la “vieja normalidad”. Será necesario utilizar la tecnología para asegurar la trazabilidad en la cadena de suministro y garantizar que las poblaciones reciban las vacunas originales.

* Coordinadora Académica de la Facultad de Estudios Globales, Universidad Anáhuac México.

ÚLTIMASCOLUMNAS