/ viernes 7 de febrero de 2020

El impacto del cambio climático en las tasas de suicidios

Por: Michelle Kawa, Investigadora del Centro de Investigación para la Paz México.

En un estudio publicado en la revista Nature Climate Change (2018), los investigadores encontraron que el número de muertes por suicidio en Estados Unidos y México aumenta entre 0.7% y 2.1% por cada grado Celsius de incremento en temperatura promedio mensual. Los científicos, liderados por Marshall Burke, profesor en el Centro de Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente de la Universidad de Stanford, recopilaron registros sobre las fechas y lugares de las muertes por suicidio en ambos países, mismos que cuentan con acceso público a los antecedentes sobre el tema. El estudio fue efectuado analizando datos de varias décadas. La publicación concluye también que el bienestar emocional tiende a disminuir en zonas que han sufrido los trastornos del calentamiento global con el aumento de las temperaturas.


Burke y sus colegas lograron identificar la temperatura ambiental como una causa contribuyente al número de suicidios a través de la observación de éstos en un municipio específico durante los meses de enero, comparando uno con temperaturas habitual contra otro más caluroso. A su vez, analizaron un conjunto de datos geo codificados de más de 600 millones de actualizaciones de redes sociales en la plataforma de Twitter, y evaluaron si las temperaturas mensuales más cálidas de lo normal elevaban la probabilidad de que los usuarios expresaran sentimientos depresivos. Después de combinar todos estos análisis locales, los investigadores estimaron que, de seguir las tendencias de aumento en las temperaturas debido al calentamiento global, éstas representarán entre 9,000 y 40,000 suicidios para el año 2050.


A pesar de que tendemos a pensar que los lugares soleados y calurosos son alegres y los inviernos fríos y oscuros son depresivos, Burke basa su análisis en una idea surgida hace alrededor de 100 años en la que se sostiene que las temperaturas más calientes son un factor que impulsa a las personas hacia el suicidio. La tesis no había podido ser demostrada dado que, varios estudios anteriores, solo evaluaron poblaciones más pequeñas mientras que Burke logra analizar una mayor cantidad de datos a lo largo del tiempo y el espacio geográfico.


Este tipo de estudios son trascendentales para entender el impacto del cambio climático en la sociedad. Debido a que las temperaturas promedio aumentan cada año, las tasas de suicidio seguirán creciendo lo que nos debe impulsar a mejorar el acceso a los servicios de salud pública en México. Se requieren desarrollar mejores programas para detectar a tiempo los síntomas de depresión, y así prevenir el suicidio.

Por: Michelle Kawa, Investigadora del Centro de Investigación para la Paz México.

En un estudio publicado en la revista Nature Climate Change (2018), los investigadores encontraron que el número de muertes por suicidio en Estados Unidos y México aumenta entre 0.7% y 2.1% por cada grado Celsius de incremento en temperatura promedio mensual. Los científicos, liderados por Marshall Burke, profesor en el Centro de Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente de la Universidad de Stanford, recopilaron registros sobre las fechas y lugares de las muertes por suicidio en ambos países, mismos que cuentan con acceso público a los antecedentes sobre el tema. El estudio fue efectuado analizando datos de varias décadas. La publicación concluye también que el bienestar emocional tiende a disminuir en zonas que han sufrido los trastornos del calentamiento global con el aumento de las temperaturas.


Burke y sus colegas lograron identificar la temperatura ambiental como una causa contribuyente al número de suicidios a través de la observación de éstos en un municipio específico durante los meses de enero, comparando uno con temperaturas habitual contra otro más caluroso. A su vez, analizaron un conjunto de datos geo codificados de más de 600 millones de actualizaciones de redes sociales en la plataforma de Twitter, y evaluaron si las temperaturas mensuales más cálidas de lo normal elevaban la probabilidad de que los usuarios expresaran sentimientos depresivos. Después de combinar todos estos análisis locales, los investigadores estimaron que, de seguir las tendencias de aumento en las temperaturas debido al calentamiento global, éstas representarán entre 9,000 y 40,000 suicidios para el año 2050.


A pesar de que tendemos a pensar que los lugares soleados y calurosos son alegres y los inviernos fríos y oscuros son depresivos, Burke basa su análisis en una idea surgida hace alrededor de 100 años en la que se sostiene que las temperaturas más calientes son un factor que impulsa a las personas hacia el suicidio. La tesis no había podido ser demostrada dado que, varios estudios anteriores, solo evaluaron poblaciones más pequeñas mientras que Burke logra analizar una mayor cantidad de datos a lo largo del tiempo y el espacio geográfico.


Este tipo de estudios son trascendentales para entender el impacto del cambio climático en la sociedad. Debido a que las temperaturas promedio aumentan cada año, las tasas de suicidio seguirán creciendo lo que nos debe impulsar a mejorar el acceso a los servicios de salud pública en México. Se requieren desarrollar mejores programas para detectar a tiempo los síntomas de depresión, y así prevenir el suicidio.

viernes 03 de julio de 2020

Internet I: Deep Web y Dark Web

viernes 06 de marzo de 2020

Queridx Lectorx, nos están matando

viernes 28 de febrero de 2020

DH: del discurso a la acción

viernes 14 de febrero de 2020

El fenómeno Phoenix

viernes 24 de enero de 2020

Tú puedes construir paz

viernes 17 de enero de 2020

10 conflictos a monitorear este 2020

viernes 03 de enero de 2020

2019 y la ola de protestas

Cargar Más