/ martes 27 de agosto de 2019

El maquillaje de la felicidad

Los funcionarios no funcionan. Los políticos hablan, pero no dicen. Los votantes votan, pero no eligen.

Esto decía el escritor uruguayo Eduardo Galeano en su poema El sistema en El libro de los abrazos, y es muy oportuno recordarlo. El próximo domingo será el primer informe de gobierno del presidente AMLO, y en diferentes ocasiones se ha referido a que “vamos requete bien...” y que el pueblo de México “está feliz, feliz, feliz; hay un ambiente de felicidad, el pueblo está muy contento”. La pregunta es si ¿Esto también es poesía o maquilla la felicidad?, pero mejor vamos por partes:

Mañaneras. En su conferencia del 19 de agosto, el presidente dijo que el pueblo de México no cabe de felicidad. Sus datos son tomados del INEGI de inicio de año. Se reveló que las personas que viven en las zonas urbanas calificaban su calidad de vida con un promedio de 8.4 (del 0 a 10), superando el promedio de enero de 2018 (8.2) y por encima de los datos de 2017 (7.9), estadísticas del gobierno de EPN. El presidente interpreta que los datos son el resultado del ánimo de su victoria electoral. Sin embargo, el próximo jueves 29 de agosto se conocerán los datos más actuales y confirmaremos que “vamos requete bien”. En los spots gubernamentales de su primer informe AMLO afirma que: “Soy un hombre de palabra". El objetivo del mensaje es que su gobierno le brinda felicidad a los mexicanos. Aunque como dice mi Maestro Raúl Tejo “la felicidad no se propaga, ni se adquiere, por decreto”.

INEGI. El presidente utilizó como fuente de información a un organismo del gobierno mexicano, que él mismo ha descalificado. Por ejemplo el 25 de julio declaró ante la posibilidad de desaparecer el CONEVAL que "(el INEGI) ya mide lo que tiene que ver con crecimiento económico y también mide pobreza". Casi un mes después el INEGI reportó el nulo crecimiento del PIB; a lo que el presidente reviró: "no me preocupa mucho". La interpretación es que el instituto no tiene las cifras que él tiene en el tema de la distribución de la riqueza, por lo que son erróneas.

¿Qué es la felicidad? De acuerdo a la RAE la felicidad tiene tres definiciones: 1. Estado de grata satisfacción espiritual y física; 2.- Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz y; 3. Ausencia de inconvenientes o tropiezos. Pero qué decían los griegos y otros pensadores: Platón opinaba que sólo el que se controla a sí mismo puede ser bueno y sólo el bueno puede ser feliz. Aristóteles en la Ética Nicomaquea: Todo lo que hacemos, lo hacemos en con aras de conseguir felicidad (obrar bien y vivir bien). Para Cicerón la felicidad se alcanza con la virtud en los asuntos de la patria. San Agustín creía que la felicidad es en el reino de Dios.

¿Cómo conseguir la felicidad? Para Jean Bodin en La República el fin de esta forma de gobierno es la felicidad y se consigue por la virtud. La felicidad se logra a través de la prudencia ya que se enseña la diferencia entre el bien y mal. En fin, el poeta Jorge Luis Borges decía que “uno puede dar lo que no tiene. Por ejemplo, una persona puede dar felicidad y no ser feliz… todo es tan misterioso en el mundo”. Entonces sea precavido cuando un político decrete que usted es feliz porque él así lo piensa. Y para todo esto ¿Es usted feliz o también es un experto en maquillar su felicidad?

*Académico de la FCPyS-UNAM y comunicólogo político

@gersonmecalco

Los funcionarios no funcionan. Los políticos hablan, pero no dicen. Los votantes votan, pero no eligen.

Esto decía el escritor uruguayo Eduardo Galeano en su poema El sistema en El libro de los abrazos, y es muy oportuno recordarlo. El próximo domingo será el primer informe de gobierno del presidente AMLO, y en diferentes ocasiones se ha referido a que “vamos requete bien...” y que el pueblo de México “está feliz, feliz, feliz; hay un ambiente de felicidad, el pueblo está muy contento”. La pregunta es si ¿Esto también es poesía o maquilla la felicidad?, pero mejor vamos por partes:

Mañaneras. En su conferencia del 19 de agosto, el presidente dijo que el pueblo de México no cabe de felicidad. Sus datos son tomados del INEGI de inicio de año. Se reveló que las personas que viven en las zonas urbanas calificaban su calidad de vida con un promedio de 8.4 (del 0 a 10), superando el promedio de enero de 2018 (8.2) y por encima de los datos de 2017 (7.9), estadísticas del gobierno de EPN. El presidente interpreta que los datos son el resultado del ánimo de su victoria electoral. Sin embargo, el próximo jueves 29 de agosto se conocerán los datos más actuales y confirmaremos que “vamos requete bien”. En los spots gubernamentales de su primer informe AMLO afirma que: “Soy un hombre de palabra". El objetivo del mensaje es que su gobierno le brinda felicidad a los mexicanos. Aunque como dice mi Maestro Raúl Tejo “la felicidad no se propaga, ni se adquiere, por decreto”.

INEGI. El presidente utilizó como fuente de información a un organismo del gobierno mexicano, que él mismo ha descalificado. Por ejemplo el 25 de julio declaró ante la posibilidad de desaparecer el CONEVAL que "(el INEGI) ya mide lo que tiene que ver con crecimiento económico y también mide pobreza". Casi un mes después el INEGI reportó el nulo crecimiento del PIB; a lo que el presidente reviró: "no me preocupa mucho". La interpretación es que el instituto no tiene las cifras que él tiene en el tema de la distribución de la riqueza, por lo que son erróneas.

¿Qué es la felicidad? De acuerdo a la RAE la felicidad tiene tres definiciones: 1. Estado de grata satisfacción espiritual y física; 2.- Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz y; 3. Ausencia de inconvenientes o tropiezos. Pero qué decían los griegos y otros pensadores: Platón opinaba que sólo el que se controla a sí mismo puede ser bueno y sólo el bueno puede ser feliz. Aristóteles en la Ética Nicomaquea: Todo lo que hacemos, lo hacemos en con aras de conseguir felicidad (obrar bien y vivir bien). Para Cicerón la felicidad se alcanza con la virtud en los asuntos de la patria. San Agustín creía que la felicidad es en el reino de Dios.

¿Cómo conseguir la felicidad? Para Jean Bodin en La República el fin de esta forma de gobierno es la felicidad y se consigue por la virtud. La felicidad se logra a través de la prudencia ya que se enseña la diferencia entre el bien y mal. En fin, el poeta Jorge Luis Borges decía que “uno puede dar lo que no tiene. Por ejemplo, una persona puede dar felicidad y no ser feliz… todo es tan misterioso en el mundo”. Entonces sea precavido cuando un político decrete que usted es feliz porque él así lo piensa. Y para todo esto ¿Es usted feliz o también es un experto en maquillar su felicidad?

*Académico de la FCPyS-UNAM y comunicólogo político

@gersonmecalco

viernes 13 de diciembre de 2019

¿Qué cantan y bailan los millennials?

viernes 06 de diciembre de 2019

Periodismo revolucionario

viernes 29 de noviembre de 2019

Ningún asteroide golpeará la Tierra

viernes 22 de noviembre de 2019

El poder económico del presidente

viernes 15 de noviembre de 2019

La política del miedo

viernes 08 de noviembre de 2019

Los mexicanos debemos ser positivos

viernes 25 de octubre de 2019

La democracia a prueba

viernes 18 de octubre de 2019

La democracia de Morena

martes 08 de octubre de 2019

El cabildeo en México

martes 01 de octubre de 2019

Periodistas confían más en la Marina

Cargar Más