/ viernes 13 de marzo de 2020

El saludo

El coronavirus ya no es una amenaza, ya está en México. Esto nos obliga a cambiar muchos de nuestros hábitos: lavarnos las manos constantemente, limpiar, desinfectar, estornudar o toser en el antebrazo, cocinar bien los alimentos, pero sobre todo a no saludar de mano, abrazo o beso, ya que son foco de contagio de este y muchos otros virus.

Por eso, la propuesta del secretario Moctezuma de adoptar un saludo que no implica contacto pero es respetuoso y sensible; al hacer una leve inclinación del torso y llevar la mano derecha al corazón, retoma nuestras raíces más profundas, ya que como él mismo lo señaló es el saludo que hacían los indígenas: “Orgullosamente nuestros ancestros indígenas saludaban así. Vamos a impulsar el saludo con el corazón, porque además es muy poético y muy acorde con los valores que queremos impulsar en la educación”.

Este saludo que estamos adoptando en todas las escuelas de la ciudad, no solo es pertinente para el momento, también evitará situaciones incómodas a las mujeres, ya que el tradicional beso o el abrazo en muchas ocasiones puede ser invasivo, hasta abusivo o falto de respeto como lo han expresado muchas de nuestras compañeras.

El saludo es acto de comunicación que suele estar vinculado a alguna expresión de prosperidad, por lo que el saludar tocándose el corazón es una señal poderosa de afecto respetuosa, saludable y no invasiva.

En la experiencia de las escuelas, las niñas y los niños lo han adoptado de inmediato, con mucha alegría y participación. Por donde se vea, esta convocatoria tiene grandes virtudes, no solo es una medida sanitaria más que necesaria y urgente, seguro será una práctica cotidiana que trascenderá a la pandemia.

Twitter: @LuisH_Fernandez

El coronavirus ya no es una amenaza, ya está en México. Esto nos obliga a cambiar muchos de nuestros hábitos: lavarnos las manos constantemente, limpiar, desinfectar, estornudar o toser en el antebrazo, cocinar bien los alimentos, pero sobre todo a no saludar de mano, abrazo o beso, ya que son foco de contagio de este y muchos otros virus.

Por eso, la propuesta del secretario Moctezuma de adoptar un saludo que no implica contacto pero es respetuoso y sensible; al hacer una leve inclinación del torso y llevar la mano derecha al corazón, retoma nuestras raíces más profundas, ya que como él mismo lo señaló es el saludo que hacían los indígenas: “Orgullosamente nuestros ancestros indígenas saludaban así. Vamos a impulsar el saludo con el corazón, porque además es muy poético y muy acorde con los valores que queremos impulsar en la educación”.

Este saludo que estamos adoptando en todas las escuelas de la ciudad, no solo es pertinente para el momento, también evitará situaciones incómodas a las mujeres, ya que el tradicional beso o el abrazo en muchas ocasiones puede ser invasivo, hasta abusivo o falto de respeto como lo han expresado muchas de nuestras compañeras.

El saludo es acto de comunicación que suele estar vinculado a alguna expresión de prosperidad, por lo que el saludar tocándose el corazón es una señal poderosa de afecto respetuosa, saludable y no invasiva.

En la experiencia de las escuelas, las niñas y los niños lo han adoptado de inmediato, con mucha alegría y participación. Por donde se vea, esta convocatoria tiene grandes virtudes, no solo es una medida sanitaria más que necesaria y urgente, seguro será una práctica cotidiana que trascenderá a la pandemia.

Twitter: @LuisH_Fernandez

viernes 22 de mayo de 2020

La impostura

viernes 15 de mayo de 2020

El gran dilema

viernes 08 de mayo de 2020

Los "sin propuesta"

lunes 27 de abril de 2020

Generación Covid

lunes 20 de abril de 2020

Un regreso diferente a clases

viernes 10 de abril de 2020

Aprende en casa

viernes 03 de abril de 2020

La ciencia y la pandemia

viernes 27 de marzo de 2020

El mundo se puso en pausa

viernes 20 de marzo de 2020

La suspensión

viernes 13 de marzo de 2020

El saludo

Cargar Más