/ lunes 27 de abril de 2020

En tiempo de crisis, reorientación presupuestal

Quienes acusan de “parálisis legislativa”, son los mismos que se escandalizan cuando el Senado sesiona en estos tiempos de pandemia. El lunes pasado, la colegisladora aprobó la Ley de Amnistía en los términos que fue enviada por la Cámara de Diputados; y en esa sesión, la oposición no dejó de manifestar que lo más importante era la economía. En efecto, para este gobierno es fundamental el tema económico, y por ello el jueves 23 de abril el Presidente de México envió a la Cámara de Diputados la iniciativa con proyecto de Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.


En la exposición de motivos de dicha propuesta, se explica que la adición del artículo 21 (21 ter) obedece a la actual crisis económica y a la necesidad de ejecución inmediata del presupuesto que requiere el Ejecutivo para incentivar la actividad económica del país. En este sentido, la iniciativa tiene la finalidad de facultar a la Secretaría de Hacienda para que reoriente recursos en caso de ser necesario.


No se trata de algo nuevo en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. En el capítulo tercero de esta normativa se detalla el procedimiento a seguir para realizar adecuaciones presupuestales que permitan un mejor cumplimiento de los programas de cada dependencia. Los diversos gobiernos han hecho ajustes a través de este mecanismo, algunas veces cayendo en franco abuso de esta prerrogativa. La propuesta del Presidente, hay que subrayarlo, pretende apuntalar una de las premisas fundamentales de la cuarta transformación: “Al margen de la ley, nada; y por encima de la ley, nadie”.


Un ejemplo relativamente reciente de esta manera de hacer las cosas, ocurrió con la integración de la Guardia Nacional. Antes se abusaba del Ejército porque se contaba con un marco jurídico tergiversado, que dejaba a los soldados desprotegidos en ciertas áreas de su funcionamiento y capacidad de acción. Con la conformación legal de la Guardia Nacional se aprovechó lo mejor del Ejército, de la Marina y de la Policía, y se estableció una base constitucional para regular su actuación. Es lo que sucede hoy con esta iniciativa, se busca llevar la administración pública a un país en donde las acciones se encuentran sustentadas en sus propias leyes.


En la construcción de una administración pública más austera y eficiente, ahora la estructura normativa es mucho más articulada. Primero se sentaron los principios éticos de la austeridad republicana, con la correspondiente publicación de una ley. Gracias a ello, hoy tenemos ahorros que están generando las condiciones para que la administración pueda utilizar de manera expedita esos recursos, justo en la situación de crisis que estamos enfrentamos.


A lo largo de este año, el presupuesto se destinará a proyectos prioritarios: Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y de las Personas con Discapacidad, Programa Sembrando Vida, Becas para el Bienestar “Benito Juárez”, La Escuela es Nuestra, Jóvenes Construyendo el Futuro, Tandas para el Bienestar y Banco del Bienestar; así como a la construcción de obras estratégicas.


Muy pronto los diputados federales de Morena estaremos sesionado para analizar y, en su caso, aprobar la adición propuesta. Nos reuniremos para tratar temas económicos, tal y como lo exigió la oposición. A cambio, lo que pedimos es unidad y trabajo en conjunto, una tregua que nos permita a todos responder de manera inmediata a los millones de mexicanos que hoy tanto lo necesitan.





Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena


https://www.facebook.com/angeleshuertadip/


@gelahuerta

Quienes acusan de “parálisis legislativa”, son los mismos que se escandalizan cuando el Senado sesiona en estos tiempos de pandemia. El lunes pasado, la colegisladora aprobó la Ley de Amnistía en los términos que fue enviada por la Cámara de Diputados; y en esa sesión, la oposición no dejó de manifestar que lo más importante era la economía. En efecto, para este gobierno es fundamental el tema económico, y por ello el jueves 23 de abril el Presidente de México envió a la Cámara de Diputados la iniciativa con proyecto de Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.


En la exposición de motivos de dicha propuesta, se explica que la adición del artículo 21 (21 ter) obedece a la actual crisis económica y a la necesidad de ejecución inmediata del presupuesto que requiere el Ejecutivo para incentivar la actividad económica del país. En este sentido, la iniciativa tiene la finalidad de facultar a la Secretaría de Hacienda para que reoriente recursos en caso de ser necesario.


No se trata de algo nuevo en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. En el capítulo tercero de esta normativa se detalla el procedimiento a seguir para realizar adecuaciones presupuestales que permitan un mejor cumplimiento de los programas de cada dependencia. Los diversos gobiernos han hecho ajustes a través de este mecanismo, algunas veces cayendo en franco abuso de esta prerrogativa. La propuesta del Presidente, hay que subrayarlo, pretende apuntalar una de las premisas fundamentales de la cuarta transformación: “Al margen de la ley, nada; y por encima de la ley, nadie”.


Un ejemplo relativamente reciente de esta manera de hacer las cosas, ocurrió con la integración de la Guardia Nacional. Antes se abusaba del Ejército porque se contaba con un marco jurídico tergiversado, que dejaba a los soldados desprotegidos en ciertas áreas de su funcionamiento y capacidad de acción. Con la conformación legal de la Guardia Nacional se aprovechó lo mejor del Ejército, de la Marina y de la Policía, y se estableció una base constitucional para regular su actuación. Es lo que sucede hoy con esta iniciativa, se busca llevar la administración pública a un país en donde las acciones se encuentran sustentadas en sus propias leyes.


En la construcción de una administración pública más austera y eficiente, ahora la estructura normativa es mucho más articulada. Primero se sentaron los principios éticos de la austeridad republicana, con la correspondiente publicación de una ley. Gracias a ello, hoy tenemos ahorros que están generando las condiciones para que la administración pueda utilizar de manera expedita esos recursos, justo en la situación de crisis que estamos enfrentamos.


A lo largo de este año, el presupuesto se destinará a proyectos prioritarios: Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y de las Personas con Discapacidad, Programa Sembrando Vida, Becas para el Bienestar “Benito Juárez”, La Escuela es Nuestra, Jóvenes Construyendo el Futuro, Tandas para el Bienestar y Banco del Bienestar; así como a la construcción de obras estratégicas.


Muy pronto los diputados federales de Morena estaremos sesionado para analizar y, en su caso, aprobar la adición propuesta. Nos reuniremos para tratar temas económicos, tal y como lo exigió la oposición. A cambio, lo que pedimos es unidad y trabajo en conjunto, una tregua que nos permita a todos responder de manera inmediata a los millones de mexicanos que hoy tanto lo necesitan.





Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena


https://www.facebook.com/angeleshuertadip/


@gelahuerta