/ domingo 4 de febrero de 2024

Entre piernas y telones / “Bule Bule”, ¿adiós?

La premisa es realmente sencilla: En los años 50/60, dos grupos musicales juveniles se enfrentan en un programa televisivo, “Bule Bule. El show”, y reviven muchos de los grandes éxitos radiofónicos de esos tiempos.

A primera vista se puede pensar que los espectadores para esta puesta en escena se reducirían a gente alrededor de 60 o 70 años, que vivieron la época de esplendor del rock and roll, y acuden atraídos por la nostalgia.

Sin embargo, en cualquiera de sus ya cientos de funciones es evidente que el público va desde niños, sin exagerar, hasta gente de la tercera edad, con una mayoría evidente de jóvenes, que materialmente enloquecen con esta puesta en escena para la cual hay un calificativo preciso: ¡Estupenda!

Un poco de historia. Hace una década se estrenó este pequeño musical que anunciaba apenas cuatro funciones. El impacto fue inmediato, y de tal tamaño, que esas primeras presentaciones se agotaron y la temporada se prolongó hasta convertirse en uno de los grandes éxitos de la temporada.

El elenco original incluía a la siempre recordada y admirada Hiromi, Majo Pérez y Paola Mingüer, Mario Sepúlveda, Iker Madrid, Diego Medel, Luis Carlos Villarreal y José Luis Rodríguez “El Guana”. Todos ellos desarrollaron y crecieron en sus carreas y hoy son pilares del musical en nuestro país.

Ante la demanda del público, hace unos meses se reestrenó el montaje, para el que los productores Daniel Delgado y Carlos Martínez Vidaurri volvieron a reunir al equipo creativo original, y armaron un nuevo elenco que pinta para súper estrella.

La trama incluye además de grandes éxitos musicales situaciones chuscas, divertidas, perfectamente planteadas desde la dramaturgia, estupendamente montadas (coreográfica y actoralmente) y súper bien interpretadas.

El libreto de Joserra Zúñiga tuvo como base la idea original desarrollada por Daniel Delgado, Paola Mingüer y Diego Medel, y cobró vida con la dirección escénica de Anahí Allué y la coreografía de Jacobo Toledo.

Complementan el equipo creativo y de producción un grupo de profesionales de primera, cuyo talento y experiencia se nota en cada pequeño-gran detalle del montaje. Entre ellos están: Félix Arroyo, Estela Fagoaga, Miguel Jiménez, Kaori Hayakawa, Melissa de la Campa, Daniela Espino…

Y evidentemente todos ellos trabajan para apuntalar la labor de quienes dan la cara arriba del escenario.

En esta ocasión se trata de nueve jóvenes, muy jóvenes en realidad, que verdaderamente tienen un desempeño estupendo, que les exige, de entrada, dos grandes talentos: cantar maravillosamente y tener una enorme vis cómica. A estas virtudes hay que sumar su frescura, entrega, entusiasmo, fuerza escénica. Y todos lo cumplen a cabalidad.

El elenco lo encabeza “El Guana”, el único integrante del elenco original. Y lo completan Ana Rivero, Miranda Labardini y Carolina Heredia, en la esquina femenina; y Humberto Mont, Jonathan Portillo, Emiliano Ochoa y Esván Lemus, en la masculina. Además de Chema Ortega y Begoña Ibarreche, quienes junto a su pequeña participación habitual, son swings de los personajes principales.

Bravo a cada uno de ellos, pues son una muestra del talento, preparación, responsabilidad, entrega, profesionalismo que exige el teatro, especialmente el musical. A cada uno de ellos espera, es evidente y justo, un futuro maravilloso.

“Bule Bule. El show” ofrecerá dos últimas funciones, los lunes 5 y 12 de febrero, en el teatro Milán, en la colonia Juárez. Confiemos en que más que un adiós este cierre de temporada sea sólo un hasta luego. El teatro y el público lo merecen.


La premisa es realmente sencilla: En los años 50/60, dos grupos musicales juveniles se enfrentan en un programa televisivo, “Bule Bule. El show”, y reviven muchos de los grandes éxitos radiofónicos de esos tiempos.

A primera vista se puede pensar que los espectadores para esta puesta en escena se reducirían a gente alrededor de 60 o 70 años, que vivieron la época de esplendor del rock and roll, y acuden atraídos por la nostalgia.

Sin embargo, en cualquiera de sus ya cientos de funciones es evidente que el público va desde niños, sin exagerar, hasta gente de la tercera edad, con una mayoría evidente de jóvenes, que materialmente enloquecen con esta puesta en escena para la cual hay un calificativo preciso: ¡Estupenda!

Un poco de historia. Hace una década se estrenó este pequeño musical que anunciaba apenas cuatro funciones. El impacto fue inmediato, y de tal tamaño, que esas primeras presentaciones se agotaron y la temporada se prolongó hasta convertirse en uno de los grandes éxitos de la temporada.

El elenco original incluía a la siempre recordada y admirada Hiromi, Majo Pérez y Paola Mingüer, Mario Sepúlveda, Iker Madrid, Diego Medel, Luis Carlos Villarreal y José Luis Rodríguez “El Guana”. Todos ellos desarrollaron y crecieron en sus carreas y hoy son pilares del musical en nuestro país.

Ante la demanda del público, hace unos meses se reestrenó el montaje, para el que los productores Daniel Delgado y Carlos Martínez Vidaurri volvieron a reunir al equipo creativo original, y armaron un nuevo elenco que pinta para súper estrella.

La trama incluye además de grandes éxitos musicales situaciones chuscas, divertidas, perfectamente planteadas desde la dramaturgia, estupendamente montadas (coreográfica y actoralmente) y súper bien interpretadas.

El libreto de Joserra Zúñiga tuvo como base la idea original desarrollada por Daniel Delgado, Paola Mingüer y Diego Medel, y cobró vida con la dirección escénica de Anahí Allué y la coreografía de Jacobo Toledo.

Complementan el equipo creativo y de producción un grupo de profesionales de primera, cuyo talento y experiencia se nota en cada pequeño-gran detalle del montaje. Entre ellos están: Félix Arroyo, Estela Fagoaga, Miguel Jiménez, Kaori Hayakawa, Melissa de la Campa, Daniela Espino…

Y evidentemente todos ellos trabajan para apuntalar la labor de quienes dan la cara arriba del escenario.

En esta ocasión se trata de nueve jóvenes, muy jóvenes en realidad, que verdaderamente tienen un desempeño estupendo, que les exige, de entrada, dos grandes talentos: cantar maravillosamente y tener una enorme vis cómica. A estas virtudes hay que sumar su frescura, entrega, entusiasmo, fuerza escénica. Y todos lo cumplen a cabalidad.

El elenco lo encabeza “El Guana”, el único integrante del elenco original. Y lo completan Ana Rivero, Miranda Labardini y Carolina Heredia, en la esquina femenina; y Humberto Mont, Jonathan Portillo, Emiliano Ochoa y Esván Lemus, en la masculina. Además de Chema Ortega y Begoña Ibarreche, quienes junto a su pequeña participación habitual, son swings de los personajes principales.

Bravo a cada uno de ellos, pues son una muestra del talento, preparación, responsabilidad, entrega, profesionalismo que exige el teatro, especialmente el musical. A cada uno de ellos espera, es evidente y justo, un futuro maravilloso.

“Bule Bule. El show” ofrecerá dos últimas funciones, los lunes 5 y 12 de febrero, en el teatro Milán, en la colonia Juárez. Confiemos en que más que un adiós este cierre de temporada sea sólo un hasta luego. El teatro y el público lo merecen.