/ domingo 14 de noviembre de 2021

Entre piernas y telones | El mundo según Mafalda

A mi mamá, en su cumpleaños 80.

Inmersivo, interactivo, vivencial, incluyente, participativo… y otros calificativos similares abundan hoy en el mundo, especialmente en lo que se refiere al espectáculo.

Películas, exposiciones, recorridos, deportes, experiencias, encuentros, coloquios, y por supuesto obras de teatro se han subido en esta ola que, a todas luces, es lo que el público espera y quiere, ahora que ser espectador ya no es suficiente.

En este entorno llega, ¡por fin!, a la ciudad de México El mundo de Mafalda, una exhibición interactiva nacida hace aproximadamente tres lustros en el museo Barrilete, en Córdoba, Argentina, y desde donde saltó al mundo hispano y lo ha conquistado a plenitud.

¿Qué hace una recomendación sobre una exposición en un espacio dedicado al teatro?

La respuesta a esta interrogante está en ese primer párrafo de este texto, pues El mundo de Mafalda se anuncia como Exhibición interactiva y realmente lo es, y de manera superlativa.

Con la curaduría original de Quino, el “padre” de Mafalda, esta propuesta consta de 14 módulos o secciones en los que no sólo se ven y admiran las tiras que se publicaron por primera vez hace cerca de 60 años, sino que se puede interactuar, crear, modificar, proponer, protestar… tal y como la mismísima Mafalda lo haría.

Cada módulo es una experiencia distinta, y el participante se encontrará, por ejemplo, con una réplica exacta del auto de la familia, el siempre recordado Citroen 2CV; podrá estar dentro de la recámara de Mafalda, o junto con ella rechazar airadamente el maternal plato de sopa en el comedor de la casa.

Felipe, Manolito, Susanita, Libertad, Miguelito, Guille… todos y cada uno de los personajes de esta emblemática historia forman parte del recorrido, que incluye otras áreas como Mafalda TVO, en la que se exhiben los 60 cortos que existen sobre esta niña eterna.

También está el Taller de los recursos, en los que los visitantes podrán crear sus propias viñetas, con los personajes nacidos de la genialidad de Quino.

Y ya subidos en el tren de la participación y la creatividad, adultos y niños pueden ser parte activa de secciones como El taller de los inventos, Los derechos de los niños, Galería de tiras, Los juegos, El autor, Los gustos y los disgustos de Mafalda, sólo por mencionar algunas.

Cuando Mafalda nació, el 29 de septiembre de 1964, el mundo vivía temeroso por la Guerra Fría, y padecía la corrupción, las injusticias, la pobreza, las deficiencias educativas, los malos gobiernos, los abusos del poder, la represión policíaca… Como se ve las cosas no han mejorado mucho.

Pero en contraparte existían Los Beatles, los amigos, los juegos, la primavera, la familia, las vacaciones, la playa… Todo eso que también hoy podemos disfrutar.

Si bien esta exhibición atrae principalmente a los adultos, por obvias razones, una vez que los jóvenes y niños se acercan y descubren a Mafalda, también quedan atrapados y se convierten en fans de un personaje que está más vigente que nunca.

El mundo según Mafalda estará abierta al público a partir del viernes 26 de noviembre, y durante seis semanas, en el Paseo Interlomas; y luego recorrerá otras seis ciudades del país.

El mundo de Mafalda, una exhibición interactiva, en la que todos podemos ser actores.

A mi mamá, en su cumpleaños 80.

Inmersivo, interactivo, vivencial, incluyente, participativo… y otros calificativos similares abundan hoy en el mundo, especialmente en lo que se refiere al espectáculo.

Películas, exposiciones, recorridos, deportes, experiencias, encuentros, coloquios, y por supuesto obras de teatro se han subido en esta ola que, a todas luces, es lo que el público espera y quiere, ahora que ser espectador ya no es suficiente.

En este entorno llega, ¡por fin!, a la ciudad de México El mundo de Mafalda, una exhibición interactiva nacida hace aproximadamente tres lustros en el museo Barrilete, en Córdoba, Argentina, y desde donde saltó al mundo hispano y lo ha conquistado a plenitud.

¿Qué hace una recomendación sobre una exposición en un espacio dedicado al teatro?

La respuesta a esta interrogante está en ese primer párrafo de este texto, pues El mundo de Mafalda se anuncia como Exhibición interactiva y realmente lo es, y de manera superlativa.

Con la curaduría original de Quino, el “padre” de Mafalda, esta propuesta consta de 14 módulos o secciones en los que no sólo se ven y admiran las tiras que se publicaron por primera vez hace cerca de 60 años, sino que se puede interactuar, crear, modificar, proponer, protestar… tal y como la mismísima Mafalda lo haría.

Cada módulo es una experiencia distinta, y el participante se encontrará, por ejemplo, con una réplica exacta del auto de la familia, el siempre recordado Citroen 2CV; podrá estar dentro de la recámara de Mafalda, o junto con ella rechazar airadamente el maternal plato de sopa en el comedor de la casa.

Felipe, Manolito, Susanita, Libertad, Miguelito, Guille… todos y cada uno de los personajes de esta emblemática historia forman parte del recorrido, que incluye otras áreas como Mafalda TVO, en la que se exhiben los 60 cortos que existen sobre esta niña eterna.

También está el Taller de los recursos, en los que los visitantes podrán crear sus propias viñetas, con los personajes nacidos de la genialidad de Quino.

Y ya subidos en el tren de la participación y la creatividad, adultos y niños pueden ser parte activa de secciones como El taller de los inventos, Los derechos de los niños, Galería de tiras, Los juegos, El autor, Los gustos y los disgustos de Mafalda, sólo por mencionar algunas.

Cuando Mafalda nació, el 29 de septiembre de 1964, el mundo vivía temeroso por la Guerra Fría, y padecía la corrupción, las injusticias, la pobreza, las deficiencias educativas, los malos gobiernos, los abusos del poder, la represión policíaca… Como se ve las cosas no han mejorado mucho.

Pero en contraparte existían Los Beatles, los amigos, los juegos, la primavera, la familia, las vacaciones, la playa… Todo eso que también hoy podemos disfrutar.

Si bien esta exhibición atrae principalmente a los adultos, por obvias razones, una vez que los jóvenes y niños se acercan y descubren a Mafalda, también quedan atrapados y se convierten en fans de un personaje que está más vigente que nunca.

El mundo según Mafalda estará abierta al público a partir del viernes 26 de noviembre, y durante seis semanas, en el Paseo Interlomas; y luego recorrerá otras seis ciudades del país.

El mundo de Mafalda, una exhibición interactiva, en la que todos podemos ser actores.