/ domingo 21 de noviembre de 2021

Entre piernas y telones | Tres grandes en el Helénico

Efímero es un calificativo que define a la perfección el hecho teatral. Apenas ha sucedido y ya es recuerdo.

Menciono esta contundente verdad, porque hoy domingo cierran su temporada dos estupendas puestas en escena, y el miércoles próximo una más, que tienen como denominador común los espacios del Centro Cultural Helénico, por lo que son las últimas oportunidades de verlas.

Richard Viqueira tiene en vez de cerebro una caja de sorpresas y creatividad que no para nunca. Cuando crees que ya lo has visto todo vuelve a sorprenderte con una propuesta que nunca te hubieras imaginado y que, por lo general, son un reto para el público, y en esta ocasión nunca mejor dicho.

Dios juega a los videojuegos y yo soy su puto Mario Bro$ es el singular título de un montaje aún más singular con el que Viqueira (como autor y director) hace una reflexión profunda, fuerte, descarnada y al mismo tiempo completamente lúdica de la realidad que vivimos día a día.

Violencia, sexo, abusos, corrupción, política, desamor, competencia, son algunos de los muchos temas a los que el público se enfrenta y con los que juega en el Foro 4 Espacio Alternativo, en los que participan Valentina Garibay, Nane Aguilar, Ana Corti, Margarita Lozano, Omar Adair, Pastor Aguirre, David Blanco, Ángel Luna y el mismo Viqueira.

La experiencia (inmersiva sería poco para calificarla) dura 60 minutos que se viven a intensidad pura, y hoy hay aún tres oportunidades de vivirla: 18:00, 19:00 y 20:00 horas.

Beautiful Julia es el título del segundo montaje que hoy domingo a las 13 horas ofrece su última función en La gruta.

Escrita por Maribel Carrasco y dirigida por Boris Schoemann, Beautiful Julia es una puesta en escena maravillosa, fuerte, impactante, aleccionadora, de ésas que te cimbran hasta lo más profundo, y que al mismo tiempo se goza de principio a fin.

La trama podía ser, en principio, el retrato de lo que se vive cotidianamente en cualquier secundaria o preparatoria: un chico nuevo llega a mitad del curso, lo cual despierta la curiosidad de sus compañeros. ¿qué pasó para que tuvieran que cambiarlo de escuela? A esto hay que sumar el abuso de los lidercillos estudiantiles, el bullying habitual y, por supuesto, las hormonas desatadas en todos los niveles.

Obviamente todo le llega al público con la cara y el cuerpo de un grupo de muy talentosos y muy jóvenes actores: Fernanda Echevarría, Rebeca Roa, Baruch Valdés, Rodrigo Olguín, Alfredo Veldañez y Ulises Galván.

Mañana, el martes y el miércoles son las últimas funciones de Julieta tiene la culpa, escrita y dirigida por la talentosa Bárbara Colio, con las actuaciones de Verónica Merchant, Carmen Mastache y Sofía Sylwin.

Julieta tiene la culpa narra el encuentro casual de tres mujeres comunes: una ama de casa, una estudiante y una profesora sin trabajo, no pueden entrar a la obra extranjera más esperada de la ciudad. Afuera llueve, así que deciden permanecer en el lobby tratando de espiar lo que sucede dentro del gran teatro.

Ellas son tres mujeres en el aquí y ahora, inspiradas en tres icónicos personajes del teatro universal: Blanca, de Un tranvía llamado deseo; Nina, de La gaviota; y Nora, de Casa de muñecas, con el sorpresivo resultado que puede tener este encuentro/choque.


A correr al Helénico, última llamada.


Efímero es un calificativo que define a la perfección el hecho teatral. Apenas ha sucedido y ya es recuerdo.

Menciono esta contundente verdad, porque hoy domingo cierran su temporada dos estupendas puestas en escena, y el miércoles próximo una más, que tienen como denominador común los espacios del Centro Cultural Helénico, por lo que son las últimas oportunidades de verlas.

Richard Viqueira tiene en vez de cerebro una caja de sorpresas y creatividad que no para nunca. Cuando crees que ya lo has visto todo vuelve a sorprenderte con una propuesta que nunca te hubieras imaginado y que, por lo general, son un reto para el público, y en esta ocasión nunca mejor dicho.

Dios juega a los videojuegos y yo soy su puto Mario Bro$ es el singular título de un montaje aún más singular con el que Viqueira (como autor y director) hace una reflexión profunda, fuerte, descarnada y al mismo tiempo completamente lúdica de la realidad que vivimos día a día.

Violencia, sexo, abusos, corrupción, política, desamor, competencia, son algunos de los muchos temas a los que el público se enfrenta y con los que juega en el Foro 4 Espacio Alternativo, en los que participan Valentina Garibay, Nane Aguilar, Ana Corti, Margarita Lozano, Omar Adair, Pastor Aguirre, David Blanco, Ángel Luna y el mismo Viqueira.

La experiencia (inmersiva sería poco para calificarla) dura 60 minutos que se viven a intensidad pura, y hoy hay aún tres oportunidades de vivirla: 18:00, 19:00 y 20:00 horas.

Beautiful Julia es el título del segundo montaje que hoy domingo a las 13 horas ofrece su última función en La gruta.

Escrita por Maribel Carrasco y dirigida por Boris Schoemann, Beautiful Julia es una puesta en escena maravillosa, fuerte, impactante, aleccionadora, de ésas que te cimbran hasta lo más profundo, y que al mismo tiempo se goza de principio a fin.

La trama podía ser, en principio, el retrato de lo que se vive cotidianamente en cualquier secundaria o preparatoria: un chico nuevo llega a mitad del curso, lo cual despierta la curiosidad de sus compañeros. ¿qué pasó para que tuvieran que cambiarlo de escuela? A esto hay que sumar el abuso de los lidercillos estudiantiles, el bullying habitual y, por supuesto, las hormonas desatadas en todos los niveles.

Obviamente todo le llega al público con la cara y el cuerpo de un grupo de muy talentosos y muy jóvenes actores: Fernanda Echevarría, Rebeca Roa, Baruch Valdés, Rodrigo Olguín, Alfredo Veldañez y Ulises Galván.

Mañana, el martes y el miércoles son las últimas funciones de Julieta tiene la culpa, escrita y dirigida por la talentosa Bárbara Colio, con las actuaciones de Verónica Merchant, Carmen Mastache y Sofía Sylwin.

Julieta tiene la culpa narra el encuentro casual de tres mujeres comunes: una ama de casa, una estudiante y una profesora sin trabajo, no pueden entrar a la obra extranjera más esperada de la ciudad. Afuera llueve, así que deciden permanecer en el lobby tratando de espiar lo que sucede dentro del gran teatro.

Ellas son tres mujeres en el aquí y ahora, inspiradas en tres icónicos personajes del teatro universal: Blanca, de Un tranvía llamado deseo; Nina, de La gaviota; y Nora, de Casa de muñecas, con el sorpresivo resultado que puede tener este encuentro/choque.


A correr al Helénico, última llamada.